Publicidad
Publicidad

La principal accionista de BMW muere a los 89 años

Johanna Quandt lideraba una de las familias más ricas y poderosas de Alemania; era viuda de Herbert Quandt, a quien conoció en los años 50 cuando era su secretaria
La familia Quandt es señalada como cercana al partido de la canciller Angela Merkel. (Foto: EFE )
johanna Quandt bmw

Johanna Quandt, principal accionista del grupo automovilístico alemán BMW, murió el lunes a los 89 años de edad, anunciaron este miércoles sus hijos, citados en un comunicado de la fundación familiar.

La familia Quandt es una de las más poderosas y ricas de industriales alemanes.

Con sus dos hijos, Susanne Klatten y Stefan Quandt, Johanna controlaba el 46.7% del capital del constructor automovilístico, y poseía diversas participaciones en otras empresas alemanas.

Viuda del empresario Herbert Quandt, Johanna Maria Quandt, cuyo apellido original era Bruhn, nació en 1926 y era una de las figuras más conocidas de los imperios familiares que caracterizaron el auge de la economía alemana.

Publicidad

Las causas de su muerte no fueron comunicadas y la familia se limitó a precisar que murió en su casa de Bad Hombourg, en el Estado regional de Hesse (centro).

Su familia es una de las más conocidas de Alemania y en 2013 ofreció una donación de dinero importante al partido conservador de la canciller Angela Merkel.

Poco después de la reelección de Merkel para un tercer mandato, los Quandt donaron cerca de 700,000 euros a la Unión demócrata-cristiana (CDU).

La oposición afirmó que ese generoso regalo podía estar relacionado a la voluntad del gobierno de rechazar las normas europeas más obligatorias para los automóviles en materia de rechazos de CO2.

Publicidad

Merkel ha sido calificada de ‘canciller del automóvil’, pues ha apoyado desde hace años a este sector automovilístico clave de la industria de su país, famoso en el mundo entero pues los vehículos alemanes son sinónimo de calidad.

Johanna Maria Quandt conoció a Herbert Quandt, gran industrial alemán, en los años 50, cuando era su secretaria.

Luego de la muerte en 1982 del empresario, con quien se casó en 1960, asumió la jefatura del imperio, antes de retirarse y ser reemplazada por sus hijos. Se desempeñó como vicepresidenta del consejo de vigilancia de BMW durante 15 años, hasta 1997.

La discreta más rica de Alemania

Publicidad

El presidente de BMW, Harald Krüger, destacó "la convicción y la pasión" manifestadas por esta mujer, que permaneció siempre discreta pese a su fortuna.

La familia Quandt se convirtió en 2014 en la mayor fortuna de Alemania con un patrimonio de unos 31,000 millones de euros, según la clasificación del semanario Manager Magazin.

Superó así a los hermanos fundadores del grupo de supermercados de bajo precio Aldi.  

También posee partes en el especialista de fibras de carbono SGL Carbon y en el grupo químico Altana.

Publicidad

El apellido Quandt también está relacionado con las horas más sombrías de la historia alemana, pues uno de sus ancestros, Günther Quandt, empleó 50,000 trabajadores forzosos bajo el régimen nazi, explotándolos hasta el punto que algunos murieron.

Su empresa armaba y equipaba a las tropas hitlerianas durante la Segunda Guerra Mundial y se enriqueció considerablemente gracias al despojo a los judíos.

Pero la familia Quandt autorizó hasta 2011 la publicación de un libro implacable de un historiador alemán.

Susanne Klatten, hija de Johanna Quandt, fue noticia en 2009, al ser víctima de un hombre que la sedujo y amenazó con publicar imágenes de sus relaciones íntimas si no le daba dinero.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad