Publicidad
Publicidad

Moody’s pone en revisión a la baja calificación de Pemex

La decisión se toma por la débil generación de efectivo tras la caída en los petroprecios, explica; la empresa puede enfrentar grandes necesidades de endeudamiento, añade.
Las calificaciones actuales de Pemex son A3 a escala global y Aaa.mx a escala nacional. (Foto: Shutterstock )
pemex

Moody’s colocó las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) en revisión a la baja debido a la débil generación de efectivo tras la caída en los precios del crudo , y el perfil financiero de la petrolera en lo que va del año que se perfila para seguirse deteriorando.

“La revisión de las calificaciones surgió por la expectativa de Moody’s que la depresión de los precios del petróleo reducirá aún más la generación de flujo de efectivo de Pemex y ocasionará que incremente el apalancamiento del balance general por varios años”, argumentó la calificadora en un comunicado divulgado este martes.

Las calificaciones actuales de Pemex son ‘A3’ a escala global, que significan un riesgo crediticio bajo; y ‘Aaa.mx’ a escala nacional, la cual es la nota más fuerte posible, en relación con otros emisores locales.

Publicidad

Éstas reflejan “las grandes reservas de hidrocarburos de la compañía, las cuales ascendieron a alrededor de 13,400 millones de barriles de equivalente (boe, por sus siglas en inglés) en 2014, correspondientes a 10 años de vida”, agregó.

La calificadora destacó que la empresa estatal ha incrementado su deuda durante años para financiar grandes desembolsos para pago de impuestos, derechos e inversiones de capital, sin lograr incrementos sostenidos en la producción ni eficiencias operativas.

“Aun cuando los precios del petróleo se encontraban en su nivel pico en 2014, el flujo de efectivo operativo de 9,100 millones de dólares fue insuficiente para cubrir los desembolsos para inversiones de capital de 15,700 millones de dólares”.

Publicidad

Pemex, según Moody’s, tendrá necesidades de endeudamiento mucho mayores para financiar el flujo de efectivo libre negativo ahora que los precios del petróleo se desplomaron.

La mezcla mexicana de exportación cerró este martes en 34.16 dólares por barril. El precio del crudo mexicano ha caído 24.8% en lo que va del año.

“A menos que el Gobierno provea importantes inyecciones de capital o reduzca la carga fiscal y derechos de manera significativa, Moody’s espera que Pemex tenga necesidades de endeudamiento mucho mayores en 2016 y 2017, lo que incrementará los saldos de deuda muy por arriba de los niveles históricos en tiempos en los que la producción se encuentra estancada y la rentabilidad y el flujo de efectivo están muy débiles”.

Publicidad

En el primer semestre del año, Pemex perdió 185,176 millones de pesos, un aumento de 109% respecto a igual periodo de un año antes.

Pemex responde que no es la única petrolera afectada

Petróleos Mexicanos respondió que ocho de las principales petroleras en el mundo, sin precisar cuáles, también han tenido una revisión a la baja en su calificación o perspectiva crediticia, tras la decisión de Moody's.

Publicidad

“Pemex, al igual que el resto de la industria petrolera, se ha visto afectada por la importante caída en los precios internacionales del petróleo, iniciada desde junio de 2014”, resaltó la petrolera en un comunicado con su postura oficial.

La empresa destacó las acciones que ha realizado para contener y reducir costos para enfrentar la caída de los precios del crudo, como el poder asociarse con compañías del sector privado para cumplir con sus proyectos de inversión.

“Se trabaja con el Gobierno Federal para lograr las migraciones de asignaciones a contratos y las asociaciones con el sector privado en el área de exploración y producción (farmouts), así como nuevos contratos incentivados para desarrollar campos (...) se tienen importantes proyectos de asociación en otras áreas de la cadena productiva, como la transformación industrial y logística, las cuales se irán dando a conocer en los próximos meses”, explicó Pemex.

Publicidad

Además, presumió que ha trabajado para contener y reducir sus costos con medidas como la renegociación de contratos con proveedores y reducciones en servicios personales.

La petrolera explicó que el 11 de agosto alcanzó un convenio administrativo sindical que será la base para reducir el pasivo pensionario en un plazo de no más de 90 días.

"Los ahorros que se generen como resultado de estos cambios, representarán una mejora sustancial de la estructura de capital de la compañía, no sólo por el efecto del cambio de régimen de pensiones, sino también por la parte de dicho pasivo que asumirá el Gobierno Federal", estimó la empresa.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad