Publicidad
Publicidad

Donald Trump ‘explota’ la Ley de Quiebras de EU

El aspirante a la presidencia presume haber usado las leyes de protección a favor de sus empresas; Trump ha acudido a los tribunales principalmente por sus propiedades en Atlantic City.
Donald Trump aspira a la presidencia de Estados Unidos.  (Foto: Reuters)
Donald Trump

Donald Trump se jacta de lo bien que se han desempeñado sus empresas en bancarrota . Y, de hecho, ninguna otra gran empresa estadounidense se ha acogido al Capítulo 11 más veces que el imperio de casinos de Trump en los últimos 30 años.

“He utilizado las leyes de este país... las leyes de capítulos (de bancarrota), para hacer un gran trabajo para mi empresa, para mí, para mis empleados, para mi familia”, dijo durante el primer debate presidencial republicano, el 6 de agosto.

Trump afirma que las empresas exitosas se declaran en bancarrota todo el tiempo. En el debate, dijo “virtualmente cada persona de la que leas en la primera plana de las secciones de negocios ha utilizado la ley (de bancarrota)”.

Pero los hechos no sustentan el comentario anterior.

A pesar de ejemplos de alto perfil, como General Motors, Lehman Brothers y la mayoría de las principales aerolíneas de Estados Unidos, menos del 20% de las empresas públicas con activos de 1,000 millones de dólares o más se han declarado en bancarrota en los últimos 30 años, según datos del Bankruptcy.com y S&P Capital IQ.

Trump nunca se ha declarado en bancarrota personal. Pero ha presentado cuatro quiebras empresariales, que Bankruptcy.com afirma que convierten a Trump en el principal solicitante en las últimas décadas. Todos ellas se enfocaron en los casinos que solía poseer en Atlantic City. Todas fueron reestructuraciones bajo el Capítulo 11, que permite que una empresa siga operando mientras se deshace de la deuda que debe a bancos, empleados y proveedores.

Publicidad

Él no se avergüenza de haberse deshecho de tanta deuda . “Estos prestamistas no son bebés. Son completos asesinos”, dijo en el debate. “Estas no son personas buenas y dulces”.

He aquí un vistazo al historial de bancarrota de Trump.

1. Trump Taj Mahal, 1991

La primera declaración de quiebra de Trump fue probablemente la más personalmente dolorosa para él. Para obtener los fondos que necesitaba vendió un yate de 282 pies, así como el Trump Shuttle, la aerolínea que operaba en aquel entonces y que volaba entre Washington, D.C., Nueva York y Boston, de acuerdo con informes de los medios de aquella época.

Tuvo que renunciar a la mitad de su participación accionaria en el Trump Taj Mahal, pero logró mantener el control de la propiedad. Su mayor acreedor fue el financiero Carl Icahn, quien mantuvo 400 millones de dólares en bonos. Ahora Icahn es la selección de Trump para secretario del Tesoro en caso de que sea elegido presidente.

2. Trump Castel Associates, 1992

Publicidad

En menos de un año estaba de regreso en la corte de bancarrota por sus otros casinos de Atlantic City. Esta quiebra incluyó el Trump Plaza Hotel en Nueva York, el Trump Plaza Hotel and Casino en Atlantic City, así como el Trump Castle Casino Resort. Renunció a la mitad de sus intereses en el New York Plaza ante Citibank, pero retuvo su participación en los casinos.

3. Trump Hotel & Casino Resorts, 2004

Trump no volvió a la corte de bancarrota sino hasta noviembre de 2004, cuando solicitó deshacerse de la deuda en sus diversos casinos de Atlantic City y un barco en Indiana. Fue otro paso veloz por la corte de bancarrota; la compañía se deshizo de 500 millones de dólares en deuda y salió de la bancarrota el siguiente mes de mayo. Trump entregó el control mayoritario de la empresa a sus tenedores de bonos, pero permaneció como el mayor accionista individual, y una vez más, mantuvo el control de los casinos.

4. Trump Entertainment Resorts, 2009

Su quiebra más reciente se produjo en 2009, después que la empresa incumplió un pago de bonos por 53.1 millones de dólares. Eso de cierta forma significó el final para Trump en Atlantic City. Aunque su nombre se mantuvo en tres casinos, renunció al consejo directivo y renunció a su participación restante en la empresa.

“Tuve buen juicio, y he recibido mucho crédito en las páginas financieras, hace siete años dejé Atlantic City antes de que se hundiera por completo”, dijo durante el debate.

Publicidad

Los dos casinos de Atlantic City que todavía tenían el nombre de Trump se declararon en quiebra una vez más en 2014. En aquel entonces, Trump se aseguró de que la gente supiera que él ya no operaba la empresa, e interpuso una demanda para que su nombre fuera retirado.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad