Publicidad
Publicidad

Shell obtiene ‘luz verde’ para comprar BG Group

La anglo-holandesa obtuvo la aprobación de la junta de revisión de inversión extranjera australiana; planean adquirir a BG Group por 70,000 millones de dólares.
Los analistas esperaban que Shell registrara ganancias por 4,000 mdd en el trimestre.  (Foto: Archivo)
shell logo (Foto: Archivo)

Royal Dutch Shell obtuvo este jueves la aprobación de la junta de revisión de inversión extranjera de Australia a su propuesta para adquirir a BG Group Plc por 70,000 millones de dólares, lo que deja a China como el último paso en las autorizaciones regulatorias para implementar el acuerdo.

La aprobación incluye una condición inusual que busca evitar disputas entre la Oficina de Impuestos Australiana (ATO, por sus siglas en inglés) y el grupo fusionado, en medio de los intentos del país por contener las prácticas de las multinacionales de trasladar utilidades y pagar menos tributos.

"He aprobado (...) la propuesta de Royal Dutch Shell plc (Shell) para adquirir a BG Group plc (BG), bajo la condición de que Shell provea un compromiso para relacionarse con ATO de manera transparente en asuntos tributarios tras la adquisición de BG y su integración a las operaciones de Shell", dijo el ministro de Finanzas australiano, Scott Morrison.

Publicidad

Lee: Shell acuerda megafusión petrolera con la británica BG

Shell y BG dijeron que ahora están a la espera de la autorización del Ministerio de Comercio de China y añadieron que el acuerdo sigue en vías de ser completado a inicios del 2016.

La condición impuesta por Australia requiere que Shell llegue a un acuerdo con la oficina de impuestos internos sobre cómo transferir tarifas y préstamos entre las diferentes divisiones de la compañía y otros asuntos antes de presentar su declaración de impuestos sobre el grupo fusionado.

Publicidad

El compromiso no afectará el valor de la fusión, ya que Shell ya cuenta con una política de "cumplimiento corporativo" en relación al pago de impuestos en Australia, dijo un portavoz.

En tanto, Beijing está presionando a la compañía anglo-holandesa para que mejore los contratos de suministro de gas por miles de millones de dólares con grandes empresas chinas antes de entregar su autorización a la operación de fusión, dijeron fuentes cercanas a las discusiones.

Si se lleva a cabo, será la primera gran fusión en el sector en más de una década, que permite a la petrolera anglo-holandesa recortar la distancia que la separa del líder estadounidense ExxonMobil.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad