Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Con el futuro hipotecado

La arquitectura espectacular quedará como prueba de la prepotencia, irresponsabilidad; sus construcciones son el legado que nos dejó la soberbia de los promotores del derroche.

Después de muchos años de exuberancia irracional del mercado, parece que terminó la juerga del liberalismo económico, que dio paso a un capitalismo de casino, en el que especular fue mejor que producir y gastar mejor que ahorrar, actitud a la que la práctica de la arquitectura no escapó.

Por años, el endeudamiento de los gobiernos, de las instituciones y de millones de compradores parecía no tener límite. Aunque hubo serios avisos de que la situación era insostenible fue muy difícil que, ante el deslumbramiento de ganancias cada vez más grandes y más fáciles, se atendiera cualquier llamado a la sensatez. Ante esa cruda realidad, sólo queda lamentarse o cambiar las cosas.

Es evidente que la arquitectura espectacular producida bajo esas condiciones quedará como prueba de la irresponsabilidad, prepotencia y soberbia de los promotores del derroche. No considerar desde su diseño las características de clima, orientación y entorno físico generó una enorme cantidad de edificios en los que el dispendio en el consumo de recursos fue de tal proporción que inevitablemente hubo que imponer normas y controles a esos excesos. Sin embargo, los llamados a la prudencia fueron ignorados.

La práctica de la arquitectura se encuentra ahora, a escala mundial, en una profunda crisis. Ante la ruina moral y
financiera de años de irresponsable especulación y deterioro ambiental es imprescindible la sensatez y la dignificación del oficio. Esta es una oportunidad para actuar con ética, eficiencia y responsabilidad, y así construir una arquitectura que dignifique la calidad de nuestras ciudades y además sea útil y bella.

Ya no hay excusas para actuar como si nada hubiera pasado. Requerimos profundos cambios en la enseñanza y en la práctica profesional, para estar mejor preparados y para trabajar en un entorno económico diferente. Es ahora, o nunca...

____________________ 

Publicidad

*Arquitecto e investigador en temas de urbanismo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad