Publicidad
Publicidad

Arquitecto y artista de la ruptura

Exponen la obra de uno de los promotores del movimiento artístico que rompió con el nacionalism

El Museo Nacional de Arquitectura inauguró la muestra “Salvador Pinoncelly arquitectura, luz y palabra”, que tendrá lugar hasta el 5 de octubre en el tercer nivel del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

La exposición pretende rendir un homenaje póstumo a quien fuera uno de los críticos de arquitectura más prolíficos y parte de la generación que en los cincuentas promovió el arte abstracto para encontrar vertientes artísticas distintas a las propuestas por la Escuela Mexicana y sus arquetipos nacionalistas.

Mediante vitrales, artículos, ensayos, libros, pinturas, un mural y un video, la muestra permitirá conocer la trayectoria de un personaje “multifacético, preocupado por el quehacer de las artes plásticas y su proyección social”, indicó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Publicidad

Pinoncelly en el tiempo
1932.
Nació en Torreón Coahuila.
1953. A los 21 años estudió arquitectura en la UNAM.
1955. Formó parte del equipo editorial de la sección Urbe de Excélsior.
1960 a 1968. Expuso trabajos colectivos en el Salón Universitario de Pintura, la UNAM, el Salón de la Acuarela y el Palacio Nacional.
1969. Expuso de manera individual en la Sociedad de Arquitectos Mexicanos.
1970. Década en la que incursionó en el diseño y en la realización de vitrales.

El artista
Creador nato.
Multifacético.
Técnica versátil.
Propuestas innovadoras.
Trazos rápidos.
Líneas libres con la plumilla, lápiz, pincel o espátula.
Espontaneidad y sensibilidad para captar imágenes con un sentido no figurativo y muchas veces con abstracción total.
Formas femeninas y elementos que reflejan una preocupación social.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad