Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: La pregunta real: ¿Cómo lograr la 'afganización'?

El autor analiza las decisiones que deberá tomar el equipo de Obama en cuanto al retiro de tropas de Afganistán
mié 22 junio 2011 04:45 PM
EU - tropas en Afganistán
EU - tropas en Afganistán EU - tropas en Afganistán

Nota del editor: Bing West es autor, más recientemente, de "The Wrong War: Grit, Strategy and the Way Out of Afghanistan". Él fungió como asistente del secretario de la Defensa en la administración Reagan y fue un infante de marina en Vietnam.

(CNN) — La decisión esperada del presidente Obama de reducir el número de tropas en Afganistán de 100,000 a 90,000 a finales de 2011, y hasta 70,000 a finales de 2012 , parece razonable. 

El tema más importante, cómo hacerlo, es probable que se decida de manera discreta este otoño basado en recomendaciones de un nuevo equipo militar integrado por el Secretario de Defensa, el Jefe del Estado Mayor, el Comando Central de Estados Unidos y el comandante en Afganistán.

Publicidad

Aquí están los hechos que importarán

Primero, la meta estadounidense de prevenir que Afganistán se convierta en un santuario terrorista cuando se retiren las tropas americanas. A diferencia de la situación de los 90, Pakistán no le dará las armas y vehículos a los talibanes para ataques convencionales en las carreteras principales para apoderarse de Kabul. Los paquistaníes no están de humor para ser antagónicos de Estados Unidos, y nuestro poder aéreo podría devastar dicho ataque.

En vez de eso, la preocupación dentro del comando militar es que los talibanes puedan reunir fuerza en las áreas rurales. En este escenario, mientras los talibanes obtienen control del campo, el ejército afgano se quedaría en las ciudades y en sus tribus. En esencia, la preocupación es por el colapso del ejército afgano. El ejército afgano, no la actitud de la población, es la clave para la estabilidad.

La estrategia de "oleada" elegida por Obama en 2009 al incrementar las tropas estadounidenses de 70,000 a 100,00. La oleada sirve en el sur, debido a los esfuerzos de Estados Unidos. Los Marines agresivos de Estados Unidos limpiaron la provincia de Helmand, pero a un costo del doble de muertos que en cualquier otra parte. Si todas las fuerzas estadounidenses pelearan de forma tan agresiva como los Marines por cuatro años más, entonces al final de 2014 las tropas estadounidenses tendrían la mayor parte del terreno clave de Afganistán. 

Pero dado que Pakistán sigue siendo un santuario de 2,414 kilómetros en donde las tropas estadounidenses no pueden ganar la guerra. Los talibanes todavía podrán atacar en 2015, la fecha que Obama prometió que Estados Unidos ya no seguiría combatiendo. Eso significa que la verdadera pelea será cuando las tropas estadounidenses salgan.

Si las tropas estadounidenses pelean de forma agresiva por cuatro años más, el costo para Estados Unidos hasta 2014 podría ser de hasta 1,700 muertos más y 400,000 millones de dólares. Estados Unidos está peleando una guerra de desgaste que podría debilitar a los talibanes a que negocien. 

Pero en la lucha no se ha ganado a la gente, lo cual debería de pasar para poder ganarle a la contrainsurgencia, En Iraq, eso sí pasó. Los musulmanes sunitas se opusieron en contra de los insurgentes y el gobierno fue capaz de retomar la pelea de los estadounidenses. En Afganistán las tribus no han apoyado a la fuerza estadounidenses. Las tribus a lo largo de la frontera sobreviven como camaleones. Ello esperan a que los talibanes regresen cuando se salgan los estadounidenses.

La actitud de las tribus en Afganistán no ha cambiado, pese a los 18,000 millones de dólares gastados en proyectos económicos reportado por el Comité del Senado de Relaciones Exteriores. En su lugar, durante 10 años ha tenido éxito en crear una cultura de títulos.

Los afganos esperan que nosotros les demos dinero y luchemos por ellos. El informe del comité citado reporta que  se iniciaron 16,000 proyectos económicos solamente por los militares de Estados Unidos, como si su misión era actuar como Cuerpo de Paz gigante. La mayor parte de este dinero no ha provocado mayor cambio en la guerra, y ha debilitado la voluntad de los afganos a confiar en sí mismos en vez de los extranjeros.

Los dirigentes militares de Estados Unidos creen que nuestros soldados deben luchar durante años más, porque en la actualidad 20,000 talibanes pueden derrotar a las 200,000 fuerzas afganas. La razón es que los talibanes creen en su causa y reemplazan a los líderes de abajo hacia arriba, a pesar de sus pérdidas debido a la deserción. Así que Estados Unidos está desarrollando un gran ejército afgano para sustituir los números por el espíritu de lucha.

Sin embargo, Estados Unidos tiene poca influencia en la selección de los líderes militares afganos. Este es un gran problema y quizá fatal. La voluntad del Ejército afgano para combatir y el liderazgo hacen que las demás preocupaciones sean pequeñas.

Así que la cuestión principal no es la modesta reducción en el número de tropas que Obama está a punto de anunciar. En cambio, la cuestión es lo que el equipo militar nuevo recomendará en otoño como la estrategia para acelerar la afganización

Una opción será la creación de un Cuerpo Asesor de 20,000 miembros. Esto es más importante que continuar el aumento de fuerza para aumentar el control de más terreno que debe ser entregado a los soldados afganos que son inútiles. Necesitamos más consejeros al punto de llamar a combatir, para que los soldados afganos sientan que pueden ganar. En la actualidad, contamos con demasiados equipos de asesores  que son demasiado pequeños para patrullar. Los asesores no pueden infundir confianza en los afganos a menos que refuercen el tamaño de los equipos de asesores de aproximadamente 20 a 60. 

El nuevo equipo militar debe evaluar si la mejor estrategia es seguir con soldados estadounidenses peleando, o sustituir muchas de nuestras unidades de combate con los amplios equipos de asesores. En la actualidad, hay un estadounidense en Afganistán por cada dos soldados afganos. La nueva misión de alto nivel militar debe decidir si es mejor una relación de 10 soldados afganos por cada estadounidense. 

Además, para los próximos 10 años, Estados Unidos deberían de pagarle directamente a los miembros del ejército afgano, sin pasar por civiles poco confiables en Kabul para hacerlo. Si hay un acuerdo negociado, los talibanes van a surgir como una facción armada de la subversión dentro del estado. Pero sin un acuerdo, el ejército afgano se enfrenta a una larga guerra. De cualquier manera, el ejército afgano debe estar seguro del apoyo directo de Estados Unidos, a un costo de 10,000 millones  de dólares al año, aun cuando nuestras fuerzas se hayan ido.

Publicidad
Publicidad