Crea un entorno de aprendizaje eficaz

Es imperativo que los profesores comprendan las necesidades de sus alumnos, dice Kimberly Diangelo; involucrarse en sus actividades y dar retroalimentación específica promueve una comunidad de apoyo.
salon de clase  (Foto: Photos to Go)
Kimberly Diangelo Moore*
CIUDAD DE MÉXICO -

Existen muchos métodos o estrategias a los que pueden recurrir los profesionales de la educación para transmitir, con éxito, el apoyo y la atención al entorno escolar. La primera estrategia de enfoque consiste en ‘conocer a los alumnos y expresar interés en ellos como individuos'. Para los educadores, es imperativo conocer a sus estudiantes para entender mejor cómo llegar a ellos en forma efectiva. Sin importar si nuestra herencia cultural y antecedentes son parecidos a los de nuestros estudiantes, nos será útil saber más acerca de los factores que influyen en sus vidas (Jones & Jones, 2007). Al tener la oportunidad de trabajar con estudiantes de diferentes contextos culturales, como es mi caso, es necesario adoptar medidas para comprender sus necesidades y orientaciones específicas para lograr ser un educador eficaz.

Si la implementación se realiza de forma adecuada, esta estrategia construye una comunidad de atención y apoyo como pilares esenciales. Desde mi propia labor educativa, para alcanzar lo que esta estrategia pretende es provechoso emplear conversaciones individuales, demostrando interés en las actividades de los estudiantes y enviando cartas y notas a los alumnos.

La segunda estrategia utilizada es ‘comunicar altas expectativas a absolutamente todos los estudiantes'. A través de una variedad de maneras sutiles y no tan sutiles, solemos transmitir a algunos escolares que son brillantes, capaces y responsables, mientras que otros reciben el mensaje de que son torpes, incapaces e irresponsables (Jones & Jones, 2007). Por ello, esta estrategia es extremadamente importante para facilitar la creación de una comunidad de atención y apoyo en el aula. Todos los estudiantes deben ser alentados por igual en la búsqueda de la excelencia. Un educador no debe permitir que sus esfuerzos diarios por proporcionar y facilitar el aprendizaje se vean influidos por la procedencia étnica o socioeconómica de sus estudiantes. En cuanto a oportunidad educativa y logros potenciales se refiere, todos los alumnos deben ser vistos con igualdad. Al aplicar esta estrategia, el plan presta atención a los estudiantes desde una perspectiva igualitaria y justa. Más aún, se exigirá el mismo trabajo y esfuerzo de aquellos con bajo rendimiento como de aquellos considerados con alto rendimiento.

En tercer lugar, la estrategia de ‘ofrecer feedback específico y descriptivo' es fundamental para promover la atención y el apoyo en el salón de clases. Al ofrecer a los estudiantes evaluaciones y comentarios positivos, los profesores pueden ayudar a que los escolares reconozcan el mérito de sus éxitos, a la vez que aprenden a valorar su capacidad para controlar el entorno escolar en formas positivas (Jones & Jones, 2007). Esta estrategia es particularmente necesaria para desarrollar la autoestima de los alumnos en los foros públicos. 

En conclusión, estas estrategias son fundamentales para construir o establecer una comunidad de atención y apoyo en el aula. Los estudios en el tema sugieren que muchos profesores esperan conductas menos aceptables y un menor rendimiento académico de los estudiantes pertenecientes a minorías (Weinstein, Gregory, & Strambler, 2004). Por ello, debería ser nuestra meta asegurarnos de que nadie caiga en esa categoría. Cada niño es importante y merece el mejor esfuerzo que cada educador pueda dar. Las estrategias mencionadas aquí ayudarán a construir eficazmente el tipo de entorno donde esa realidad pueda florecer.

*Kimberly Diangelo Moore es el coordinador Regional de Idiomas de la Universidad del Valle de México, Campus Torreón.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Costa Rica quiere recolectar 25 toneladas de plástico en ocho horas
Te Recomendamos
×