Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Guardar datos importantes en celulares, un riesgo en California

El gobernador Jerry Brown veta una ley que buscaba limitar las facultades de la policía para inspeccionar teléfonos sin la orden de un juez
mar 11 octubre 2011 09:00 PM
EU-celulares
EU-celulares

Nota del editor: Amy Gahran escribe sobre tecnología móvil para CNN.com. Es una autora del área de la bahía de San Francisco y consultora de medios. Su blog, Contentious.com , explora la forma en la que las personas se comunican en la era digital.

(CNN).- Jerry Brown, gobernador de California, EU, vetó el proyecto de ley que hubiera prohibido a la policía del estado registrar los teléfonos móviles de las personas que tienen bajo arresto sin una orden judicial.

"Esta medida (la ley) revocaría una decisión de la Corte Suprema de California que permite a los oficiales de la policía registrar de forma legal en los teléfonos celulares de las personas que arrestan", dijo el gobernador en un breve comunicado .

"Los tribunales son más adecuados para resolver los problemas complejos y los casos específicos que se relacionan con la protección constitucional de los registros y decomisos".

El veto de Brown consternó a los defensores de la privacidad y a otras personas que creen que puede dar pie a que funcionarios excesivamente entusiastas pisoteen los derechos constitucionales de los ciudadanos.

Mark Leno, un senador local que apoyó el proyecto de ley SB 914, respondió: "Este veto es muy lamentable. El mensaje que da el gobernador es muy incoherente. Cuando consideras toda la información a la que tienes acceso en un smartphone, si estuvieras en cualquier otro lado, la policía necesitaría una orden judicial para buscarla. Así que no tiene sentido fabricar una excepción legal para registrar los smartphones".

Publicidad

De acuerdo con el reglamento de la Asamblea de California, los legisladores estatales deben esperar un año antes de volver a intentar introducir la legislación.

En el verano, la Legislatura de California aprobó por unanimidad la SB 914. La propuesta de ley buscaba dar protección contra el registro sin una orden judicial, para resguardar la información personal y privada contenida en el teléfono móvil de las personas bajo arresto.

La inspiración de este proyecto de ley surgió luego de un fallo emitido en enero por la Corte Suprema de California , en el caso de Gregory Díaz. Después de su detención por cargos relacionados con posesión de drogas en 2007, un policía del departamento del condado de Ventura revisó los mensajes de texto del teléfono de Díaz y encontró algunos SMS comprometedores.

El dictamen del tribunal estatal permite a la policía de California tener acceso a cualquier información almacenada en el teléfono de la persona detenida: fotografías, libreta de direcciones, historial de navegación en internet, datos de las aplicaciones (incluyendo aplicaciones de redes sociales), mensajes de voz, chats, historial de búsquedas y más.

También, dependiendo del uso de servicios que permiten la localización o las aplicaciones que almacenan los datos en el teléfono, la policía podría inferir la ubicación anterior del detenido.

El 3 de octubre, la Corte Suprema de Estados Unidos  negó la petición de audiencia para el caso Díaz. Así que con el veto del gobernador, el fallo del tribunal estatal se mantiene como ley en California.

En una publicación en un blog que habla del veto del gobernador, el profesor de derecho  Orin Kerr  sostuvo que "el gobernador Brown lo entendió al revés", porque las legislaturas tienden a moverse con más rapidez que los tribunales —una ventaja importante cuando se trata de temas que involucran a la siempre cambiante tecnología.

Kerr también señaló que existe un conflicto de interés cuando el Poder Ejectutivo, que supervisa la aplicación de la ley en el estado, está en condiciones para bloquear leyes que limitarían la aplicación de la ley.

¿Qué pasará después? Hanni Fakhoury, abogado de Electronic Frontier Foundation (que apoyó el proyecto de ley de California y trata este tema en todo el país), espera que aumenten las "expediciones de búsqueda" por parte de las fuerzas de seguridad, en las que se involucren teléfonos celulares.

"Creo que comenzaremos a ver más registros cuestionables en teléfonos celulares, en arrestos que no tienen nada que ver con los teléfonos móviles", dijo.

Citó un caso reciente ante el Sexto Tribunal de Apelaciones de California en Silicon Valley, donde la policía detuvo a un conductor creyendo que manejaba bajo la influencia del alcohol.

Al momento de arrestar al sospechoso, los agentes buscaron en su teléfono celular y encontraron evidencia que indicaba la probable actividad de tráfico de drogas, que no tenía relación con el motivo original de su arresto. El tribunal apoyó el registro, por lo que la evidencia del teléfono se usó legalmente en el caso.

Además de los temas vinculados a la Cuarta Enmienda por autoincriminación, tanto Fakhoury como Leno opinaron que este veto plantea claras preocupaciones sobre las Primera Enmienda y la libertad de prensa en California —y tal vez en otros lugares, ya que los gobiernos de otros estados y sus tribunales podrían decidir qué hacer acerca de los registros en celulares sin una orden judicial.

Teniendo en cuenta la cantidad de manifestantes de Occupy Wall Street que utilizan los teléfonos celulares para organizarse y dar a conocer las marchas que se extienden en todo Estados Unidos, Fakhoury dice: "La policía de California podría decidir arrestarte por perturbar la paz, o por un campamento ilegal, y después revisar tu teléfono y ver los mensajes que llegan por parte de los organizadores".

Leno agrega: "Los periodistas que cubren las manifestaciones y otros eventos que atraen la atención de la policía deberían de preocuparse por no ser arrestados, y que la información que reunieron, incluyendo la información de sus fuentes, termine en manos de la policía".

Ya que varios estados luchan con este tema, Fakhoury espera que probablemente termine ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

Pero mientras tanto, si estás en California y te preocupan tu privacidad y tus derechos constitucionales, es una buena idea proteger tu celular y tus otros dispositivos electrónicos con una contraseña.

En una historia que contamos en enero acerca de los registros en celulares sin orden judicial, Catherine Crump, de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, por sus siglas en inglés), dijo a CNN que si mantienes bloqueado tu celular, "la policía te puede solicitar desbloquearlo —lo que mucha gente hará. Pero es casi seguro que ellos no podrán obligarte a desbloquearlo sin la intervención de un juez".

Las opiniones expresadas en este artículo únicamente pertenecen a Amy Gahran.

 

Publicidad
Publicidad