Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Qué podemos aprender sobre la ruptura de Kardashian y Humphries?

Eldivorcio entre la celebridad y el basquetbolista deja algunas lecciones sobre el matrimonio para los fanáticos
mié 02 noviembre 2011 01:23 PM
Kim
Kim Kim

Nota del editor: Sara Benincasa es escritora y comediante. Es coanfitriona del podcast Sex and other human activities (Sexo y otras actividades humanas). Sus memorias, Agorafabulous! (William Morrow/HarperCollins), serán lanzadas en febrero.

Mientras el mundo llora el prematuro fin  del matrimonio de la celebridad profesional Kim Kardashian  con el alto profesional del basquetbol Kris Humphries, ¿tú cómo estás lidiando con ello?

Probablemente no muy bien, sobre todo si viste por televisión su boda de 20 millones de dólares (por la cual supuestamente gastaron cero dólares, ya que varios patrocinadores se hicieron cargo de los gastos de la joven —pobre pero trabajadora— pareja) el 20 de agosto. Estaban tan enamorados.

Los aficionados al deporte y los aficionados al sexo por igual han derramado incontables lágrimas por la ruptura entre un hombre que rebota una pelota para ganarse la vida y una mujer que alguna vez se grabó en un momento sexy con el hermano pequeño de Brandy.

Sin embargo, aunque todos reconocemos que Kim y Kris son los mejores seres vivos de la Tierra o de cualquier otro planeta, no todos pueden ponerse de acuerdo sobre qué lecciones sacar de este triste estado de las cosas. Afortunadamente, como la voz de mi generación, estoy dispuesta a explicar las cinco cosas más importantes que tú y tus amigos deberían aprender del divorcio inminente de Kim y Kris.

1. Dar 400,000 dólares de Perrier-Jouet en tu propia boda no asegura el éxito de un matrimonio. Necesitas champaña Cristal para eso.

Publicidad

2. El pescado y los familiares después de tres días apestan, pero los cónyuges pueden durar hasta 24 veces más.

¿Alguna vez has estado atrapado en un auto con tu amada familia durante más de tres horas? Es horrible, y probablemente los amas más que a cualquier otra gente en el mundo.

Kim y Kris lo hicieron funcionar durante 72 días completos. ¡Eso es 1,728 horas de estar juntos sin interrupciones! En vez de criticarlos, reconozcamos su larga duración. Teniendo en cuenta que probablemente se quedaron sin palabras después del primer día, es bastante asombroso que duraran tanto.

3. Contrariamente a la creencia popular, es una mala idea casarse con un tipo que tiene el mismo nombre que tu madre.

Especialmente cuando tu mamá se describe en Twitter como “MAMÁ, MANAGER, MOMAGER, AMANTE DE LA VIDA, AMANTE DE CRISTO”.

4. Si en el primer matrimonio no tienes éxito... probablemente también fracasarás en el segundo.

Al igual que muchos otros miembros de su generación, Kim se enamoró y tuvo un matrimonio inicial que no duró mucho tiempo. Me refiero, por supuesto, a su primera boda: se casó con el productor Damon Thomas cuando tenía 19 años y se divorció cuatro años más tarde. Solo recuerda, la tercera es la vencida. Tal vez.

5. La relación trasero-cintura no guarda relación con la relación matrimonio-divorcio.

Eso es decir bastante.

Y ahora, que comience la sanación.

Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente de Sara Benincasa

Publicidad
Publicidad