Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Por qué Messi y Guardiola son los mejores del mundo?

Pedro Pinto habla de los reconocimientos que recibieron los futbolistas como mejores futbolista del mundo y entrenador, respectivamente
vie 13 enero 2012 09:55 AM
AFP
Messi-FIFA-AFP AFP

Nota del editor: Pedro Pinto, conductor de deportes de CNN, analiza por qué Lionel Messi y Pep Guardiola fueron elegidos por la FIFA como el mejor jugador y el mejor entrenador de 2011, respectivamente. 

(CNN)— Esta semana viajé a Zurich para cubrir la ceremonia de premiación del Balón de Oro 2011 de la FIFA. El evento coronó a Lionel Messi como el mejor futbolista del planeta y a Pep Guardiola como el mejor entrenador en el futbol.

No discuto ninguno de los dos premios, ya que el pequeño futbolista argentino y el entrenador español disfrutaron de un año increíble en el que el Barcelona ganó cinco de seis trofeos posibles.

Mientras estaba en Suiza, varios colegas me preguntaron por qué pensaba que el Barcelona es tan bueno. ¿Es la escuela, se reduce a la genialidad de Messi , o tal vez a la capacidad para crear jugadas de Xavi?

Sin duda, todos esos factores contribuyeron al éxito del equipo, pero después de observar detalladamente y de hablar con los jugadores y el entrenador, creo que la verdad yace en algo todavía más profundo.

Soy uno de los pocos privilegiados que han tenido la oportunidad de pasar tiempo de calidad con algunos de los atletas más importantes del mundo. A través de mi trabajo en CNN y como presentador en las galas de la FIFA y de la UEFA, he podido observar la vida y los hábitos de los jugadores de futbol más famosos y puedo decirte que hay algo en el entrenador del Barcelona y en los jugadores que los hace diferentes.

Publicidad

Todo se reduce a su mentalidad y filosofía, que se basa en tres factores: unidad, igualdad y respeto.

¿Sabes qué hizo Messi cuando ganó su tercer Balón de Oro consecutivo? Le agradeció a Xavi. ¿Qué hizo Guardiola cuando recogió su premio? Se lo dedicó a su asistente, Tito Villanova.

Se olvidaron de sus logros individuales y en lugar de eso se centraron en el trabajo en equipo. Nunca se trata del "yo", siempre se trata del "nosotros".

En la conferencia de prensa antes de la ceremonia, le pregunté a Guardiola y a Alex Ferguson, otro nominado para el premio de entrenador del año, si Messi ya debería ser considerado como el mejor jugador de todos los tiempos.

Fergie no dudó. El veterano director técnico del Manchester United elogió la habilidad del futbolista argentino y lo comparó con gente de la talla de Alfredo Di Stefano, Diego Maradona y Pelé.

¿Qué hizo Pep? Inmediatamente señaló que Messi solo pudo brillar gracias al grupo de jugadores que lo rodean, y resaltó que si continúa trabajando duro con sus compañeros de equipo, entonces algún día tal vez pueda considerarse entre los mejores de la historia del futbol.

Para Pep, todo el mundo es igual. Todo el mundo es igual de valioso. No sorprende que Samuel Eto’o pasó al Inter de Milan en 2009. No es de extrañar que su reemplazo, Zlatan Ibrahimovic se consideró como alguien que no era necesario. Estos dos jugadores no pusieron al equipo por delante de ellos y eso simplemente no es aceptable para Pep.

Cuando se trata de respeto, quedé muy impresionado con la cantidad que Guardiola  —a los 40 años y un entrenador relativamente novato dado que tomó el mando del Barcelona en 2008— tiene por la historia del deporte y cuánto (respeto) sienten los jugadores por él.

Antes, durante y después de la gala, Pep pasó la mayor parte del tiempo hablando con Ferguson, el entrenador británico más exitoso después de 25 años llenos de trofeos para el Manchester United.

Podías ver la admiración en sus ojos cuando hablaba con el entrenador de 70 años. A pesar de que superó al director técnico escocés en dos finales de la Liga de Campeones de Europa y tiene una increíble cosecha de títulos en su corta carrera, fue claro para mí que todavía se sentía como un aprendiz y consideraba a Fergie como a un maestro.

En cuanto a la relación de Pep con sus jugadores, puedo decir que es increíblemente sana. Lo respetan y estiman y harían lo que fuera por él. Porque a todos los trata justa y equitativamente; se sienten cómodos en su propia piel no tienen que intentar ser alguien que no son.

Una última palabra sobre Messi. Como Xavi me dijo esta semana, el futbolista de 24 años probablemente rompa todos los récords en su carrera, pero déjame decir que sigue siendo tan humilde como siempre.

Hace cinco años entrevisté a Leo por primera vez y desde entonces he hablado muchas veces con él, y no ha cambiado. El dinero, la fama y el estilo de vida no le han afectado para nada.

Todavía es el chico que adora jugar futbol y que no se ha dado cuenta de lo especial que es. Por el bien del juego y del Barcelona, espero que nunca lo haga.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Pedro Pinto.

Publicidad
Publicidad