Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: El Foro CNN es un ejercicio novedoso pero perfectible

El espacio de diálogo propuesto por CNN México y CNN en Español es distinto a los debates porque incluye la participación ciudadana
mar 24 abril 2012 04:36 PM
obrador
despedida Foro cnn AMLO

Nota del editor: María Elena Meneses es profesora e investigadora del Tecnológico de Monterrey. Puedes seguirla en su cuenta de Twitter  @marmenes

(CNNMéxico) — El arranque del primer encuentro electrónico ciudadano en una contienda electoral mexicana estuvo lleno de sobresaltos. La noche del domingo un fallo técnico sacó del aire el que sería el primer ejercicio con la candidata del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota. 

La audiencia quedó desconcertada y uno que otro tuitero expresó en 140 caracteres especulaciones y despropósitos sobre la causa, explicada oportunamente por los responsables del enlace satelital.

Más allá de la técnica, el denominado Foro CNN merece unas líneas de análisis, no solo por la novedad en el contexto mexicano , sino por el antecedente que deja, en un país atiborrado de encuestas y de spots de 30 segundos como cuasi único vehículo de información electoral.

Se trata de una adaptación del formato estadounidense de los Electronic Town Halls utilizados desde hace algunos años en ese país y popularizados por el presidente Barack Obama como un mecanismo de inclusión ciudadana en la toma de decisiones y en la orientación de la agenda pública.

Se diferencian de los debates televisivos por la participación de los ciudadanos vía redes digitales y medios convencionales, ausentes en los formatos rígidos de la era pre Internet, que en México se usan desde 1994 y en algunas democracias desde los sesenta, a raíz del célebre encuentro Nixon-Kennedy.  

Publicidad

Formato rígido y anacrónico para la era de la convergencia multicanal, la participación y la generación de contenidos ciudadanos.

Los encuentros electrónicos no pueden prescindir de las redes sociales, ni del periodismo ciudadano del cual, CNN es pionera con su experimento iReport.
Requieren de moderador o editor que filtre las preguntas, sin censura, cuidando la diversidad de voces para evitar un ejercicio caótico y desbordado.

Ayer le tocó estrenar el formato al candidato del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador , en un encuentro novedoso pero que todavía mostró un desequilibrio en favor de algunas formas de antaño, por la escasez de preguntas provenientes de las redes sociales y del nutrido público asistente al foro , seleccionado por la empresa de estudios de opinión Ipsos-Bimsa.

El tipo ideal de Town Hall otorga poder mínimo al moderador que usualmente es periodista o directivo y un papel central a las preguntas ciudadanas y al politico en cuestión, de cuyos cuestionamientos puntillosos y destreza para responder respectivamente, depende el éxito o fracaso del ejercicio.

En la democracia representativa, al ciudadano se le menciona en los discursos, se le encuesta e intenta seducir con slogans, pero rara vez se le incluye en la toma de decisiones o en el acontecer de una campaña electoral.

En la democracia participativa, la que a decir de muchos estudiosos pudiera ser favorecida por Internet, se incluye a la ciudadanía mediante este tipo de experiencias, que redundan en modelos de democracia electrónica más avanzados como el e-gobierno o e-parlamento.

No son el ágora griega, pero sí un sustituto de los encuentros cara a cara en sociedades urbanizadas y complejas, en las que la brecha poder político-ciudadanos se torna cada vez más profunda.

Falta que veamos el encuentro con tres candidatos presidenciales, este jueves y la próxima semana, para poder hacer una valoración del ejercicio en su totalidad. Por lo pronto, se agradecen propuestas y apuestas distintas , aunque perfectibles, que pretendan tener de eje al ciudadano.

Los debates televisivos, como los dos que veremos los mexicanos en el actual proceso electoral, pactados, diseñados, estructurados por los propios partidos para no resultar incómodos, son propios de otros tiempos.

Los ciudadanos requieren experiencias de participación electrónica, con todo y las imperfecciones que puedan tener en el primer intento.

Ya es tiempo de que candidatos, partidos y medios mexicanos asuman lo aburrido que resultan sus viejas estrategias mediáticas. Renovarse o morir.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a María Elena Meneses.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad