Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: El deporte mexicano, 'politizado' y sin un plan institucional

Uno de los grandes obstáculos que enfrenta el deporte nacional es que se plantea de forma sexenal

Nota del editor: Nelson Vargas Basáñez ha estado vinculado al deporte durante 50 años. Como entrenador nacional y director técnico de natación, acumuló triunfos y/o récords en todas las competencias que integran el ciclo olímpico. Se desempeñó como Director General de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) de 2000 a 2006. Ganó el Premio Nacional del Deporte en 1978 y 1982. Dirige el grupo de centros de acondicionamiento físico integral NelsonVargas Family Fitness .

(CNNMéxico) — Es una historia que vivimos cada cuatro años. Invariablemente, tras la celebración de los Juegos Olímpicos, en México tenemos la costumbre de preguntar al aire, esperando encontrar una respuesta congruente, ¿qué hacer para que nuestro deporte florezca?, ¿qué medidas se deben tomar para cambiar el rumbo y los resultados de nuestros atletas?, ¿cómo hacer para detectar, desarrollar y masificar el talento humano con el que contamos?
 
Publicidad
De igual manera, cada seis años, durante las elecciones presidenciales, nos hacemos las mismas preguntas, pero en un contexto distinto, según la visión y los planes del nuevo gobierno en materia deportiva. En este 2012, nos toca abordar el tema por ambos lados, al mismo tiempo.
 
No me quiero adelantar a los hechos, pero lo he vivido ya muchas veces en el pasado. Estoy seguro de que estas preguntas llegarán cuando concluyan los Juegos Olímpicos de Londres 2012, porque el pronóstico de cara a la justa veraniega es poco alentador.
 
Publicidad
De ninguna manera quiero parecer negativo, ni mucho menos pretendo desacreditar el esfuerzo de nuestros atletas y autoridades deportivas pero, salvo en tres o cuatro deportes en particular, México tiene escasas posibilidades de superar las expectativas.
 
Haciendo un análisis del talento humano, y tomando en cuenta el nivel de los rivales a los que se enfrentarán nuestros deportistas , así como el periodo acortado de preparación para muchos de ellos, y factores como clima —se espera calor y mucha humedad—, horario y un entorno desconocido, mi pronóstico va de 1 a 3 medallas, difícilmente alguna de oro.
 
Publicidad
Podemos hablar de clavados y taekwondo como las dos disciplinas en las que
competiremos por el podio olímpico. Sin embargo, encabezados por Paola Espinosa y María del Rosario Espinoza, respectivamente, recordemos que ambos deportes son calificados por apreciación y el peso sociopolítico, en determinado momento, puede influir en el la decisión de los jueces. Así que no hay nada seguro.
 
Tiro con arco, con Juan René Serrano al frente, es otro deporte en el que, aunque nunca se ha ganado nada, podría dar la sorpresa en Londres 2012. Y desde luego, está el futbol, equipo en el que se tienen esperanzas, incluyendo las mías, ante lo mostrado hasta ahora por un grupo de jóvenes sumamente capaces.
Publicidad
 
¡Ojalá me equivoque! Me encantaría ver a numerosos representantes nacionales subir al podio, pero de 1 a 3 preseas es nuestra realidad. No generemos falsas expectativas.
 
Desde la primera participación de México en Juegos Olímpicos , en 1924, el promedio de metales del país por edición es 2.6, y me parece que Londres 2012 no será la excepción.
Publicidad
 
Si queremos campeones, hay mucho por hacer, así que, por un lado está el banquete olímpico, y por el otro estuvo la elección presidencial. Me atrevo a decir a que muy pocos, o nadie, eligieron al candidato de su preferencia de acuerdo a su propuesta en materia deportiva, pero definitivamente es un tema que debe estar entre las prioridades del próximo presidente de México, porque el deporte no es solo alto rendimiento, sino también la vía más adecuada para combatir males sociales, como sedentarismo, obesidad y delincuencia juvenil.
 
Pero voy al punto que nos concierne en este caso, que es el deporte de alto rendimiento.
Publicidad
 
Uno de los grandes obstáculos que enfrenta el deporte nacional es que se plantea de forma sexenal, y está totalmente "politizado", además de que no corresponde a un plan institucional permanente, que busque su desarrollo y dé seguimiento.
 
Para el deporte en México, los cambios en el gobierno federal suelen ser duros golpes, porque cada quien "jala por su lado". 
Publicidad
 
Por ello, pienso que el gobierno federal debe asumir su responsabilidad con una política de Estado, trabajar conforme a una planeación sólida y no permitir que asociaciones civiles se entrometan en actividades que no les corresponden y que 'sangran' el presupuesto.
 
Creo que al menos en los últimos 40 años, el Comité Olímpico Mexicano (COM) ha hecho sentir a los gobernantes que la responsabilidad de conformar a los representativos nacionales corresponde a ese organismo y no a la Comisión Nacional del Deporte (Conade), que por ley, es la máxima autoridad deportiva en México.
Publicidad
 
Necesitamos que el nuevo presidente de México sea un líder con mano dura y una visión clara en ese sentido. Se tiene que poner énfasis en elegir a las personas correctas para la dirigencia de nuestro deporte, y estas personas, a su vez, deben trabajar en conjunto, con capacidad y compromiso real, contra la corrupción; deben unirse para recuperar credibilidad, en un esfuerzo que se expanda a todo el país.
 
El acercamiento de esta gente debe ser deportivo, no político. Claro que se nota el progreso en ciertos estados del país, pero todos trabajan por separado y así es como han logrado destacar, no a través de una estructura planeada y estandarizada.
Publicidad
 
¡Pero esto no aplica solo para el alto rendimiento!
 
La cultura deportiva, que no existe como tal en México, comienza con la educación de los hijos; enseñarles los beneficios y valores de la actividad física como hábito y brindarles espacios para desarrollarse, sin pretextos.
Publicidad
 
Se debe invertir —y vuelvo a lo mismo, ¡con planeación!— en la generación de entrenadores y profesionales de calidad, o contratarlos del extranjero, pero dar seguimiento a su trabajo. El sistema educativo es una de las claves para aspirar al éxito en el alto rendimiento.
 
Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Nelson Vargas Basáñez.
Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad