OPINIÓN: ¿Qué le deparan los astros al bebé real?, según su horóscopo...

El nuevo miembro de la realeza británica es Cáncer, lo que podría significar que será una persona sensible y necesitada de seguridad
El bebé real marcó tendencia en redes sociales
Autor: Karen Branch, especial para HLN | Otra fuente: 1

Nota del editor: Karen Branch es astróloga y miembro activo de la Sociedad Astrológica de la Zona Metropolitana de Atlanta, Estados Unidos.

(HLN) — ¡La espera terminó! El bebé real nació el 22 de julio de 2013 a las 16:24 horas (tiempo de Londres).

Como soy astróloga, desde que me enteré de la noticia me apresuré a trazar su carta astral. Una carta astral comienza a partir de la hora, fecha y lugar exactos del nacimiento. Básicamente es un mapa de las posiciones del Sol, la Luna y los planetas durante el momento en el que respiró por primera vez.

Entonces, ¿el príncipe es Cáncer o Leo? Cuando nació, el Sol estaba en Cáncer; sin embargo, de haber ocurrido tan solo 30 minutos después, ¡habría sido Leo! Los planetas Mercurio, Marte y Júpiter también transitaban por Cáncer, por lo que este signo influirá mucho en su personalidad.

Al ser Cáncer, será sensible y tendrá fuertes necesidades de seguridad. El hogar y la familia siempre serán esenciales para él. Tiene suerte de que su padre, el príncipe Guillermo, duque de Cambridge, también sea Cáncer y de que su madre, la duquesa Catalina, tenga la Luna en ese signo: eso significa que ambos tienen aptitudes paternales innatas. Podrán criarlo para que sea amable, compasivo y empático con los demás.

Si llega a tener hermanos, posiblemente intervendrá en su crianza y será bastante protector.

Como futuro rey, será un líder fuerte e intuitivo que siempre estará pendiente de las necesidades y los sentimientos de los demás.

Cuando el príncipe nació, había una luna llena cerca, lo que significa que el Sol y la Luna se encuentran en signos opuestos. Su Luna está en Capricornio, por lo que su naturaleza sentimental estará en equilibrio con el sentido práctico, una aguda emoción de responsabilidad y una capacidad auténtica para ser líder. Será naturalmente disciplinado, ambicioso y decidido. Su madre, Catalina, tiene el Sol en Capricornio y sin duda moldeará estas características en su hijo.

El ascendente del bebé real es Escorpión, lo que reflejará su personalidad externa y su apariencia. Tal vez luzca misterioso y carismático: ¡las personas con este ascendente son famosas por tener una mirada intensa y penetrante! Como es otro signo relacionado con los sentimientos intensos y la pasión, el príncipe será muy perceptivo, un poco como un detective o un psicólogo. Podrá detectar matices sutiles en las personas y en cada situación que se presente. Al mismo tiempo será bastante reservado.

El mayor reto del príncipe será aprender a manejar toda esta intensidad y sensibilidad. Es importante que desde una tierna edad sienta seguridad y protección. De otra forma, podría quedar a merced de los cambios de ánimo, lo que lo haría vulnerable y necesitado.

En el momento de su nacimiento, había un inusual y bello triángulo entre tres planetas: Júpiter, Saturno y Neptuno. Lo que en la astrología se conoce como Gran Trino de Agua. En su máxima expresión, esto dará al príncipe tendencias idealistas y visionarias, así como un fuerte sentido de la justicia social y la igualdad. También le da la capacidad de actuar y hacer realidad esos sueños.

¡No puedo evitar preguntarme si tal vez una parte de la energía de la princesa Diana se transmitió a este pequeño para que siga sus pasos!

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Karen Branch.

Lee más historias de entretenimiento en HLN.
Ahora ve
Tokio tendrá el edificio de madera más alto del mundo
Te Recomendamos
×