OPINIÓN: El petróleo con potencial alcista, limitado por especuladores

Generalmente el especulador de las materias primas también lo es en el mercado de acciones, opina Roberto Ruarte.
Medición  Las materias primas o commodities pueden medirse por el índice de GSCI Goldman Sachs Commodity Index.  (Foto: Shutterstock)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Tanto en conferencias, seminarios, reportes como por este mismo medio venimos haciendo notar que estamos en el poder más alto de la historia de la Bolsa de Estados Unidos, comparado con el índice de materias primas o commodities.

Las materias primas o commodities pueden medirse por el índice de GSCI Goldman Sachs Commodity Index. También existen diferentes índices como el Bloomberg Commodity Index y el CRB, inclusive se pueden operar en el mercado de futuros.

Lee: BP presume 100 gasolineras en México

En los índices pesan mucho el petróleo y los derivados del petróleo, pero tenemos metales básicos, preciosos, alimentos, materias primas para indumentaria entre otros, es lo que tú como persona seguro consumes.

Todos consumimos maíz, trigo en nuestras comidas, usamos ropa de algodón, cargamos combustible en la gasolinera; para construir un edificio se usa el hierro, el alumnio, el zinc; el cobre para las comunicaciones y los cableados para teléfonos fijos o televisión por cable, es decir que el índice de commodities son las materias primas que usamos frecuentemente en nuestros días.

Las diferentes materias primas son producidas y vendidas, y compradas por las personas que luego de varios procesos te lo harán llegar como producto final: un auto, una casa, una buena comida, un buen abrigo; pero en el mercado de Chicago, que es el mercado de futuros más importantes del mundo, los precios de las materias primas cotizan a diario y se reúnen tres tipos de participantes.

Lee: Richard Branson y otras empresas declaran la guerra al carbón

El primer tipo es el que produce y vende el producto, el segundo es el que compra el producto para poder transformarlo y que llega a ti; estos dos comerciales tienen un interés comercial en el producto.

El tercer tipo de participantes es el especulador que está siempre atento a oportunidades, comprando algodón, café, petróleo, oro; no porque vaya a consumirlo sino porque sube de precio y se siente atraído a participar en el mercado. De la misma manera, el especulador, cuando las materias primas bajan, puede apostar a la caída y beneficiarse con ella.

Generalmente el especulador de las materias primas también lo es en el mercado de acciones, es un conocedor de los mercados financieros, y lo que interesa es tomar ventaja de una valorización de algo que compró, o una desvalorización de algo que vendió apostando a una caída.

Lee: La EIA reduce proyección de demanda mundial de crudo en 2018

Si tomamos el viejo indicador de Goldman Sachs de Commodity index en 1970, necesitábamos 1.20 SP500 para comprarnos el índice de materias primas de Goldman, el promedio está en 4 Sp500, y llegó en malos momentos de Bolsa o gran momentos de materias primas a la zona d e8-9.

En la actualidad, necesitamos menos de 1 sp500 para comprar el índice GSCI, quiere decir que el poder de compra de la Bolsa de Estados Unidos está en el valor más alto de los últimos 60 años, ello es indicativo de que la Bolsa de Estados Unidos está caro y los commodities baratos, y que ese ratio se tiene que normalizar en los años siguientes.

Pemex halla yacimiento de más de 1,500 millones de barriles cerca de Veracruz

Sin embargo, la materia prima más importante de los índices de commodities suele ser el petróleo y los derivados del petróleo y su gráfica es la que aún nos deja dudas que el piso de 26 dólares del 2016 a pesar de haber ocurrido en el año Fibonacci haya sido definitivo.

Para nosotros existe un 70% de probabilidades que tarde o temprano el petróleo, en los próximos uno a tres años, regrese por debajo de los 26 dólares. El avance desde 26 a los niveles de 58 dólares ha motivado a muchos analistas ha sugerir que el proceso de caída del oro negro ha llegado a su fin no es nuestro caso.

La subida desde 26 dólares se ve más como un típico rebote con el mero objeto de recortar parte de las pérdidas sufridas previamente, en este caso desde 112 dólares a los 26 dólares; adicionalmente, la subida del petróleo ha llevado a los especuladores a acercarse al mercado y existen niveles récord en la historia de especuladores largos en el petróleo.

El precio del petróleo vive una cruda realidad

Según el último reporte de Chicago, existen 611000 contratos largos en el WTI, el más alto valor de la historia, muy por arriba de los 460000 contratos largos que había en el techo de 107 dólares del petróleo en junio del 2014 y de que se produjera el colapso bajista a los 48 dólares ese 2014; terminó en los 26 dólares en el 2016.

Podrás decir que en términos de montos no son igual 611000 contratos con un petróleo de 58 que 460000 contratos con un petróleo de 107 dólares, pero eso no cambia el concepto que los especuladores habituales seguidores de tendencia están descontando y apostando con fuerza a una gran recuperación del oro negro.

Para nosotros el mercado sanciona consensos y por lo tanto esta composición le da al petróleo un potencial limitado a los 60-62 dólares una zona de gran resistencia para el petróleo que representa los valores máximos del año 2015, inclusive el patrón de consolidación que hizo en el año 2017 es de triángulo, y los triángulos suelen indicar que la subida posterior es la última antes de cambiar la tendencia.

Lee: EU reduce sus existencias de petróleo más de lo esperado

El triángulo definió hacia arriba y si bien podemos esperar 60-62 dólares el barril en el WTI luego con un 70% de posibilidades veremos un cambio de tendencia, una consolidación de entre 30 y 60 para descender debajo de 26, en los próximos uno a tres años, o en su defecto una caída más rápida si se cayera Wall Street y no hubiera conflictos bélicos mediante.

Solo le damos un 30% de posibilidades de que el petróleo haya visto su piso en 26 y todo el mérito se lo llevaría el año Fibonacci, arriba de 63 dólares el barril es una posibilidad que debe ser seriamente considerada y subir sus probabilidades; que el piso de 26 haya sido definitivo es una buena noticia para que el ratio de materias primas mejore contra la Bolsa de Estados Unidos. Veremos.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Donald Trump le mete el pie al dólar y el peso se beneficia
Te Recomendamos
×