Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Puede un extranjero invertir libremente en inmuebles en México?

México es uno de los países con mayor número de kms de costa y fronteras en el mundo, por lo que el área restringida a extranjeros ocupa prácticamente la mitad del país, señala José Antonio Manzanero.
mié 06 junio 2018 11:43 AM
inversión inmobiliaria
¿Qué motivó a los legisladores a romper la veda a la inversión extranjera en las fronteras y costas? Promover el crecimiento económico al abrir espacios para que empresas mexicanas con capital extranjero pudieran invertir, y adquirir inmuebles, aclaran analistas. (Foto: nopparit/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: José Antonio Manzanero Escutia es presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — La inversión de los extranjeros en inmuebles en México ha sido motivo de larga polémica en el país, ya que frecuentemente se asocia con la soberanía nacional.

Los extranjeros pueden adquirir inmuebles sin restricciones en el territorio nacional, previa la celebración de un convenio con el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores –mejor conocido como Cláusula Calvo– salvo dos grandes excepciones: la primera, parcelas o terrenos ejidales y, la segunda, inmuebles ubicados en la zona restringida que corresponde a una franja de 100 km a lo largo de las fronteras y 50 km de ancho en las costas.

Lee: La inversión inmobiliaria se duplica en los últimos 6 años

Esta última limitante es importante ya que México es uno de los países con mayor número de kilómetros de costa y fronteras en el mundo, por lo que el área restringida a los extranjeros ocupa prácticamente la mitad del territorio nacional.

El Artículo 27 constitucional alude a esa franja en las fronteras y en las costas como una zona prohibida a la inversión extranjera, sin embargo, la Ley de Inversión Extranjera de 1993 matizó la denominación y la cambió por zona restringida, precisamente para abrirla a la inversión extranjera a través de ciertas figuras o sociedades, entre ellas el fideicomiso, las sociedades mexicanas con cláusula de admisión de extranjeros, e incluso las sociedades con inversión extranjera, en este último caso, siempre y cuando, no sean residenciales.

Publicidad

Lee: Consejos para invertir en este 2018

¿Qué motivó a los legisladores a romper la veda a la inversión extranjera en las fronteras y costas mexicanas? Promover el crecimiento económico al abrir espacios para que empresas mexicanas con capital extranjero pudieran invertir, y adquirir inmuebles, en estas zonas, básicamente para maquila en la zona fronteriza y desarrollos turísticos en las playas mexicanas.

La reforma, sin embargo, no alcanzó a liberar la adquisición de inmuebles habitacionales por extranjeros, ya sean personas físicas o morales, que sigue prohibida en la actualidad y cuya violación es sancionada con la pérdida a favor de la nación de los bienes adquiridos y una multa hasta por el importe de la inversión.

null¿Debería desaparecer esta zona restringida? El principal argumento en contra es, como decíamos en un principio, la pérdida de la soberanía nacional, aunque a partir de Ley de Inversión Extranjera de 1993 los extranjeros están invirtiendo en inmuebles en la zona restringida a través de fideicomisos y de sociedades con cláusula de admisión de extranjeros.

Lee: Las inversiones inmobiliarias son más resilientes; aprovéchalas

Los que están a favor de que desaparezca la zona restringida, señalan que en la mayoría de los países del mundo no existen limitantes de este tipo y se fomentaría la inversión. Además, de que en la actualidad no hay un riesgo real de invasión por parte de otra nación por contar con un inmueble en la zona fronteriza o costera, una de las principales motivaciones para el establecimiento de esta restricción.

¿Y la Cláusula Calvo? Esta cláusula se refiere a un convenio que celebran los extranjeros con el Estado Mexicano para adquirir un inmueble en México por medio del cual acuerdan en considerarse como mexicanos respecto de dicha adquisición, no invocar la protección de sus gobiernos para resolver cualquier controversia relativa al inmueble, a riesgo de perder, si faltaran a lo pactado, los bienes o inversiones adquiridas en beneficio de la Nación Mexicana.

Lee: Extranjeros acaparan el 64% de bonos en México

La Cláusula Calvo sigue siendo un baluarte de la soberanía, pero su validez jurídica está cuestionada ya que actualmente en todos los tratados internacionales se establecen mecanismos para resolver controversias.

El tema ha sido discutido ampliamente en el poder legislativo y aunque ha habido iniciativas de reformas al respecto, han quedado pendientes de autorización. Es posible que en la siguiente legislatura veamos un nuevo capítulo de esta polémica.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad