Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Donald Trump cree que somos estúpidos

La destreza verbal no es el fuerte de este presidente (Trump); su fuerte es engañar, manipular, inducir al error, opina Frida Ghitis.

Nota del editor: Frida Ghitis, columnista de asuntos mundiales, fue corresponsal y productora de CNN. Colabora frecuentemente con CNN, el Washington Post y World Politics Review. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — Parece que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cree que somos idiotas.

OPINIÓN: Trump realmente no sabe qué hace grande a Estados Unidos

Acaba de intentar arreglar la que podría ser la mayor crisis de su presidencia… y fracasó estrepitosamente.

Publicidad

Trump regresó de su gira mundial a un país en el que la palabra "traición" es tendencia en Twitter y en el que los miembros de su propio partido declaran en televisión que había traicionado a Estados Unidos.

Lee: Obama critica a los "hombres fuertes" en la política

Horas antes, había dejado boquiabiertos a Estados Unidos y al resto del mundo por su conferencia de prensa lisonjera con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Parecía que a cada momento, Trump se ponía del lado de Putin y atacaba a su propio país; explicó que en su reunión privada, Putin se había mostrado "extremadamente firme y poderoso" al negar que Rusia hubiera interferido en las elecciones de 2016 pese a que las agencias investigadoras estadounidenses llegaron a la conclusión de que lo había hecho.

“Parecías un pequeño fideo mojado”, fue una de las críticas hacia Trump
Publicidad

Dijo: "Aquí está el presidente Putin. Acaba de decir que no fue Rusia. Les diré esto: no veo ninguna razón por la que habría sido".

Cuando hasta su portavoz, Fox News, criticó a Trump , fue momento de entrar en acción.

El martes 17 de julio, Trump convocó a los medios una sesión de manipulación en la Casa Blanca. Les dijo a los presentes que no habían visto lo que vieron, que no escucharon correctamente lo que él quería que oyeran y que todo era un gran malentendido. Las repercusiones de lo ocurrido en Helsinki eran una confusión tonta, explicó Trump, quien leía unas notas impresas.

Lee: Schwarzenegger se preguntaba cuándo Trump le pediría un autógrafo a Putin

Publicidad

"En una frase clave de mis comentarios — explicó Trump — dije 'habría' en vez de 'no habría'. La oración debió haber sido: 'No veo ninguna razón por la que no habría sido Rusia'. Una suerte de doble negación".

Es probable que esta haya sido la primera operación táctica del nuevo director de comunicaciones de Trump, Bill Shine. Afirmar que fue un error de lectura, una equivocación gramatical. Claro que Trump no llegó al grado de disculparse, sino que dijo: "Me di cuenta de que había que aclarar". Entonces, cuando el Wall Street Journal señaló que la conferencia de prensa en Helsinki había sido "una vergüenza personal y nacional" , cuando el exdirector de la CIA dijo que era "una traición" , cuando uno de los conductores más prominentes de Fox News dijo que había sido "desagradable" , quiso que supiéramos que todos se habían dejado confundir por una simple palabra.

¿Acaso tenemos que creer en este sinsentido después de que atribuyera la mala relación con Rusia a la "estupidez" de Estados Unidos , ignorando que Rusia invadió a su vecino, derribó un avión civil ( hace exactamente cuatro años ), ayudó a un dictador sirio que usó armas químicas y, según una montaña de pruebas, atacó a la democracia estadounidense?

Publicidad

Pero eso no importa. Trump pensó que su ingeniosa explicación del "habría/no habría" arreglaría su enorme problema. "Entonces —concluyó ante los reporteros— pueden escribir eso y yo creo que con eso basta para aclarar las cosas".

Lee: EU recibe con críticas las declaraciones de Trump en cumbre con Putin

Por favor. La destreza verbal no es el fuerte de este presidente. Su fuerte es engañar, manipular, inducir al error. Esta vez, su plan se vino abajo, como la imagen de Estados Unidos desde que asumió la presidencia.

Es más, aunque parecía que alguien más había redactado el guion para que lo leyera, Trump tuvo que improvisar. Mientras trataba de retractarse de haber criticado a los servicios de inteligencia estadounidenses ("Acepto las conclusiones de nuestra comunidad de inteligencia de que hubo interferencia de Rusia en las elecciones de 2016"), no paró ahí. "También pudo ser alguien más. Hay mucha gente allá afuera".

Publicidad

Lee: De reversa: Trump dice que sí hubo injerencia rusa

Un mensaje para sus bases, otro mensaje para los demás.

Cualquier persona que haya escuchado su conferencia de prensa en Helsinki —en contraste con su reunión con Putin a puerta cerrada, en la que solo los traductores supieron lo que se dijo— sabe que su intento de arreglar las cosas es risible.

Trump y Putin niegan la interferencia rusa en las elecciones de EU
Publicidad

Lejos de reafirmar el dominio estadounidense —error de lectura o no—, esto nos mostró un Trump sumiso que admira a un hombre que según su propio director de Inteligencia Nacional, sigue atacando la infraestructura digital de Estados Unidos. Trump parecía una persona totalmente diferente de la que conocemos. Desapareció la arrogancia, el apretón de manos quebrantahuesos, la voluntad de ofender. Trump pareció sumiso, intimidado.

Cuando Putin explicó su indignante oferta de que Rusia participe en la investigación de las denuncias de Mueller, Trump dijo: "Es una oferta increíble, ¿de acuerdo?".

Richard Clarke, exdirector de contraterrorismo, dijo que Trump "está actuando como un activo controlado" . El respetado exembajador de Estados Unidos en Rusia, William Burns, dijo que la conferencia de prensa había sido "la actuación más vergonzosa que haya visto de un presidente de Estados Unidos en el escenario mundial" .

Publicidad

La mayoría tenemos la edad suficiente para recordar esa época en la que el Partido Republicano era firme ante Rusia, firme respecto a la OTAN. Fue en 2016.

Tras el sórdido espectáculo en Helsinki y los ataques contra los aliados de la OTAN, los líderes republicanos decidieron que es momento de criticar a Trump… un poquito. La pregunta es qué van a hacer con él.

Lee: Republicanos reprueban a Trump por desempeño ante Putin

Su gira por Europa fue destructiva y peligrosa. Ahora, Putin se sentirá mucho menos limitado en sus aventuras en el exterior. Sabe que Trump se mostrará renuente a detenerlo. Trump ya está debilitando la alianza de Occidente al decir que la Unión Europea es enemiga de Estados Unidos y que Rusia es "la competencia", cosa que según él, es un "cumplido" .

Publicidad

Aquí el problema no es un error gramatical. El problema es el presidente y es una emergencia nacional.

Lee: Trump dice que su reunión con Putin fue mejor que la cumbre de la OTAN

Los republicanos pueden fingir que los engaña la explicación idiota de Trump y seguir adelante o pueden tomar medidas. Es hora de convocar al traductor que atestiguó la reunión de Trump con Putin para saber qué pasó exactamente. Es hora de proteger la investigación de Mueller con la ley. Es hora de reconocer que el hombre que ocupa el Despacho Oval es una amenaza genuina para el país y para el mundo.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad