Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: El futuro de Europa será sombrío si no logra justificar su existencia

La UE y sus partidarios deben echar la humildad por la ventana y dar a entender todo lo que hace por sus ciudadanos, cómo impacta positivamente la calidad de su vida a diario, opina Paul Hockenos.
mié 06 marzo 2019 10:00 AM

Nota del editor: Paul Hockenos es autor del libro Berlin Calling: A Story of Anarchy, Music, the Wall and the Birth of the New Berlin. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — La Unión Europea está en cada vez más dificultades, ya que las encuestas indican que los partidos euroescépticos populistas de derecha están logrando grandes avances de cara a las elecciones al Parlamento europeo, que tendrán lugar en mayo.

La derecha radical no tendrá representantes suficientes como para tomar el control del centro de la democracia europea en Bruselas; sin embargo, sus fuerzas, combinadas, podrían poner más tensión sobre la maquinaria de por sí forzada de la Unión.

Lee: ¿Qué es el 'brexit'? La guía para entenderlo (porque también te afecta)

Por lo tanto, es aún más urgente que la Unión Europea emprenda la misión tortuosa de volver a ganarse la confianza de sus ciudadanos.

Obviamente, su narrativa original, la que la sostuvo en las décadas de la posguerra (principalmente la paz a través de la cooperación y la integración económica en un continente unido) ya no conmueve a muchos europeos, particularmente los jóvenes. En nuestros tiempos, la lógica de la prosperidad relativa y la ausencia de guerra no convencen a muchos de entregar la preciada soberanía nacional a un cuerpo supranacional lejano a sus capitales. A la Unión Europea le ha costado reemplazar esta narrativa grandilocuente de la posguerra con otro gran paradigma generalizado, relacionado con el destino de Europa. Pero ninguna ha sido convincente.

Publicidad

Lo que la Unión Europea necesita es pensar de forma realista, no idealista.

Creo que, actualmente, Europa puede venderse mejor promoviendo sus impresionantes obras concretas y sus logros concretos. En otras palabras, la Unión Europea y sus partidarios deben echar la humildad por la ventana y dar a entender, lo más claramente posible, todo lo que hace por sus ciudadanos, cómo impacta positivamente la calidad de su vida a diario.

Lee: Google critica reforma europea de derechos de autor

Para esto no se necesitan cancioncitas publicitarias ingeniosas ni globos amarillos y azules. Más bien se necesita un recuento franco de las ventajas, en un lenguaje concreto, respaldado por evidencias. Los ciudadanos de la Unión Europea deberían saber lo que le deben a la Unión y lo que no tienen quienes están fuera, como será el caso de Reino Unido próximamente.

Claro que una campaña como esta puede empezar por las fronteras abiertas y los viajes sin necesidad de visado dentro de la Unión Europea, cosa que no debería ser noticia para nadie. Pese a todo, afecta a muchos y refleja como nada el espíritu liberal de la Unión Europea.

No hay que estar avanzado en años para recordar los días de las visas y los molestos controles fronterizos que acompañaban a todas las vacaciones y a los viajes de negocios al extranjero. Aunque no fuera tu caso, piensa en la importancia que tiene una Europa sin fronteras para los 17 millones de europeos que trabajan o viven en un país de la Unión Europea que no es el suyo.

Actualmente, muchas personas dan por sentado el poder viajar sin contratiempos a través de Europa, y eso es un error. Se puede revertir, como lo han ilustrado claramente muchos funcionarios asustados en muchos Estados de la Unión Europea.

Lee: Los mejores lugares de Europa para visitar

No hay que tener un grado en Economía para apreciar el valor de pertenecer al mercado más grande del mundo. Sin embargo, ¿cuánta gente sabe que en la Unión Europea hay 56 millones de empleos que dependen del comercio que genera el mercado único? Gracias a la competencia generalizada en la Unión Europea, por ejemplo, la gente puede elegir a su proveedor de energía eléctrica y cambiar de empresa de telecomunicaciones fácil y rápidamente.

El Centro para el Consumidor Europeo de Finlandia tiene una lista concreta de "25 beneficios del mercado único europeo para el consumidor". Esta es la clase de lista que debería formar parte de cualquier contraofensiva pro- Unión Europea, tal vez adaptada en carteles o en comerciales para televisión o internet.

Un 'brexit' sin acuerdo amenazaría miles de empleos en el mundo

No obstante, lo más crucial es la amplia gama de medidas que la mayoría de los europeos desconoce.

¿Cuántos ciudadanos de la Unión Europea saben, por ejemplo, que el 19 de febrero, la Unión Europea acordó implementar por primera vez estándares de emisiones que reducirán antes de 2030 las emisiones de dióxido de carbono de los camiones y autobuses nuevos en un 30% respecto al 2019?

En los pasados cinco años, la Unión Europea ha sido el motor de la protección del clima y la expansión de las energías renovables, con lo que Europa se ha vuelto líder en estos ámbitos. El año pasado, la Unión Europea acordó que para 2030, las energías renovables deben componer el 32% de la energía consumida en Europa (el plazo es vinculante) y que para entonces, debe haber un incremento del 33% en la eficiencia energética.

Lee: Europa se fija meta mínima de energía renovable para 2030

La protección al consumidor es la joya de la corona de la Unión Europea. Los europeos se benefician de los más altos estándares en salud, higiene y alimentación en todo el mundo. Todos los productos importados deben cumplir los reglamentos de la Unión Europea. Las etiquetas de ingredientes de todos nuestros alimentos empacados son resultado de los reglamentos europeos.

Todos los jóvenes deberían saber que gracias a la regla "itinerancia como en casa" , puedes usar tu teléfono móvil cuando viajas a cualquier país de la Unión Europea. No tienes que pagar cargos adicionales por itinerancia.

Además, la declaración de Derechos de los pasajeros aéreos, formulada por la Unión Europea, protege a los pasajeros y facilita las compensaciones por retrasos y cancelaciones. Las medidas de competencia que ha tomado la Unión Europea también han reducido el costo de viajar por avión en un 90% desde 1993.

Estos datos son tan solo la punta del iceberg una vez que empiezas a investigar.

La Unión Europea podría hacer más para darle publicidad a estos datos. Su sustancia es lo suficientemente poderosa como para sobrepasar las eternas distracciones: el tamaño de los pepinos y la forma de los plátanos según los reglamentos de la Unión Europea.

Lee:Un 'brexit' sin acuerdo amenazaría 600,000 empleos en el mundo

Sin embargo, la carga real yace sobre los políticos más importantes de Europa; casi todos son admiradores de la Unión Europea pero en algún momento la criticaron para ganar puntos fáciles en sus campañas nacionales. Se han comportado como si la Unión Europea fuera un actor independiente, una autocracia basada en Bruselas que se les impuso. Ellos son la Unión Europea, están en las facciones del Parlamento Europeo y en los representantes en las comisiones y el Consejo.

Ahora son ellos quienes tienen que hacer el trabajo duro. Todavía no lo estamos viendo tan fuerte y claro como debe ser para superar a la derecha escandalosa y revoltosa.

Ya no necesitamos una narrativa grandilocuente, sino datos duros y europeos convencidos, dispuestos a enfrentar a los euroescépticos populistas. Eso significa quitarse los guantes y entrar a la pelea.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad