Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Necesitamos una empresa estatal de gas?

En el caso de las gasolinas, los precios no han podido disminuir porque, contrario a un subsidio, el precio de la gasolina tiene un fuerte impuesto, señala Iván Franco.
jue 08 julio 2021 12:09 AM
Precios del gas LP
Gas Bienestar venderá cilindros de 20 y 30 kilos, anunció el presidente en su conferencia matutina.

(Expansión) - El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este miércoles la creación de una empresa estatal para la distribución de gas licuado de petróleo (o gas LP).

¿Qué impactos tiene en la economía familiar? Y ¿cuáles en las finanzas públicas?

Hace unas semanas me entrevistó un medio de comunicación en torno al mercado de la leche y la presencia casi perene de la empresa pública Liconsa en el mercado mexicano. En esa ocasión mencioné que si el Estado no estuviera actuando en esta industria con una participación de mercado de 10% (tercer líder de mercado nacional), los precios del litro de leche al público serían aproximadamente un 20-30% más altos de lo que vemos en la actualidad.

Publicidad

La razón por la cual el Estado puede mantener los precios de la leche relativamente bajos es porque, además, interviene en un eslabón clave de la cadena de suministro, fijando el precio de compra del insumo (leche cruda), por debajo del precio de equilibrio del mercado.

La razón por la que un Estado interviene como jugador en un mercado competitivo es para ampliar la penetración o uso de dicho bien entre un mayor número de usuarios. De otra forma, el sistema competitivo de precios de la economía desplazaría a los consumidores de menores recursos y con alta sensibilidad a incrementos de precios.

Desde un punto de vista social, hay un grueso de habitantes que no podrían consumir determinados productos si estos se ofrecen a precios de mercado. Lo vemos en la industria automotriz, de televisión por paga, entretenimiento, etc.

En estos casos, la intervención del Estado en industrias de consumo básico es completamente válida, e incluso impostergable.

¿Puede pasar lo mismo con el mercado del gas LP?

Depende. Para que la empresa gasera del Estado se vuelva una formadora de precios en el mercado de gas LP, su participación debe ser al menos de un 10% del mercado nacional y que el otro 90% del mercado esté atomizado entre diversas empresas privadas.

Más aún, el Estado debe poder incidir fuertemente en alguno de los eslabones clave dentro de la cadena de suministro, apretando y manteniendo precios cuasi controlados, para así poder cumplir su misión de que el precio del producto final se mantenga bajo. De otra forma, el Estado tendría que recurrir fuertemente al subsidio, lo que inevitablemente mermaría sus finanzas.

Si es así, tengan por seguro que el precio del gas puede mantenerse más estático y sesgado hacía precios más económicos que el precio de equilibrio del mercado.

Publicidad

Cabe señalar que, en el caso de las gasolinas, los precios no han podido disminuir porque, contrario a un subsidio, el precio de la gasolina tiene un fuerte impuesto. Además, el Estado no es formador de precios en este mercado porque importa el grueso de este insumo desde el exterior.

Reitero, cualquier empresa, pública o privada que desee incidir en la conformación de precios de un producto o servicio de manera eficiente, debe ofrecer altos volúmenes y tener control de uno o de varios eslabones productivos o distributivos.

Si la nueva empresa estatal de gas puede hacer y distorsionar (socialmente hablando) los precios del gas, como lo hace Liconsa con la leche, estaríamos hablando de una empresa pública que socialmente estaría proveyendo un bien privado a consumidores desplazados por el sistema de precios competitivo.

Nota del editor: Iván Franco es fundador y director de la consultora de inteligencia competitiva Triplethree International. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad