Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Guerrero ha perdido 7,500 km2 de sus bosques, según cifras oficiales

El turismo y la tala ilegal por la agricultura han llevado al estado a encabezar los primeros lugares en deforestación y contaminación
dom 30 enero 2011 01:51 PM
guerrero medio ambiente
guerrero medio ambiente guerrero medio ambiente

El Acapulco que inspiró con sus paisajes a compositores como Agustín Lara, Elvis Presley o Bob Dylan parece existir sólo en sus canciones. Ahora las costas y bosques de Guerrero padecen el olvido de los gobiernos locales y federales, hasta convertirse en focos rojos de degradación ambiental a nivel nacional.

El aumento del número de centros urbanos en el estado de Guerrero, provocado por el crecimiento de los servicios turísticos iniciado hace medio siglo, ha ejercido una fuerte presión sobre sus ecosistemas naturales.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales reporta que Guerrero, junto con Veracruz y Jalisco, son los estados del país con mayores niveles de contaminación en sus costas. 

En las playas de Caletilla, Carabalí, Hornos y Suave en Acapulco, así como El Almacén y Principal en Zihuatanejo, existe un riesgo sanitario alto, según un informe de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

"A pesar de los altos niveles de contaminación, el gobierno no advierte a los turistas sobre el estado del agua de mar", dijo en entrevista Alejandro Oliviera, coordinador de la campaña de Océanos y Costas de Greenpeace .

Guerrero cuenta con aproximadamente 500 kilómetros de longitud de costas en el océano Pacífico. Acapulco es el principal destinio vacacional para los mexicanos, según la Secretaría de Turismo.

Publicidad

Las cifras de los niveles de contaminación en las playas que maneja la Semarnat y la Cofepris no están actualizadas, por lo que los resultados que dan a conocer no reflejan las condiciones actuales del estado, según la organización ambientalista.

Los reportes oficiales tampoco incluyen la medición de bacterias en la arena de las playas, en donde puede haber una concentración 10,000 veces más alta que en el agua, dice Oliviera.

Y añade que la falta de infraestructura para el tratamiento de aguas residuales ocasiona que los mares sean el depósito de los desechos humanos y que el problema se extiende a varios estados del país.

El lento avance en la ampliación de infraestructura para tratar aguas residuales, explica el ambientalista, se debe a la limitada visión de los alcaldes municipales y a que sus administraciones de tres años no permiten dar continuidad a proyectos de este tipo, además del poco beneficio político que trae la construcción de plantas para el tratamiento de aguas negras.

Bosques y selvas, en peligro

La degradación de las costas guerrerenses no son el único problema que acecha al estado, también peligran sus bosques y selvas.

Guerrero ha perdido casi 7,500 kilómetros cuadrados de sus bosques y selvas por deforestación , lo que equivale a unas cinco veces la extensión del Distrito Federal. Eso significa que es el cuarto estado con mayor pérdida de suelo forestal detrás de Chiapas, Yucatán y Veracruz, según cifras oficiales.

"En materia de deforestación de 2002 a 2007 en Guerrero se perdieron unos 880 kilómetros cuadrados anuales en promedio, pero los esfuerzos por la reforestación por diversas instancias gubernamentales reportan la recuperación de casi 830 kilómetros cuadrados", asegura el gerente estatal de Guerrero de la Conafor, Mario Antonio Mosqueda.

En entrevista con CNNMéxico, aclaró que el estado ocupa el octavo lugar en cuanto a superficie forestal a nivel nacional, tiene el décimo lugar en cuanto a producción de madera (con ingresos por 165 millones de pesos), y existe un esfuerzo importante de las autoridades por conservar sus recursos naturales.

Los mayores porcentajes de pérdida de bosques y selvas en México se deben a la ampliación del terreno para actividades agropecuarias, de acuerdo a datos nacionales de la Conafor.

"La ganadería y la agricultura han tenido el mayor impacto en dos regiones del estado, y lo atribuimos a un desconocimiento y una baja cultura de protección al ambiente", explica Mosqueda.

Un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional señala a Guerrero como uno de los estados con mayores plantaciones de amapola. Ahí se ha registrado la presencia de más de 86,000 centros de cultivos de esta planta.

La Conafor realiza diversos esfuerzos por evitar que se amplíe la deforestación. Mosqueda señala que se destinan alrededor de 60 millones de pesos para diversos proyectos, entre los que se encuentra la reforestación y el pago de servicios ambientales que se le otorga a los dueños de suelos forestales para el cuidado de los bosques, los recursos hidráulicos y la biodiversidad.

La contaminación y la deforestación traen consigo la pérdida de biodiversidad. A pesar de que la Semarnat calificó a Guerrero como el cuarto estado con mayor número de especies detrás de Chiapas, Veracruz y Oaxaca, algunas de ellas como el jaguar, el venado cola blanca, el cocodrilo, iguanas y las distintas clases de tortugas que arriban a las playas guerrerenses, algunas de estas especies están en peligro de extinción.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad