Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Invertir para ganar, el secreto de la 'economía verde'

Invertir unos 1,300 mdd para impulsar un desarrollo en armonía con el medio ambiente tambien es una opción para reducir la pobreza en el mun
lun 21 febrero 2011 11:23 AM
El calentamiento global se debe a la acción del hombre
GET. Contaminación El calentamiento global se debe a la acción del hombre

El mundo no puede seguir siendo color "marrón". La inversión estratégica puede resolver la disyuntiva entre crecimiento económico y cuidado del medio ambiente. Sin embargo, en el corto plazo, esto generaría desempleo en algunos sectores de la economía.

Destinar el 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, unos 1,300 millones de dólares (mdd), podría acelerar la transición hacia una economía verde baja en emisiones de gases de efecto invernadero, con un ritmo de crecimiento igual o mayor que el previsto con los modelos económicos actuales.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con estas medidas podría resolverse la disyuntiva entre inversión ambiental y el crecimiento económico.

No obstante, en lo inmediato esta transición causaría la pérdida de puestos de trabajo en algunos sectores sería inevitable.

En un informe reciente, el PNUMA aclara que, a la larga, el número de "empleos nuevos y dignos" que se crearán en sectores como las energías renovables compensarán los puestos de trabajo perdidos.

Una economía verde resultaría en la mejora del bienestar del ser humano y la equidad social, al tiempo que reducirían significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica.

Publicidad

Así, un modelo bajo en emisiones y con un manejo racional de los recursos no tendría los riesgos, impactos, carencias, crisis crecientes, el agotamiento de los recursos y elevados niveles de carbono, que son las características de la "economía marrón".

El documento del PNUMA indica que esta alternativa no sólo es una opción pertinente para las economías más desarrolladas, sino también un catalizador del crecimiento y de la erradicación de la pobreza en las economías en desarrollo, en las que en ocasiones cerca del 90% del PIB depende de la naturaleza o capital natural, tales como los bosques o el agua dulce”.  

Para realizar este estudio se han simulado los resultados que se obtendrían reasignando los cerca de 1,300 mdd a inversiones verdes en agricultura, construcción, suministro energético, pesca, silvicultura, industria, turismo, transporte, gestión de residuos y agua.

Según el PNUMA, actualmente se gasta en el mundo entre el uno y el dos por ciento del PIB mundial en una serie de subvenciones que fomentan una utilización insostenible de los recursos en áreas como los combustibles fósiles, la agricultura, incluyendo subvenciones a los plaguicidas, el agua y la pesca.

Esta publicación, que forma parte de un estudio macroeconómico más amplio publicado esta semana en internet, pretende acelerar el desarrollo sostenible y forma parte de la contribución del PNUMA a la preparación de la conferencia Río+20 que se celebrará en Brasil el año próximo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad