Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un puma realiza uno de los viajes más largos en la historia de su especie

Este felino que buscaba comida o una pareja, recorrió unos 2,500 kilómetros antes de ser arrollado en una carretera de Connecticut
lun 01 agosto 2011 09:02 AM
puma especies naturaleza
puma especies naturaleza puma especies naturaleza

Esta es la historia de un felino llamativo que deambulaba por medio de Estados Unidos antes de encontrarse con una muerte inesperada, al ser atropellado en una carretera de Connecticut, en el noroeste del país.

El viaje de casi 2,500 kilómetros de este puma es una “prueba de las maravillas de la naturaleza y de la tenacidad de las especies", dijo Daniel Esty, comisionado del Departamento de Energía y Protección Ambiental de Connecticut.

Fue uno de los viajes más largos que se han registrado en la historia de un mamífero terrestre y casi el doble de la distancia que se tenía para un puma, destacó el departamento.

Se reportaron avistamientos del felino en Greenwich, en Connecticut, y su presencia fue considerada como una anomalía en un estado donde no se había visto a ninguno en más de un siglo.

Tristemente, fue la muerte del felino la que ayudó a unir las piezas del rompecabezas.

Una camioneta Hyundai Tucson modelo 2006 atropelló y mató al animal en las primeras horas del 11 de junio. La policía fue informada de una colisión entre un vehículo y un puma en una carretera.

Publicidad

Una necropsia y pruebas genéticas revelaron los orígenes y viajes del puma, informó la agencia ambiental de Connecticut. El joven y delgado felino salió de la región de Black Hills, en el estado de Dakota del Sur, dirigiéndose al este desde hace 18 meses en busca de una compañera o quizá comida.

Normalmente, los majestuosos pumas machos no deambulan más allá de 160 kilómetros en busca de parejas o presas. Pero éste siguió adelante, cruzando los estados de Minnesota y Wisconsin, donde su paso quedó registrado y cuyo ADN fue recaudado por sus desechos, sangre y pelo.

En Wisconsin, los biólogos lo llamaron el Puma de St. Croix, en honor al primer condado donde se confirmó un avistamiento.

El felino no fue castrado ni privado de sus garras, confirmó la necropsia, lo cual significa que probablemente no era un animal en cautiverio liberado o que había escapado.  También tenía espinas de puercoespín clavadas en el tejido debajo de su piel, indicando que pasó un tiempo viviendo en estado salvaje.

Los análisis de un diente que se le extrajo ayudó a determinar la edad exacta del felino, el cual se cree tenía entre dos y cinco años.

Dennis Schain, un vocero de la agencia ambiental de Connecticut, dijo que el cuerpo del puma fue congelado para conservarlo para futuras pruebas. Expertos de la vida salvaje estaban todavía examinando al felino, incluyendo el contenido de su estómago. En los próximos días pueden descubrir más cosas.

El episodio también generó la esperanza de que más pumas migren al este. Esto podría ser el comienzo de una nueva población de pumas en el noreste, dijo John Kostyack, vicepresidente de preservación de la vida salvaje de la organización National Wildlife Federation.

“Todos con los que he hablado se han emocionado con esto”, comentó. “Uno esucha de especies marinas viajando alrededor del mundo, pero que animales terrestres viajen 2,400 kilómetros es extremadamente raro”.

Kostyack afirma que este increíble viaje es un recordatorio. “Aún tenemos mucho que aprender de estos animales”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad