Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un niño de 13 años diseña estructura 'tipo árbol' para paneles solares

Aidan Dwyer aplicó la secuencia Fibonacci para mejorar la distribución de las celdas solares
dom 27 noviembre 2011 08:43 AM
aidan dwyer diseño paneles solares
aidan dwyer diseño paneles solares aidan dwyer diseño paneles solares

Esta es una afirmación obvia: muchos estudiantes de secundaria pasan algo de su tiempo al aire libre.

Lo que podría no ser tan seguro es si cada que ven las ramas de un árbol piensan en la Secuencia Fibonacci y lo usan para realizar investigaciones para desarrollar métodos más eficientes de diseñar paneles solares.

Cosas así son comunes para Aidan Dwyer.

Este joven de 13 años de Long Island, Nueva York, recientemente se presentó en la Conferencia PopTech, donde CNN pudo entrevistarlo. Este chico dice que su método para colocar paneles solares, basado en las matemáticas de las rama de los árboles, es entre 20 y 50% más eficiente que los métodos tradicionales, especialmente en condiciones con poca luz del sol, como los días nublados de invierno o los lugares con altos edificios o muy boscosos.

“Mi diseño es como el de un árbol”, dijo, “pero en lugar de hojas tiene paneles solares en la punta (de sus ramas)”.

Dwyer creó el prototipo de esta estructura de paneles solares ‘tipo árbol’ con la ayuda de su abuelo para una exposición de ciencia. Los paneles solares los adquirió de una tienda en línea, pero el resto fue creación suya. Por su esfuerzo, obtuvo el premio  ‘Naturalista joven’ este 2011, galardón que otorga el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York.

Publicidad

La idea de este proyecto de energía renovable llegó a Dwyer cuando paseaba por un bosque cerca de su casa en Nueva York.

“Un día, cuando realizaba una excursión de invierno, me di cuenta de que los árboles recolectaban la energía del sol al elevarse. Pensé: si colocáramos paneles solares en las puntas de esos árboles, podríamos recolectar mucha luz del sol”, explicó.

También hizo una observación curiosa: que las ramas de los árboles crecen en los árboles, basándose en el concepto matemático llamado la Secuencia Fibonacci. Iba a buscar la definición en un diccionario, pero Dwyer puede explicarla claramente de memoria:

La secuencia fue hecha por un matemático medieval, Fibonacci, y realizó una serie para predecir qué tan rápido se reproducían dos conejos en el tiempo. Se calcula así: comienzas con 0 y 1, los sumas y pones el resultado junto a ellos, para luego sumarlo con el número anterior para obtener la siguiente cifra. Así sería: 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, y así consecutivamente

Dwyer añadió que para un roble la fracción es 2:5, lo que significa que cinco ramas le dan dos veces la vuelta al tronco para llegar al mismo punto. Así que si empiezas en un ángulo de 75 grados, cuando cinco ramas den dos vueltas alrededor del tronco, volverás a los 75 grados.

Este joven dice que ya ha sido contactado por profesores y otros estudiantes de preparatoria que quieren trabajar con él; pero no todos los científicos están impresionados con su trabajo.

Algunos expertos han dicho en sus blogs que han tratado de desenmascarar su concepto diciendo que:

“Aidan no descubrió una manera más eficiente de convertir la energía solar en electricidad como él asegura. De hecho, el trabajo de Aidan, que está muy bien escrito, tiene muchas fallas metodológicas y conclusiones incorrectas”, detalla una entrada del blog llamado The Optimiskeptic, que pone en duda lo logos de Dwyer.

“No estoy completamente seguro de por qué Aidan pensó que podría medir la producción de energía al medir el voltaje en sus celdas solares. No se cómo es que una posición distinta arrojó medidas diferentes. Lo que sí se es que las celdas solares están diseñadas para convertir la energía de los fotones en energía potencial en forma de electrones, como cargar una batería. El nivel de voltaje no tiene nada que ver en cómo se carga la batería, y además en ningún momento Aidan midió cuánta electricidad estaba siendo convertida por cada una de las celdas solares en su estructura”, añade el blog.

Dwyer, por su parte, dice que estos expertos no están considerando el punto de su trabajo:

“Algunos comentarios me sirvieron para mejorar mi estudio o tener más ideas, pero otros parecen que no han entendido mi propósito. Sus comentarios realmente no iban hacia mi proyecto. Yo trato de comprobar si mi diseño de estructura para los paneles solares puede recolectar más energía solar, no incrementar su capacidad de voltaje. Pero también medí la corriente de voltaje y recolectó 20% que las estructuras planas”.

Y más aún, aseguró que su estructura recolectó 50% más de luz solar en condiciones de poco sol, que cuando los paneles solares están en una superficie plana, como los que se instalan en las azoteas de varias casas.

A pesar de la controversia, ¿qué no es genial que un niño de 13 años trabaje por buscar un mejor futuro para las energías limpias?

Dwyer dijo estar impresionado por la atención que recibió su proyecto y aún no sabe cómo responder a los cometarios de los adultos.

Aunque es conocido también como un ‘niño genio’, Dwyer aún parece un chico normal… hasta que le preguntas por la Secuencia Fibonacci.

“Me gusta la fotografía. Este verano me inscribí a un programa de navegación, juego golf y me gusta pasar tiempo con mis amigos”, dijo.

Y sus amigos no son necesariamente ingenieros solares.

“A ellos les sorprende, aunque no lo comprendan completamente”, explica mientras sonríe de manera nerviosa. “No hablo mucho de eso cuando estoy con ellos”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad