Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las temperaturas en los polos ponen a debatir a científicos rusos

El aumento de temperatura del Ártico y el aumento de hielo en la Antártida, han puesto a debatir a expertos rusos
mar 24 enero 2012 03:49 PM
ártico deshielo calentamiento global
ártico deshielo calentamiento global ártico deshielo calentamiento global

Mientras que el Ártico, ubicado en el Polo Norte, registró las temperaturas más altas en 50 años, el Polo Sur tuvo un incremento en el volumen de hielo hasta alcanzar cifras récord, lo que ha generado en Rusia versiones encontradas sobre el calentamiento global. 

"El año 2011 fue el más cálido en el Ártico de los últimos cincuenta años, con 3 a 4 grados centígrados por encima de la media anual de temperaturas. Existen ya consecuencias visibles de esos cambios", lamentó Alexander Danílov, director del Instituto de Investigaciones del Ártico y la Antártida de Rusia, en rueda de prensa.

Pero a pesar del calentamiento global, que en opinión de muchos especialistas experimenta el planeta, en la Antártida, ubicada en el polo sur, el volumen de hielo ha aumentado en 2011 hasta cifras récord, según el director del Instituto de Geografía de la Academia de las Ciencias de Rusia, Vladímir Kotliakov.

"Se trata de un bien para la humanidad, ya que de esta forma se controla el nivel del crecimiento de los océanos", subrayó el investigador.

Con estos datos en mano, el director del museo del Ártico y la Antártida, Víctor Boyarski, duda mucho de las conclusiones que se sacan en la actualidad acerca del calentamiento global.

"La temperatura media en la Antártida es incluso más baja de la que era, y en el Ártico también hace frío. A quienes hablan del calentamiento global los invito a ir allí y comprobarlo por sí mismos", dijo Boyarski.

Publicidad

El Centro Hidrometeorológico de Rusia (CHR), sin embargo, advirtió el pasado domingo que la masa total de los hielos árticos se ha reducido un 55 % en comparación con el promedio registrado en las décadas de 1980 y 1990.

Este proceso, según los meteorólogos rusos, afecta incluso las capas de hielo más antiguas y más gruesas, lo que en opinión de los científicos, amenaza la supervivencia de los osos polares, especie que aún sin deshielo se encuentra en peligro de extinción.

La población de estos animales se estima actualmente en entre 20,000 y 25,000.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad