Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las series televisivas de hospitales desinforman sobre primeros auxilios

Las populares series televisivas que se desarrollan en hospitales dan una muestra errónea de los procedimientos médicos, afirma un estudio
Sin Pie de Foto
Series de hospitales Sin Pie de Foto

Cuando un paciente llega sufriendo ataques y convulsiones a la sala de emergencia y lo atiende Dr. House, es probable que prestemos más atención a las emociones de médico y paciente, que a la forma de atenderlo.

Un nuevo estudio de la Universidad de Dalhouise reveló que las series médicas no siempre retratan debidamente los tratamientos médicos. Las convulsiones son mal atendidas más de la mitad de las veces en estos programas.

“La gente que está viendo estas series de televisión y no sabe cómo responder podría llevarse una falsa impresión de los primeros auxilios necesarios. Cuando intenten ayudar a alguien que sufre de ataques y convulsiones podrían lastimarlo por imitar lo que vieron en televisión”, dijo el investigador Andrew Moeller, de dicha institución educativa, ubicada en Nueva Escocia, Canadá.

El estudio analizó los episodios de Dr. House, Grey’s Anatomy y Private Practice, además de las últimas cinco temporadas de ER.

En casi el 46% de las escenas de convulsiones presentadas, los ‘médicos’ dieron auxilios inapropiados, como tratar de detener los movimientos involuntarios, mantenerlos acostados y colocar cosas en su boca. El 29% de las ocasiones fueron correctamente atendidos y las demás no pudieron ser catalogadas.

Moeller explicó que cuando alguien sufre de un ataque o convulsión, es necesario despejar el área, alejar objetos peligrosos, poner algo suave bajo su cabeza, colocarlos de lado, asegurarse de que no se lastimen durante la convulsión y otorgarles el apoyo necesario cuando vuelva en sí. El investigador destacó la instrucción de no colocar objetos en su boca.

Publicidad

Para la doctora Lisa Sanders, supervisora técnica de Dr. House, los resultados no son sorprendentes. Su columna Diagnosis, publicada en The New York Times Magazine, fue una de las inspiraciones para la serie.

“Está muy claro para cualquiera que vea ‘House’ y haya estado en un hospital, que ‘House’ no está cerca de la realidad en ningún nivel”, dijo Sanders, quien también es internista en la facultad de medicina de la Universidad de Yale.

La doctora asegura que los tratamientos médicos en esa serie han mejorado con el tiempo. Recuerda haber dedicado toda una temporada a intentar convencer al equipo de producción en no poner cosas en la boca de los pacientes mientras sufrían de convulsiones.

La insistencia de Sanders obtuvo resultados durante un episodio en el que un médico llamó la atención a otro por hacerlo, explicando que podría provocarle asfixia.

Una de las razones por las que series como House están alejadas de la realidad es el supuesto de que la medicina debe ser lo menos dramática posible. “Los médicos proceden y tratan de asegurarse que nadie se emocione o conmueva”, explicó la doctora.

Si algo molesta a la doctora Sanders es cuando House realiza cirugías sin máscara o gorro. Sin embargo, el proceso de investigación para realizar el diagnóstico al estilo ‘Sherlock Holmes’ es real, asegura. Los médicos tienen que consultar sus libros para realizar un diagnóstico adecuado.

Otros estudios han demostrado que las series médicas no reflejan la realidad de los tratamientos médicos o primeros auxilios, como sucede con la reanimación cardiopulmonar (RCP).

En 1996, el New England Journal of Medicine estudió ER, Chicago Hope y Rescue 911 y descubrió que el 75% de los pacientes sobrevivió a ataques cardíacos y el 67 % parecía estar lo suficientemente bien para abandonar el hospital.

En la realidad, sólo del 2 al 30% de los pacientes que sufren un paro cardíaco fuera de un hospital sobreviven.

Las malas interpretaciones de los RCP probablemente son más alarmantes que la mala atención de pacientes convulsionados, aseguró Sanders.

Normalmente, los ataques son asignados a los médicos, en cambio, el RCP es algo que la gente debe saber cómo realizar y no lo aprenderán en las series médicas, dijo.

Actualmente la medicina requiere de un ambiente capacitado con constante colaboración de técnicos, radiólogos, cirujanos, médicos, enfermeras y otros profesionales. “Por eso el personaje de Dr. House –caprichoso, agresivo, egocéntrico y sin respeto a las normas—es completamente irreal”, dijo Sanders.

 “Seguramente hay médicos como House, pero no muchos y sospecho que no son nada exitosos”, concluyó. 

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad