Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La popularidad es un factor en el acoso entre los estudiantes

Conforme van ganando aprobación social, los niños tienden más a acosar a sus compañeros, pero los más populares son los menos agresivos
jue 10 febrero 2011 12:28 PM
acoso estudiantil
bullying acoso estudiantil

El acoso o 'bullying' entre los niños es muy común y está presente en las escuelas en México .

Una nueva investigación sugiere que ese acoso incrementa de acuerdo a la posición social entre los compañeros, es decir: los niños medianamente populares tienden más a atormentar a los otros. Pero eso cambia en la cima de la jerarquía social: los más populares son los menos agresivos.

“Tienen mucho más que ganar siendo amables cuando están en el nivel más alto, que siendo crueles”, teorizó el autor principal del estudio, Robert Faris, profesor asistente de Sociología en la Universidad de California, Davis. Otra explicación sería que los niños más populares son “simplemente diferentes y personas increíblemente amables”.

El estudio, publicado en la revista American Sociological Review, también encontró que los niños que son menos populares también están entre los menos propensos a acosar a otros.

Los investigadores utilizaron información de aproximadamente 4,000 estudiantes de noveno y décimo grado en Estados Unidos (equivalente a los inicios de la preparatoria o bachillerato en México), que participaron el estudio El Contexto de el Uso de Sustancias entre Adolescentes.

Este nuevo estudio sobre popularidad y agresión hizo un seguimiento de los niños durante el año escolar 2004-2005.

Publicidad

La investigación observó las agresiones físicas, verbales e indirectas , que incluyen divulgar rumores o aislar a los demás. Los autores del estudio pidieron a los participantes que nombraran a cualquier compañero con el que hubieran sido malos, y a cualquiera que los hubiera molestado. También tenían que declarar la naturaleza de la crueldad, ya sea violencia física, o el divulgar chismes o usar apodos contra ellos.

Sin importar el tipo de agresión relacionada, los niños populares tendían más a ser los victimarios, y esta tendencia empeora a medida que se sube la escalera social, excepto por los que están justo en la cima.

“Podemos concluir que las tasas de agresión generalmente aumentan a medida que los niños ganan estatus”, dijo Faris.

En el centro de las prácticas de intimidación está un problema para relacionarse , dijo Michele Borba, autora de El gran libro de las soluciones para padres, quien no estuvo involucrada en el estudio.

Los niños están desesperados por encajar y ser incluidos, pero no saben cómo. Aquéllos en el segundo escalón de popularidad no tienen una plataforma de seguridad, y utilizan la agresión y la intimidación como un modo de ganar influencia.

Debido a que los niños que se acosan unos a otros están recibiendo influencia de los demás, una intervención apropiada podría ser el enfoque para los niños que no están involucrados en comportamientos agresivos, dijo Faris.

“Si te diriges a los que sólo son espectadores, podrías tener efectos más fuertes en el clima escolar que si te enfocas en los niños agresivos en particular y en sus víctimas”, indicó.

Es crucial crear una cultura escolar en la que las agresiones e intimidaciones no sean aceptadas, concordó Borba.

Promover esa actitud entre los espectadores podría ayudar a determinar el poder del niño que trata de ser un acosador, dijo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad