Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Ejército de EU moderniza tras 10 años el entrenamiento de sus soldados

El remo remplaza a las sentadillas; los saltos de distancia desde una posición fija miden la fuerza de la parte inferior del cuerpo
mar 12 abril 2011 09:14 AM
ejercito ejercicio
ejercito ejercicio ejercito ejercicio

En el ejército del siglo XXI, las sentadillas corrieron la misma suerte que las bazucas. Muy pronto los soldados estarán haciendo remo.

Se trata de parte de un esfuerzo del ejército por actualizar su antigua Prueba de Condición Física con la Prueba de Preparación Física del Ejército.

La prueba antigua está en vigor desde 1980 e incluye tres eventos: un recorrido de 3.2 kilómetros, dos minutos de lagartijas y dos minutos de sentadillas. “Pensamos que teníamos la prueba correcta”, dice el Mayor General Richard Longo, oficial de entrenamiento del ejército de Estados Unidos.

Pero después de casi 10 años de guerra, el ejército descubrió que la vieja prueba no ayudaba a preparar a los soldados para el combate. Ahora consiste en una prueba de cinco ejercicios nuevos para “el guerrero en el campo de batalla”, dijo Longo en una demostración en el Centro de Atletismo del Pentágono la semana pasada.

La prueba de cinco etapas mide mejor la fuerza del soldado, su resistencia y movilidad. Tú puedes utilizarla para tu entrenamiento personal.

1. Una carrera de velocidad de 55 metros

Publicidad

Un soldado corre cinco metros, recoge un bloque de madera y corre de regreso, coloca el bloque en la línea de salida, repite su recorrido a los nueve metros, después a los 13. En total, el soldado corre 55 metros.

Los bloques se usan para que los soldados no recorran una distancia menor. Deben colocarlos en la línea de salida para que valga. La carrera de velocidad pone a prueba los músculos de la parte inferior del cuerpo del soldado y su habilidad para moverse con velocidad.

2. Saltos de distancia desde una posición fija

Es lo mismo que hacías en las clases de educación física. El ejército usa este ejercicio para probar la fuerza de la parte inferior del cuerpo. Para las tropas que deben cargar mochilas que suelen pesar aproximadamente 35 kilogramos, tener piernas fuertes es crucial.

3. Un minuto de remos

Este ejercicio remplaza las sentadillas. Tus brazos comienzan en una posición plana en el suelo sobre tu cabeza. Debes mantener las rodillas dobladas y los pies juntos, pegados al suelo, después te sientas, llevando tus brazos junto a tus rodillas de forma paralela al piso.

“Es más difícil que una sentadilla”, dice Longo, pues nadie te está sosteniendo los pies como en la prueba pasada. Pero es menos estresante para tu espalda y hace más para fortalecer tus músculos abdominales superiores e inferiores.

Longo dijo que un soldado que carga su equipo sobre una barda de ladrillos necesita músculos abdominales para poder saltar la barda de forma rápida y segura.

4. Un minuto de lagartijas

Esta nueva prueba exige que el soldado mantenga sus manos en un mismo lugar, alienadas a los hombros. Una vez que comienza el tiempo, no puedes mover las manos ni descansar, como en la prueba pasada. Una soldado que participó en la demostración del jueves hizo 29 lagartijas consecutivas antes de colapsar, justo antes de que terminara el minuto.

La Sargento Amanda Kokkonen, de Big Bear, California, dijo que la prueba pasada le lastimaba el cuello y la espalda alta porque cambiaba la posición de sus manos. Ahora, como la nueva prueba no le permite mover las manos, ella dice que puede sentir la tensión en sus bíceps y tríceps.

5. Carrera de 2.4 kilómetros

El ejército redujo la carrera de 3.2 kilómetros porque, aunque la mayoría de las docenas de soldados que ven la demostración han estado en combate, ninguno ha dicho que haya tenido que correr un kilómetro y medio en el campo de batalla. Y 2.4 kilómetros es una distancia ideal para medir la salud cardiovascular y la resistencia de un soldado, según expertos de condición física del ejército.

Efectividad

El ejército admite que estos eventos no siempre son las pruebas ideales para la condición física. Por ejemplo, Longo recomendó las barras como la mejor forma de probar la fuerza de la parte superior del cuerpo.

Estas pruebas no son fáciles. El sargento David Rispress, de Columbus, Ohio, es entrenador en el ejército y ha estado realizando las pruebas nuevas desde hace meses. Pero cuando terminó, aunque sólo realizó tres de los cinco ejercicios, su playera del ejército estaba empapada en sudor.

“Cuando entrenas para esta prueba, estás entrenando para combatir”, dice Longo. Cuéntanos en los comentarios si tú pudiste completarla.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad