Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cualquier niño puede ser un héroe en situaciones de emergencia

Los niños pueden aprender a reaccionar en situaciones de emergencia, y con la enseñanza adecuada, pueden salvar una vida
jue 12 mayo 2011 04:44 PM
stayin alive
heroes nino cpr resucitacion cardiopulmonar medicina primero stayin alive

La familia Saghin se preparaba para ir a la iglesia cuando Brooke, de 2 años de edad, salió por la puerta trasera que había quedado entreabierta, cayó a la alberca y comenzó a ahogarse.

Cuando su madre, Kim, la sacó del agua, no respiraba. Pero su hermano Tristan, de 9 años de edad, no iba a dejarla morir. Dijo a su madre que llamara al número de emergencias, algo impresionante para cualquier niño, y después hizo algo más impresionante: le dio resucitación cardiopulmonar (RCP).

"Simplemente lo hizo", dice su padre Chris Saghin. Recuerda que su hijo le dijo: "No pensé, sólo sabía que tenía que hacer algo". Tristan sabía cómo salvar la vida de su hermana porque sus papás le habían enseñado .

"Juega al soldado y al médico todo el tiempo. Quiere ser médico", dice Saghin. "Es su pasión". Y esa pasión lo convirtió en un niño curioso. Estaba viendo una película, La caída del halcón negro, y vio cómo un personaje aplica RCP a una víctima .

"Papá, ¿cómo es que eso lo mantiene vivo? Se está muriendo", preguntó Tristan a su padre. Chris y Kim aprovecharon la ocasión para enseñar a Tristan a dar RCP con un esqueleto de Halloween que tenían en la casa.

"Nunca te imaginas que se dará la situación en la que sirva para salvar a tu hija", dice Saghin. "Se siente orgulloso de haberlo hecho, y se lo hemos dicho: 'estamos orgullosos de ti'".

Publicidad

'Casi todos los niños serán un héroe'

La mayoría de los niños pueden aprender a manejar una emergencia. El primer paso es enseñarlos a marcar el número de emergencias. Hasta un niño de tres años puede marcar un teléfono.

Los niños pueden aprender a ser mini técnicos de emergencias médicas mientras esperan a que llegue la ayuda, dice el Dr. David Markenson, pediatra en Nueva York que asesora a la Cruz Roja Estadounidense sobre primeros auxilios y seguridad infantil.

Un niño de 4 años puede aprender a tratar heridas superficiales; uno de 8 puede ayudar a una persona que se está ahogando, y los estudios muestran que son lo suficientemente inteligentes para usar desfibriladores externos automáticos con la capacitación adecuada.

Los estudios muestran que un niño de 9 años puede aprender a aplicar RCP; uno de 11 cómo tratar picaduras de abejas, reacciones alérgicas y quemaduras, y uno de 15 puede certificarse como salvavidas. Pero todos son distintos: algunos querrán entrar en acción y otros se congelarán.

El miedo paraliza a los niños que no son tan diligentes, por lo que los padres deben enseñarlos a superar las emociones. "Deben decirles que no está mal sentirse así; deben decirles que en ocasiones, cuando ayudan a alguien, se sentirán nerviosos, quizás porque verán cosas que nunca han visto, pero lo que deben recordar es que están ayudando a alguien", dice Markenson.

Los expertos en seguridad infantil aconsejan decir a los niños que cuenten hasta cinco o que cierren los ojos y respiren profundo. La idea es romper el contacto con la emergencia por un segundo hasta que recuperen la concentración. "Casi todos los niños serán héroes si los padres les dicen que hacer eso es lo correcto", dice Markenson.

Éstas son cinco situaciones de emergencia en las que puedes enseñar a tu hijo a ser un héroe y salvar una vida:

Emergencia 1: Asfixia

Los niños de primaria tienen edad para ayudar a una víctima que se asfixia , un accidente común en niños. Pueden inclinar a la víctima y golpearle la espalda. La Cruz Roja Estadounidense recomienda una serie de cinco golpes en la espalda, y después cinco golpes abdominales: enseña a tu hijo a cerrar el puño, colocar su dedo sobre el ombligo de la víctima y presionar. Pueden ayudarse con la otra mano para aplicar más fuerza.

Emergencia 2: Sangre

La sangre puede ser terrible para los niños, sobre todo si hay mucha. Prepara a tu hijo comenzando con algo simple, como un sangrado en la nariz. "Es el mismo enfoque para cada caso: aplicar presión directa", dice Markenson. Haz que tu hijo se presione la nariz para detener el sangrado . Después dile que puede ayudar a cualquiera que sangre de cualquier parte del cuerpo presionando la parte herida .

Emergencia 3: Fuego

Si alguien se está quemando, tu hijo puede gritar y recordarle que debe tirarse al suelo y girar. "Girar en el suelo reduce las llamas", dice Lorraine Carlo, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego.

La asociación y el Consejo de Seguridad en el Hogar no recomiendan enseñar a los niños a usar extinguidores, pues son difíciles de usar y los niños pueden perder tiempo valioso para llegar a un lugar seguro.

Emergencia 4: Ahogamiento

En la mayoría de la emergencias querrás que tu hijo ayude, pero no cuando una persona está ahogándose: No. La Dra. Sara Ross, directora médica de Safe Sitter, una organización sin fines de lucro que prepara a adolescentes para cuidar niños, dice que esa situación tiene el potencial para volverse un accidente con varias víctimas.

Las víctimas en pánico pueden arrastrar a sus rescatistas al fondo. Aunque los niños, sobre todo los que saben nadar bien , pueden tener el instinto de saltar, los expertos dicen que puede haber un mejor enfoque: en la mayoría de los casos puedes lanzar algo a la víctima para que se mantenga a flote. Los adolescentes pueden aprender a entrar al agua como salvavidas calificados.

Emergencia No. 5: Una persona no respira

Cuando Brooke Saghin no respiraba, su hermano bombeó el corazón de su hermana mientras la familia esperaba la llegada de los paramédicos. Enseña a tu hijo a dar RCP: debe poner la palma de su mano en el esternón de la víctima, al centro del pecho; colocar la otra mano encima y entrelazar los dedos; presionar hacia abajo 100 veces por minuto. No te preocupes por la respiración de boca a boca; los expertos recomiendan una nueva versión de RCP que sólo requiere el uso de las manos.

"Sólo debes enseñarle a presionar el centro del pecho, fuerte y rápido. Es útil enseñarle a hacerlo al ritmo de la canción Stayin' Alive de los Bee Gees.

Los niños de 3, 4 o 5 años pueden aprender. No lo harán a la perfección pero será de ayuda". Aunque no hay edad para aprender, los niños de 9 años ya tienen la fuerza para realizar las compresiones en el pecho.

También puedes enseñar a tu hijo a usar un desfibrilador externo automático, que hace que el corazón vuelva a latir a un ritmo normal. Los estudios muestran que incluso un niño de tercero de primaria puede usarlo si le enseña a desprender la superficie de las paletas.

El padre de Tristan está muy agradecido por haberse tomado el tiempo de enseñar a su hijo a salvar una vida. "Él hizo que respirara. Pudo haber quedado con daño cerebral, o algo peor", dice. "Nos sentimos bendecidos". 

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad