Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dos nuevos fármacos aumentan la supervivencia de pacientes con melanoma

El cáncer de piel tiene dos nuevas opciones para ser tratado, lo cual aumenta los índices de supervivencia de pacientes
mar 07 junio 2011 08:06 AM
skin
melanoma cancer piel moll lunar skin

Por primera vez, los pacientes con la forma más mortal de cáncer de piel contarán con dos opciones de tratamiento para aumentar la supervivencia, de acuerdo con un nuevo estudio presentado el domingo en una conferencia sobre el cáncer en Chicago.

Uno de los medicamentos se dirige específicamente a un gen mutado que hace que la célula cancerígena crezca y el otro impulsa al sistema inmunológico del paciente para luchar contra la enfermedad. Ambos medicamentos provocan que los tumores se encojan y prolongan la supervivencia de los pacientes con melanoma cuando se ha extendido a otras partes del cuerpo, pero ninguno es una cura.

“Este es un momento sin precedentes de opciones clínicas; realmente cambia la práctica”, dijo la doctora Lynn Schuchter, quien dirige el Centro de Melanoma en la Universidad de Pennsylvania, y no participó en la investigación.

Un estudio presentado el domingo en una conferencia de la Sociedad Estadounidense para la Oncología Clínica (ASCO por sus siglas en inglés), se enfocó en la sustancia experimental vemurfenib. Alrededor de la mitad de los pacientes con melanoma tienen el gen mutado BRAF. Esta mutación le dice a la célula que siga creciendo.

“Es como un interruptor de encendido que se queda pegado”, dijo el doctor Paul Chapman, del Memorial Sloan-Kettering Center en Nueva York y autor principal del estudio. El vemurafenib bloquea al gen mutado, lo que mata a la célula cancerígena y encoge los tumores.

Los investigadores compararon al nuevo medicamento, que viene en forma de pastilla, con el dacarbazine, el único medicamento de quimioterapia aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) y que ha sido utilizado para el tratamiento de pacientes con melanoma desde 1975, pero únicamente es efectivo en el 10% de los pacientes.

Publicidad

Cerca del 90% serán beneficiados con este nuevo medicamento, dijo Schuchter.

En la fase tres del estudio, donde intervinieron 675 personas alrededor del mundo, pacientes con vemurafenib reaccionaron mejor que con la quimioterapia. Hasta 48% de los pacientes con el medicamento tuvieron un encogimiento sustancial del tumor que duró más de un mes, comparado con el 5.5% de los pacientes en el grupo de quimioterapia.

Los que tomaron vemurafenib redujeron el riesgo de muerte en un 63% comparado con los de la quimioterapia. Los pacientes con el nuevo medicamento vieron el trabajo de la droga en las 72 horas siguientes y 84% de los pacientes seguían con vida después de seis meses, comparado con el 64% de los pacientes con dacarbazine.

“Estos son resultados verdaderamente sorprendentes”, dijo el presidente de ASCO, el doctor George Sledge.

Personas a favor de los pacientes como Tim Turnham, director ejecutivo de la Fundación para el estudio de melanoma, están entusiasmados porque “ la incidencia de melanoma esta incrementando en todo el mundo y el campo de tratamiento ha sido terrible”.

Sledge y otros expertos en cáncer están confiados en que basados en los resultados de los estudios, vemurafenib será aprobado casi con toda seguridad por la FDA este año.

Un segundo estudio mostró que el medicamento recientemente aprobado, ipilimumab, vendido bajo el nombre de Yervoy, también aumenta la supervivencia a pacientes con melanoma con una enfermedad avanzada.

El ipilimumab no se dirige a una parte de la célula en específico, sino que estimula el sistema inmunológico del paciente, lo cual le permite luchar de mejor manera contra el cáncer. Los pacientes con y sin la mutación BRAF fueron elegidos para participar.

Entre los 502 pacientes enrolados en el estudio clínico, a la mitad  se les dio Yervoy además del dacarbazine y a la otra mitad, se les dio un placebo y quimioterapia.

“Un 21% de la población (medicada) con Yervoy estaba viva después de tres años”, dijo el autor principal del estudio, el doctor Jedd Wolchok, comparado con el 12% a los que se les dio el placebo y la quimioterapia.

Wolchok, también oncólogo del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, dijo que los pacientes que tomaron Yervoy vieron el trabajo del medicamento durante 19 meses, comparado con los sólo ocho meses del grupo de quimioterapia.

Schuchter dice que los pacientes con melanoma están celebrando este momento porque ahora hay dos buenas opciones para el tratamiento, cuando antes en realidad no había una sola.

“He hecho esto durante 25 años, y no teníamos medicamentos que aumentaran la supervivencia. Esto es lo que lo hace sorprendente”, dijo Schuchter.

Mientras los pacientes tomando vemurafenib reaccionan muy bien, Schuchter dijo que el medicamento deja de trabajar después de 9 ó 10 meses. Pero en muchos casos esos son nueve o diez meses que no tendrían de vida.

Yervoy requiere tiempo para trabajar, y algunos pacientes pueden no tener ese tiempo, indicó el autor del estudio. También señala que ambos medicamentos tienen efectos secundarios, por lo que los pacientes deben ser monitoreados.

Los doctores e investigadores ahora explorarán cuál puede ser el mejor uso de estos medicamentos, si dar uno antes que el otro o simultáneamente.

Wolchok dijo que los fabricantes de ambos medicamentos (vemurafenib de Genetech y Yervoy de Bristol-Myers Squibb) que también financiaron estos estudios, estuvieron de acuerdo en trabajar con los investigadores para estudiar cómo son tolerados por los pacientes cuando se toman juntos, dando a los doctores más opciones para tratamiento. Esto es muy raro en el mundo del desarrollo de medicamentos, precisó.

De acuerdo al American Cancer Society, el melanoma es uno de los cánceres más comunes en los jóvenes adultos hoy en día. Más de 68,000 personas fueron diagnosticados con melanoma el año pasado y alrededor de 8,700 murieron.

No todos los melanomas pueden ser prevenidos, pero limitar la exposición a los fuertes rayos solares y otras fuentes de luz ultravioleta como las camas de bronceado pueden reducir significativamente el riesgo de adquirir este cáncer mortal.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad