Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los problemas de sueño de las mujeres afectan la calidad de su matrimonio

Cuando las mujeres tienen problemas de sueño, hay interacción negativa con sus parejas, informa un estudio realizado entre parejas casadas
mié 15 junio 2011 05:09 PM
dormir
sueño dormir

El botón del reloj despertador puede no ser la única víctima de una noche de insomnio .

Un nuevo estudio entre parejas casadas sugiere que cuando las mujeres tienen problemas para conciliar el sueño, la calidad de su relación con su esposo se ve afectada, informó Health.

Cuanto más tiempo le toma a las mujeres conciliar el sueño, según el estudio, más probable es que ambas partes reporten interacciones negativas con su cónyuge –tales como sentirse ignorado o criticado– al día siguiente, indicó el portal.

Sin embargo, esto no aplica para los hombres. Los investigadores no hallaron relación entre la cantidad de tiempo que le toma a un esposo conciliar el sueño y las interacciones de la pareja al día siguiente. ¿Por qué el sueño de los esposos no afecta las interacciones al día siguiente?

“Existe evidencia de que las mujeres tienden a ser más comunicativas y expresivas en las relaciones y los hombres pueden ser más represivos”, dijo a Health.com la investigadora principal, Wendy Troxel, doctora y profesora asistente de psiquiatría y psicología en la Universidad de Pittsburgh.

“Después de una mala noche de sueño, las mujeres pueden ser más propensas a expresar irritabilidad o frustración , mientras que los hombres pueden ser más propensos a negar eso”.

Publicidad

La investigación acerca de problemas del sueño como el insomnio tiende a enfocarse en el individuo que se ve directamente afectado, indican Troxel y sus colegas. Pero, añaden, sus hallazgos sugieren que los problemas del sueño tal vez deberían ser observados –y tratados– en un contexto más amplio que tenga en cuenta las relaciones del paciente y las interacciones sociales.

“El sueño no se produce en el vacío”, dijo a Health Lauren Hale, doctora, experta en sueño y profesora asociada de medicina preventiva de la Universidad Stony Brook, en Nueva York. “Está incrustado en el mundo social y es particularmente relevante para las propias relaciones románticas”.

Hale, quien no estuvo involucrada en el nuevo estudio, pero ha investigado el efecto de los factores sociales en el sueño, dice que la persona con quien compartes tu cama cada noche puede tener una influencia significativa en la calidad de tu propio sueño.

“No pueden ser simplemente tus propias elecciones las que afectan tu sueño”, dice. “ Si tu pareja ronca o se mete en la cama dos horas más tarde que tú y te despierta, afectará tu sueño”.

Troxel presentó los resultados preliminares del estudio en una reunión anual de las Sociedades Profesionales Asociadas del Sueño en Minneapolis este lunes. A diferencia de los estudios publicados en revistas médicas, estos resultados no han sido investigados a fondo por otros expertos, señaló el portal.

A lo largo de 10 noches, Troxel y sus colegas midieron con un actígrafo (un monitor del tamaño de un reloj que registra los patrones de descanso y actividad ) la calidad del sueño de 35 parejas casadas. Ninguno de los participantes había sido diagnosticado con un trastorno del sueño u otro problema médico grave.

Además de medir la cantidad de tiempo que le tomó a cada individuo conciliar el sueño, los investigadores también observaron su tiempo total de sueño y el número de veces que despertó durante la noche, explicó Health.

En una serie de breves cuestionarios diarios, los participantes del estudio también reportaron si tenían interacciones negativas (tales como sentirse ignorado) o interacciones positivas (tales como sentirse apoyado o valorado) con su pareja ese día.

En promedio, ambos cónyuges eran más propensos a reportar más interacciones negativas y menos positivas cuando la mujer tenía problemas para conciliar el sueño la noche anterior, señaló Health. Aunque los investigadores no identificaron una relación entre el sueño de los esposos varones y las interacciones conyugales, se encontró que los hombres tienden a dormir menos tiempo de lo habitual después de un día de interacciones positivas con sus esposas.

En este caso, obtener menos sueño no es necesariamente algo malo; de hecho, dice Troxel, podría indicar intimidad sexual.

Aunque se necesita más investigación para explicar exactamente cómo los matrimonios y la calidad del sueño interactúan, el estudio destaca que los problemas de sueño podrían dañar las relaciones y necesitan recibir tratamiento , dijo Troxel a Health.

“Tal vez (el estudio) será un llamado de atención”, dice. “Esto podría ser un indicador muy importante para buscar tratamiento para los trastornos del sueño, no sólo porque pueden afectar las relaciones, también porque los cónyuges puede ser importantes recordadores e instigadores para recibir tratamiento”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad