Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Chris Downey, el arquitecto invidente que enseña a sentir el diseño

Chris Downey, fundador del despacho Architecture for the Blind, usa planos en relieve y otros métodos para crear edificios accesibles
lun 25 julio 2011 09:27 AM

Nota del editor: Este texto recibió una mención honorífica en el Séptimo Premio Nacional Rostros de la Discriminación Gilberto Rincón Gallardo en la categoría de Reportaje en medios impresos, que realiza el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Fue publicado en la edición de junio de 2011 de la revista Obras, que pertenece a Grupo Expansión, una empresa de Time Inc.

(OBRAS) — Un mes después de recuperarse de la operación que lo alivió del cáncer cerebral, pero que lo privó de la vista, Chris Downey regresó a trabajar como arquitecto en el despacho Michelle Kaufmann Designs. Un año después, abrió su propia oficina en el estado de California.

En 2011, tres años después de aquella cirugía, Downey cuenta cómo logró transformar su discapacidad en un don que lo ayudó a desarrollar el despacho Architecture for the Blind, a través del cual ofrece consultoría a equipos de diseño, firmas de arquitectos y organizaciones que buscan disponer de mejores entornos para quienes enfrentan alguna carencia visual.

“Antes de que perdiera la vista me enfocaba más en cómo se veía un espacio, ahora pienso en cómo se sienten las texturas de los materiales , las temperaturas y la acústica. Intento diseñar con más sentidos", dice Downey, quien ha ejercido como arquitecto durante 20 años.

“El concepto de un edificio bien hecho se traduce en un espacio que ofrece interacción sensorial”, comenta.

“Incorporar elementos que propicien un espacio más claro y entendible ayudará incluso a quienes pueden ver”, dice Chris, quien estudió la carrera de diseño ambiental y arquitectura, en la Universidad de Carolina del Norte y obtuvo una maestría en Arquitectura en la Universidad de California (Berkeley).

Publicidad

Downey participa como arquitecto consultor en el proyecto del Centro de Rehabilitación para Ciegos, del Departamento de Veteranos del  Gobierno de Estados Unidos. Este centro se ubicará en Palo Alto, California, y una vez terminado, alrededor de 2013, permitirá a los veteranos de guerra que perdieron la vista adaptarse a su nueva forma de vida: aprender a leer braille, a transportarse y a realizar sus actividades cotidianas.

A continuación, el arquitecto explica su forma de trabajar y su concepto de la arquitectura para personas débiles visuales.

¿Cuál es el método que utiliza ahora para planear sus proyectos?

Cuando me envían los diseños para que los revise, imprimo los planos en relieve para que pueda leerlos con las manos. Para modificarlos, pego pequeñas tiras de cera con las que coloco muros o cambio elementos de lugar. Es mi forma de desarrollar y compartir mis ideas.

¿Qué características básicas debe tener un espacio amigable para las personas débiles visuales? 

Debido a que el 90% de las personas ciegas en realidad tiene una visión reducida, una combinación de colores contrastantes puede orientar y ayudar a distinguir entre un ambiente y otro.

Por el contrario, si una puerta está pintada igual que la pared, es muy probable que no la encuentre una persona con debilidad visual.

En el caso de los señalamientos, estos deben estar colocados sobre un fondo que contraste, lo mismo que las escaleras, pasamanos y obstáculos como bancas y botes de basura, de manera que las personas con debilidad visual puedan ubicarlos.

¿Cómo se pueden diferenciar los puntos de acceso en los edificios?

A mí me gusta cambiar el material del suelo frente al edificio para que la textura sea diferente y se entienda que ahí está la entrada. Esta solución no sólo ayuda a las personas ciegas, sino que, en términos visuales, puede resultar atractiva.

¿Qué tecnologías podrían servir para facilitar la accesibilidad en los edificios? 

En general, los botones del elevador o cualquier otro aparato de acceso deben evitar las pantallas táctiles , porque no las pueden interpretar los invidentes con sus manos. Anuncios auditivos o señalizaciones en braille pueden facilitarles el acceso.

Actualmente, se desarrollan tecnologías similares al Sistema de Posicionamiento Global, conocido como GPS, que podrían servir a todas las personas para orientarse en un edificio.

¿Qué tipo de iluminación es la óptima para este tipo de lugares? 

En cuanto a los niveles de luz, deben evitarse los contrastes dramáticos. La iluminación indirecta es la peor para este tipo de espacios porque provoca sombras que pueden ser muy confusas para las personas débiles visuales.

Tampoco es recomendable utilizar elementos de iluminación muy brillantes. En realidad, la luz natural, o una parecida, resulta la más apropiada.

¿Cómo ha cambiado su percepción sobre las prioridades que se asignan al diseño de los espacios arquitectónicos? 

Parte de esta experiencia me ha ayudado a comprender que no debemos asumir que todas las personas que acuden a un edificio cuentan con todas sus capacidades.

Necesitamos diseñar para que los edificios sean lo más amigables posible.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad