Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La toxicología post mórtem es una disciplina precisa pero de largo proceso

Para concluir qué sustancias se encuentran en un cadáver, los investigadores deben tomar varias muestras y determinar tipos y subtipos
mar 26 julio 2011 11:01 AM
Altar-Winehouse-AFP
Altar-Winehouse-AFP

Las pruebas de laboratorio para determinar qué mató a la cantante Amy Winehouse tardarán de dos a cuatro semanas, de acuerdo con la policía Metropolitana de Londres.

A diferencia de los programas de televisión en donde los resultados son inmediatos, las pruebas estándar de toxicología pueden requerir de muchos pasos que toman varias semanas.

La autopsia practicada la tarde de este lunes no fue concluyente y los investigadores necesitarán de resultados toxicológicos para determinar la causa de la muerte de la cantante, de acuerdo con un comunicado de la policía.

Las pruebas de toxicología se utilizan para determinar si una persona consumió, y en qué cantidad, sustancias legales o ilegales.

En las revisiones de toxicología post mórtem, la sangre se extrae de varias zonas del cuerpo de la persona fallecida. Esta prueba inicial indica el tipo de fármacos que pueden estar presentes, como opiáceos o anfetaminas.

La segunda parte es la complicada.

Publicidad

Si las pruebas indican que la persona pudo tener opiáceos en su cuerpo, se necesitarán más exámenes para conocer de qué tipo y en qué cantidad .

“Confirmas que en realidad existen fármacos ahí. No existe ninguna prueba como las del programa CSI que te dé una identificación positiva y la confirmación. Los resultados para confirmar pueden tardar días o semanas, si tienen que repetirse”, dice Doughlas Rhode, supervisor de química y toxicología del Laboratorio de Criminología de Lake County, Ohio.

Para confirmar que una persona tiene un tipo de sustancia en su cuerpo, ésta tiene que ser separada de la sangre o del tejido.

El patrón para identificar fármacos es la espectrometría y cromatografía de masas, un instrumento que busca sustancias a nivel molecular . Su versión más avanzada se llama cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas.

“Pasas a través de pruebas individuales, ejecutas una prueba específica para obtener el nivel de una sustancia específica”, dice Daniel Spitz, jefe médico forense de los condados de Macomb y St. Clair, Michigan.

El proceso puede tardar varios días, dependiendo del tipo de fármacos encontrados en el cuerpo. Y pueden estar presentes en cantidades diminutas, en medidas como partes por millón o partes por 1,000 millones. Rhode lo compara con buscar cinco canicas negras entre un millón de canicas blancas.

En el último paso, el toxicólogo revisa la evidencia y determina si las sustancias encontradas en el cuerpo están en cantidades suficientes para matar a una persona. En Estados Unidos ese informe es enviado al médico forense .

Los casos de Michael Jackson, Heath Ledger y Anna Nicole Smith, fueron complicados porque existían diferentes fármacos en sus cuerpos, algunos de los cuales “no estaban en los listados habituales de un laboratorio de toxicología”, dice Rohde.

“Cada vez que una persona famosa muere de manera sospechosa, y tiene un historial de abuso de drogas, el informe de toxicología es muy importante”, dice. “No quieres apresurarlo”.

En un caso de alto perfil como el de Winehouse, lo más que probable es que el laboratorio ejecute varias pruebas para confirmar los resultados.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad