Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Olvídate de los cables; una 'piel' electrónica medirá tu salud

Un estudio mostró la capacidad de una delgada membrana electrónica para revisar signos vitales como ritmo cardiaco y actividad cerebral
mié 24 agosto 2011 09:04 AM
tecnologia salud
electronic skin heart monitor electronico piel corazon cardi tecnologia salud

Los dispositivos de vigilancia de los hospitales son toscos e incómodos, con todos esos cables y enchufes como los que verías en cualquier máquina vieja. Los pacientes con enfermedades cardiacas a veces tienen que usar los monitores durante un mes o más.

Pero ahora, un grupo de investigadores está haciendo que los electrónicos del cuidado de la salud luzcan y se sientan más como parte de tu cuerpo.

Un estudio publicado en la revista Science muestra un dispositivo muy delgado que es como una piel electrónica, que se inserta en tu propia piel y mide los signos vitales. El dispositivo puede comprobar tu ritmo cardiaco, actividad cerebral y contracciones musculares, explican los investigadores.

Más allá de eso, tiene muchas otras aplicaciones, como en la rehabilitación física y prótesis.

“Tratamos de hacer una clase de electrónicos que sean suaves y curvilíneos, elásticos y deformables, como la piel, porque si puedes hacer eso, entonces puedes integrar muy naturalmente ese tipo de productos electrónicos en la superficie de la piel”, dice John Rogers, coautor y profesor de ciencias de los materiales e ingeniería en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

El dispositivo permanece en la piel como un tatuaje temporal, dijeron los investigadores. No hay ningún adhesivo pegajoso o agujas involucradas, sino que la piel electrónica se une a través de débiles fuerzas de atracción molecular llamadas interacciones de Van de Waals. La delgadez de la piel electrónica le ayuda a adaptarse a la forma de la piel humana.

Publicidad

Debido a que nuestra piel continuamente exfolia células, se sabe que este dispositivo sólo dura unas dos semanas antes que las células muertas se adhieran a él y lo desprendan al caer. Después de esto, el usuario debe ser conciente de los posibles problemas con el control, dice Rogers.

La base de la mayoría de los electrónicos es la oblea de silicio, un material quebradizo y frágil que se rompe si se cae. Sin embargo, Rogers y sus colegas alteraron la membrana de silicona de la piel electrónica a escala nanométrica , y su delgadez hace que sea muy flexible y suave.

Los circuitos del dispositivo son una telaraña de materiales: filamentos de silicio estrechos en forma de serpiente que actúan como cables conectados a sensores diminutos, diseñados para vigilar determinadas funciones corporales.

Más allá del monitoreo, el dispositivo puede tomar las señales del cuerpo y transferirlas a máquinas de otras maneras: por ejemplo, los investigadores demostraron que las contracciones musculares en el cuello pueden controlar el ratón en un juego de computadora.

En términos más prácticos, el dispositivo podría ser utilizado para aplicar estimulación eléctrica localizada o cambios de temperatura a través de una herida, lo que podría ser parte de un vendaje inteligente. Incluso podría tener aplicaciones en dispositivos protésicos, permitiendo a la gente un mejor control de las extremidades artificiales como si fueran propias.

Los investigadores no han observado ningún efecto adverso por el uso del dispositivo, de hecho, Rogers lo llevaba puesto cuando hablamos. Él no puede garantizar que no habría una reacción cutánea alérgica a los metales utilizados en el dispositivo, aunque el material dominante es el silicio, y no suele provocar reacciones .

Vigilar los efectos de una droga en las ondas cerebrales y buscar cambios en los hábitos de caminata de las personas mayores, son otras posibilidades.

La empresa MC10 , de la que Rogers es cofundador, dará a conocer su primera aplicación de este producto a principios de 2012, con el apoyo de desarrollo de Reebok en un “dispositivo de monitoreo de deportes relacionado con la salud” dijo Rogers.

El médico Bruce Dobkin, profesor de neurología en la Universidad de California, Los Ángeles, quien no participó en el estudio, es escéptico acerca de la capacidad de adherencia del dispositivo a la piel durante las actividades diarias, tales como la sudoración y la ducha, pero ve un gran potencial para ello, especialmente en pacientes ambulatorios.

 “Es un buen avance, y supongo que si se puede hacer para ser usado en el cuerpo durante varios días, o ser cambiado por una persona de una manera muy simple para que funcione de forma fiable, supongo que encontrará muchas aplicaciones”, dijo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad