Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

HipnoParto, un método que asegura reducir el dolor al dar a luz

La autohipnosis y relajación durante el trabajo de parto ayudan a las mujeres a soportar mejor el dolor y la ansiedad
sáb 10 septiembre 2011 10:09 AM
HipnoParto bebé embarazada nacimiento labor embarazo parto mamá madre hospital maternidad auto-hipnosis luz método
HipnoParto bebé embarazada nacimiento labor embarazo parto m HipnoParto bebé embarazada nacimiento labor embarazo parto mamá madre hospital maternidad auto-hipnosis luz método

En lugar de contracciones, las llaman oleadas. Y no lo llaman trabajo de parto, es dar a luz. Y cuando la incomodidad de este proceso inicia se llama presión, no dolor.

La filosofía detrás de HipnoParto es eliminar el miedo de dar a luz, dicen sus practicantes. Ellas creen que al entrenarse a sí mismas a calmar su cuerpo y mente a un estado de autohipnosis, podrán reducir el dolor y el malestar.

Es otra de las tendencias que da a las mujeres la oportunidad de prepararse para el parto, como las clases de Lamaze, el yoga y el método Bradley.

Aunque no está claro cuántas mujeres dan a luz bebés mediante el HipnoParto, el instituto dice que hay cerca de 1,400 profesionales en Estados Unidos que capacitan a las mujeres embarazadas para utilizar los métodos.

Las madres que han tomado clases de HipnoParto dan a luz en hospitales. Algunas optan por recibir medicamentos para el dolor, la epidural o la cesárea. Otras eligen dar a luz en casa. El punto de HipnoParto es que dar a luz es natural y se puede hacer con menos ansiedad, dicen sus practicantes.

No promete un parto sin dolor.

Publicidad

“La diferencia es que nosotros estamos diciendo que vamos a enseñarte lo que sucede dentro del cuerpo”, dice Marie Mongan, una hipnoterapeuta que fundó el Instituto HipnoParto ( HipnoBirthing, en inglés ).

Mongan dice que la popularidad del HipnoParto ha aumentado sobre todo por las recomendaciones boca a boca entre las madres embarazadas y las celebridades de Hollywood. Actrices como Jessica Alba y Tiffani Thiessen, y la modelo Miranda Kerr han hablado de las técnicas de preparto basadas en la relajación profunda.

“Hay cada vez más profesionales que quieren participar en ese momento”, dice Mongan. “Estamos cien por ciento arriba de donde estábamos el año pasado en términos de gente que viene con el deseo de enseñar HipnoParto. Parece estar en todas partes. Estamos recibiendo mucho más interés por parte de los medios de comunicación, por parte de las celebridades”.

A diferencia del estereotipo, en el HipnoParto nadie oscila un reloj de bolsillo de derecha a izquierda para poner a la madre a dormir durante el parto .

Las madres permanecen despiertas durante el proceso, pero se entrenan para calmarse, así que puede parecer como si estuvieran durmiendo. Algunas utilizan música instrumental, ritmos y afirmaciones. Se les anima a visualizar un lugar tranquilo o una meta, como abrazar a su bebé recién nacido.

“Es como una autohipnosis”, dijo Joyce Poplar, una educadora perinatal que enseña en el Hospital Hillcrest de la Clínica Cleveland. “Ellas están en un profundo estado de relajación mental y muscular. Cada mujer imagina algo diferente, ya sea un lugar en su mente, un lugar al aire libre como una escena de playa. Es sentirla, estar consciente de ella y tener una percepción sensorial de esa escena de playa, con el olor de la sal en el aire, escuchar a las gaviotas. Están completamente allí, en un estado de trance”.

Y también aprenden técnicas de respiración.

El HipnoParto no te libera del dolor, pero lo hace soportable

“El cuerpo sabe cómo dar a luz al bebé, justo como supo cómo hacer crecer a ese bebé durante nueve meses”, dijo Poplar. “estoy enseñando a las mamás las habilidades para escuchar a su cuerpo y el poder del útero para hacer el trabajo”.

Los instructores de HipnoParto dicen que los métodos reducen el dolor que se deriva de la aprehensión y la ansiedad por dar a luz.

“Realmente nos enfocamos en la relajación, en liberar todos los miedos que tienen madres cuando dan a luz”, dijo Poplar.

Melanie Johnson, de Hudson, Ohio, había oído muchas historias de horror acerca del parto.

“Todo el mundo quiere aumentar la negatividad del parto, comparando quien lo pasó peor”, dice.

Es por eso que los practicantes del HipnoParto utilizan un vocabulario diferente. Pero el hecho de cambiar algunas palabras y enseñar técnicas de relajación, ¿realmente resulta en un tipo diferente de trabajo de parto?

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos refirió a CNN.com a la Sociedad Americana de Anestesiólogos.

El Dr. Craig M. Palmer, presidente de la sociedad de la comisión de anestesia obstétrica, dijo que no estaba familiarizado con HipnoParto, pero señaló que podría ser una técnica útil.

“Cualquier tipo de preparación para el parto al que una madre se someta es útil desde un punto de vista médico y anestesiólogo”, dijo Palmer, profesor de anestesiología en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Arizona, en Tucson. “Cuanto más preparada esté para el trabajo de parto, más positivo será el resultado. Como anestesista, cualquier técnica que mejore la concentración mental de las pacientes y el estado de la mente es algo bueno”.

Amber Diez, madre de cuatro hijos de Pembroke Pines, Florida, utilizó el método deHipnoParto en su segundo embarazo, que fue de gemelos.

“Cuando no tienes miedo (del parto), eres capaz de concentrarte en que tu cuerpo haga lo que está hecho para hacer”, dijo Diez. “Cuando no tienes miedo, no experimentas tanto dolor como alguien más lo haría”.

Las mujeres que han probado el HipnoParto dicen que tenían dolor, pero que no era insoportable.

“Al final del trabajo de parto, justo antes de que estuvieran a punto de salir, sí experimenté dolor”, dijo Diez. “Fue justo al final. Sentí que confiaba en mi cuerpo”.

Johnson tomó cursos de HipnoParto porque quería dar a luz sin medicamentos.

Cuando sintió las contracciones, serenamente escuchaba a Bach y a Beethoven en su iPod y se enfocó en las técnicas de la respiración. Cada vez que sentía una contracción se concentraba en su respiración.

“Me imaginé la meta sobre una base de oleada por oleada”, dijo Johnson. “Estás visualizando lo que tienes que hacer para pasar a través de la oleada”.

Después de 14 horas de trabajo de parto en su hogar y ocho horas en el hospital, Johnson dio a luz a una niña sana, Elise.

“No fue fácil en ningún sentido”, dijo. “Ellos no dicen que no hay dolor. El dolor va a ser diferente para cada mujer. HipnoParto no dice que no tendrás dolor. Te pone en un estado en el que puedes soportarlo”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad