Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las imágenes térmicas pueden poner en aprietos a los mentirosos

El dispositivo, desarrollado en el Reino Unido, capta variaciones en la temperatura facial, en respuesta a ciertos cuestionamientos
mié 21 septiembre 2011 10:20 AM
mentir
calor thermal termal imaging mentiroso

Cualquiera con remordimiento de conciencia, tal vez quiera ver otra cosa en este momento.

Investigadores en el Reino Unido recurren a la tecnología de imagen térmica, en un intento por evidenciar a los mentirosos .

La Universidad de Bradford, al norte de Inglaterra, ha creado un detector de mentiras que si bien aún está en etapa primaria, ha tenido avances prometedores.

"Hemos desarrollado un sistema con el cual podemos analizar los rostros de las personas para detectar mentiras, en un contexto de entrevista", comentó el profesor Hassan Ugail, director del Centro de Computación Visual de la universidad.

La cámara de imagen térmica, explicó Ugail, capta las variaciones de la temperatura facial, en respuesta a ciertos cuestionamientos.

"Cuando alguien inventa algo durante la entrevista, la actividad cerebral normalmente cambia y puedes detectarlo a través de la cámara térmica", dijo el experto.

Publicidad

Las zonas alrededor del ojo —el periorbital— y las mejillas son muy sensibles al aumento de temperatura, precisó Ugail, y en algunos casos es posible rastrearla a través de los vasos sanguíneos de las personas.

Una cámara común que sigue los gestos faciales, cuadro por cuadro, opera de manera conjunta con las imágenes térmicas; éstos son analizados mediante las Unidades de Acción Facial,  un sistema para categorizar expresiones faciales establecido por los psicólogos estadounidenses Paul Ekman y Walter V. Friesen.

La información es recopilada e introducida en una computadora donde un algoritmo matemático creado especialmente evalúa qué tan sincero ha sido el entrevistado.

Entre 30 y 40 individuos han sido sometidos a las pruebas, con una tasa de éxito de dos de cada tres.

Todavía queda mucho trabajo en progreso, dijo Ugail, y las mejoras continúan; sin embargo, él y sus colegas desarrolladores del sistema pertenecientes a la Universidad de Aberystwyth, en Gales, buscan que el aparato tenga aplicaciones en el mundo real.

La tecnología se probará este año en un aeropuerto del Reino Unido, como un apoyo a las actuales técnicas de perfil empleadas por la Agencia de Control Fronterizo del Reino Unido.

Pero Aldert Vrij, profesor de psicología social aplicada en la Universidad de Portsmouth, en el Reino Unido, no está convencido de que las imágenes térmicas por sí mismas sean útiles para el  arsenal de detectores de mentiras .

En un texto publicado en la revista Law and Human Behavior (Ley y comportamiento humano), en noviembre de 2010, Vrij y sus colegas concluyeron que es poco probable que las imágenes térmicas sean efectivas en la mejora de la seguridad aeroportuaria.

En su estudio, aplicado a 51 pasajeros en un aeropuerto internacional no revelado, encontraron que las imágenes térmicas "clasificará como impostores a pasajeros que no lo son, quienes estarían ansiosos por razones ajenas al engaño".

"El supuesto de que los mentirosos son más nerviosos que los que dicen la verdad es incorrecto", comentó Vrij. "Una máquina puede ser exacta en medir el nerviosismo, pero eso no significa que alguien mienta".

Ugail considera que Vrij tiene cierta razón, pero utilizar dos formas de detección de mentiras, como la tecnología que él está desarrollando, hace más sólido el sistema y puede proveer a los investigadores de una nueva herramienta paralela a estrategias verbales.

Detectar mentiras es difícil, dice Vrij, ya que no existen indicios verbales o no verbales totalmente confiables.

La mayoría de las investigaciones señalan que hay más éxito en la detección de verdades y mentiras cuando se toma en cuenta el contenido de lo dicho.

Pero si el nuevo dispositivo muestra su valor, por decirlo así, Ugail tiene confianza en que encuentre lugar no sólo en aeropuertos, sino también en estaciones de policía, y quizá, en entrevistas de trabajo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad