Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los amuletos tienen un valor psicológico que ayuda a los atletas

Objetos de suerte, rituales y supersticiones les dan a los deportistas un sentido de control y más confianza a la hora de jugar
jue 27 octubre 2011 12:46 PM
witch shaman
bruja adivinar gitano suerte witch shaman

Cuando el  lanzador de los Rangers de Texas , CJ Wilson, se colocó en la lomita este lunes por la noche, llevaba un collar parecido a una cuerda que podría ser solamente un adorno, pero si él cree en las afirmaciones del fabricante, podría darle una 'ventaja' contra sus oponentes al bat.

No es sólo Wilson. Un sorprendente número de atletas profesionales han comenzado a usar esos collares de cuerda y titanio, incluidos Derrick Holland, Mitch Moreland y Elvis Andrus, de los Rangers.

La 'ventaja' que dan los amuletos de Phiten —según la misma empresa— no está comprobada, pero en especial para los atletas hay un valor psicológico en los elementos que portan, en los rituales y en las supersticiones, dice un psicólogo deportivo.

“Para los atletas, existe una incertidumbre en el deporte. Nunca sabes cómo vas a jugar, cómo va a jugar el otro equipo, así que cuando haces algo que es supersticioso, como llevar una baratija, eso te da un mayor sentido de control”, dice Gregg Steinberg, autor de Full Throttle (A toda marcha) y profesor de desempeño humano en La Universidad Estatal Austin Peay.

Algunos rituales de los atletas  han sido bien documentados: El lanzador Turk Wendell llevaba un collar de dientes de animales cazados.

Michael Jordan usaba sus shorts de la universidad debajo de sus uniformes de la NBA; el tercera base Wade Boggs debía comer pollo antes de los partidos y escribía el símbolo hebreo 'chai' (que significa vida) en la tierra, antes de batear.

Publicidad

El sentido adicional de control que da un ritual conduce a la calma, y ésta a un mejor desempeño, explica Steinberg.

Independientemente de que haya algo tangible, las propiedades especiales de un amuleto son un punto de partida para un psicólogo deportivo.

El jugador de beisbol de 14 años de edad, Derek Halford, dice que compró su collar Phiten cuando tenía 11 años, después de ver que los profesionales los usaban.

“La temporada pasada me olvidé de llevarlo a un juego y llamé a mi mamá para que fuera por él, porque me negué a jugar sin él”, dice Halford.

Esta temporada, dice, ve el collar de una manera distinta, pero sólo ligeramente.

“Probablemente jugaría de todos modos, pero mi mente estaría en mal estado. Probablemente no jugaría tan bien. Probablemente no estaría enfocado en el juego, porque estaría pensando en no tenerlo puesto”.

Su primer collar era el tipo regular a la venta por 36 dólares pero ya adquirió el nuevo y más grande Tornado, hecho de cuerda trenzada, que cuesta 50 dólares.

Halford añade una autoobservación: “Los compré con el propósito de hacerme un mejor atleta, pero ahora lo uso sólo como un amuleto de la suerte”.

Bill Burgos, un coordinador de fuerza y condición de la NBA, dice que él no interviene cuando los deportistas de alto desempeño encuentran valor en amuletos de la suerte.

“Cuando los muchachos tienen cierta manera de hacer las cosas, no quieres meterte con eso”.

El fabricante japonés dice que sus productos, incluidos los brazaletes que han usado algunos golfistas profesionales, tienen una tecnología especial que los distingue.

Al fusionar tela con “una nueva forma de tecnología que involucra metales descompuestos en partículas microscópicas dispersas en el agua” metales como el titanio y el oro Phiten es “capaz de desplegar los potenciales de los clientes en una variedad de extensiones, lo cual conduce a restaurar el estado normal de los clientes”, indica el  sitio web de la empresa .

Afirmaciones como esa y respaldos pagados de 23 atletas profesionales, solo en Estados Unidos parecen ser suficientes para convencer a otros deportistas de que es mejor prevenir que lamentar. Es mejor equivocarse que estar sin ellos.

“Phiten ha utilizado un recurso pseudocientífico en la comercialización de sus productos. Ellos hablan de esferas de titanio de tamaño microscópico y otras cosas que le dan al producto un aire de tecnología, sin que la ciencia real lo respalde”, explica el profesor Stuart Vyse, de la Universidad de Connecticut, autor de Believing in Magic: The Psychology of Superstition (Creer en magia: la psicología de la superstición).

Lavidge Co., que representa a Phiten en Estados Unidos, no pudo proporcionar ningún estudio publicado que hubiera encontrado algún beneficio médico en usar sus collares y pulseras con infusión de metal.

“Los jugadores de beisbol y otros que se involucran en conductas supersticiosas y que entienden que no tienen apoyo científico probablemente digan 'simplemente no quiero arriesgarme'”, dijo Vyse.

“Y reciben un beneficio emocional al hacer algo que los hace sentir que tienen un mayor control. Incluso cuando ese sentimiento es una ilusión”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad