Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una combinación de medicamentos controla la metástasis del cáncer de mama

Estas sustancias permiten evitar que la enfermedad continúe avanzando aunque aún no se sabe si ello permitirá que las mujeres se salven
jue 08 diciembre 2011 05:11 PM
mastectomia
breast cancer mastectomia

Una nueva combinación de tratamientos puede ayudar a combatir ciertos tipos de metástasis de cáncer de seno y desacelerar la enfermedad, de acuerdo a dos estudios realizados por separado.

Los nuevos estudios confirman que la combinación de tratamientos supera o reduce la resistencia a los medicamentos en la fase de metástasis, que es aquella donde el cáncer se ha extendido más allá del seno y los nódulos linfáticos, según los médicos.

Los resultados de los dos estudios clínicos revelaron que la combinación de dos terapias similares pueden desacelerar la progresión del cáncer. Los científicos presentaron esta investigación en el Simposio del Cáncer de Seno en San Antonio, Texas, el miércoles.

Alrededor de 200,000 mujeres son diagnosticadas anualmente con cáncer de seno , de acuerdo al doctor Ben Ho Park, Profesor Asociado de Oncología de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins.

“Estos dos estudios abarcan el 80% de los cánceres de seno en estado de metástasis,” dijo Park quien no participó en las investigaciones.

En la pruebas llamada BOLERO 2, los investigadores encontraron que las mujeres post menopáusicas con avanzadas hormonas positivo-receptoras de cáncer de seno, tuvieron mejores resultados cuando realizaron terapias combinadas, en vez de un solo tratamiento hormonal.

Publicidad

Las mujeres de la prueba tomaron una combinación de medicamentos bloqueadores de hormonas llamada Aromasin junto con un medicamento para el cáncer de riñón llamada Afinitor, que bloquea otro camino dentro de la célula cancerosa que tiende a proliferar.

“Más pacientes mueren de cáncer de seno de hormonas recepto-positivas que de otros tipos de cáncer ,” dice el doctor Gabriel Hortobagyi, uno de los autores del estudio y Presidente del departamento de Oncología Médica del Seno de la Universidad de Texas en Houston.

Las mujeres con cáncer de seno de hormonas recepto-positivas, son tratadas con medicamentos que bloquean hormonas como Tamoxifen (para pacientes pre y post menopáusicas) que bloquean la actividad del estrógeno en el seno; u otro inhibidor aromatase, (en pacientes post menopáusicas) que frenan la producción de estrógeno.

Pero las células cancerígenas tienen la habilidad de evitar el tratamiento y volver a formar los tumores, activando una proteína llamada mTOR, que promueve el crecimiento y la división celular.

En esta prueba, 724 mujeres cuyos cánceres se volvieron resistentes a los inhibidores aromatase Femara y Arimidex, fueron medicadas con el inhibidor Aromasin y placebo o Aromasin y Afinitor, un medicamento aprobada por la FDA para el cáncer de riñón.

Aunque es temprano para determinar si la combinación de medicamentos ayudará a las mujeres a vivir más, Hortobagyi dice que sí determinó que para las pacientes que tomaron Afinitor, el cáncer dejó de crecer en una proporción mayor y por un período mas largo de tiempo, respecto de aquellas mujeres que tomaron placebo. La relación fue de 7.4 meses más.

La otra prueba conocida como CLEOPATRA, busca un medicamento que pueda combatir un tipo de cáncer de seno donde el tumor crece por una proteína llamada Her-2/neu y que se encuentra en el 25% de los cánceres de seno.

Otro fármaco llamado Herceptin ataca a la proteína directamente y anula el crecimiento del cáncer y se combina en forma efectiva con la quimioterapia, dicen los médicos.

Pero las células cancerígenas también pueden combatir este tratamiento.

En CLEOPATRA, a 808 mujeres les administraron la terapia estándar mas placebo o la terapia estándar más un medicamento experimental llamada Pertuzumab, que se une a una parte diferente de la proteína Her2.

El promedio de supervivencia sin crecimiento de tumores en las mujeres con el tratamiento estándar fue de 12.4 meses; en las mujeres que además tomaron Pertuzumab, el cáncer no comenzó a crecer nuevamente hasta pasados los 18 meses en promedio.

“Esto es enorme. No es común que una prueba clínica muestre este nivel de mejora en supervivencia sin crecimiento del tumor,” dijo el doctor José Baselga, investigador a cargo, en un comunicado de prensa.

Ambos estudios solo midieron la supervivencia sin crecimiento del tumor, pero el doctor Park advierte que la regla de oro para determinar el beneficio de un medicamento es la supervivencia de la persona en general.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad