Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las celebraciones del mundo (e internet) en el día de San Valentín

Además de regalar dulces y flores, cada país ha adoptado sus propias maneras de festejar a las parejas y amigos durante la celebración
sáb 11 febrero 2012 10:21 AM
couple
love amor couple

Cupido se hace cada vez más digital. El Día del Amor y la Amistad inunda la red tanto de mensajes de amor como publicitarios.

La fiesta del 14 de febrero se ha extendido por el mundo de la mano de las marcas, los comercios y el sector turístico, que ven en la celebración una oportunidad para sacar provecho en un momento de crisis.

Una colección de lencería expresamente diseñada para la celebración, ofertas en viajes o cenas románticas, anuncios de regalos originales y de los tradicionales bombones y flores, así como otras sugerencias para pasar la jornada llenan internet.

En la red se pueden encontrar desde mensajes de amor hasta serenatas personalizadas.

Amor en línea

Las computadoras se han convertido en celestinas modernas y son el segundo método preferido en Estados Unidos para buscar pareja , utilizado ya en 2005 por el 37% de los adultos, según un estudio publicado esta semana por la Universidad de Rochester.

Publicidad

También en Europa destaca el éxito de portales como Meetic o e-Darling, que empezó en Alemania en 2009 y está presente hoy en 11 países, con 10 millones de usuarios. "Cada cinco minutos se forma una pareja", dijo a la agencia EFE una portavoz de esta empresa.

Con más de 500 millones de internautas, cientos de portales chinos han decidido también aprovechar San Valentín para vender regalos y difundir fiestas de solteros con posibilidades de "encontrar una cita" durante estas fechas.

Cómo festeja el mundo

Estados Unidos es el país donde San Valentín empieza a sentirse casi al día siguiente de guardar los adornos de Navidad.

Según una encuesta realizada por American Express, se espera que el gasto promedio de cada estadounidense alcance los 196 dólares, un 8% más que el año pasado, y que cuatro millones de ciudadanos propongan o reciban una petición de matrimonio.

Sobre todo, esta celebración está arraigada en el mundo anglosajón, aunque ha cobrado gran auge en países como China, Japón y Corea del Sur; y gracias a la influencia de las series y películas norteamericanas, la celebración tiene cada vez más adeptos en los países latinoamericanos.

No es casualidad que Hollywood haya elegido el 14 de febrero para preestrenar a nivel mundial la versión en 3D de la película Titanic , considerada una de las más románticas de la historia.

Holanda, principal mercado mayorista de flores, con el 60% del total mundial, registra la semana anterior a San Valentín un aumento de entre el 50 y el 60% en sus ventas, con un valor de entre 300 y 325 millones de euros.

Y Colombia, el segundo exportador del mundo, realiza por estas fechas el 15% de sus ventas anuales; este año exportará unos 450 millones de flores, la mayoría rosas, sobre todo a Estados Unidos.

También existen regalos menos convencionales. Este año, en Argentina, una empresa propone a las mujeres hacer una sesión fotográfica sensual y atrevida para regalar a sus novios.

En Japón, San Valentín se celebra por partida doble: el 14 de febrero, las mujeres regalan chocolates a los hombres, ya sean pareja, amigos o compañeros de trabajo, mientras que el 14 de marzo son ellas las que reciben regalos, ya sea chocolate blanco o cosas más extravagantes.

Al margen de esta fiesta del consumo hay tradiciones como la visita que cientos de parejas hacen cada 14 de febrero a la basílica de Terni, cerca de Roma, donde reposan los restos de San Valentín, y se comprometen a unirse en matrimonio al año siguiente.

En algunos países, como Bolivia y Uruguay, la fiesta de los enamorados se celebra en la primavera austral y en Alemania se mantiene la costumbre de que los jóvenes vayan al bosque la noche anterior al 1 de mayo para talar un pequeño árbol que adornan con cintas de colores y dejan al pie de la ventana de su amada.

Pero el rojo, color de la pasión y por ende de San Valentín, desaparece en estos días de las calles del ultraconservador reino de Arabia Saudita, donde la policía de la moral defensora de la ley islámica retira de las tiendas cualquier producto relacionado con esta festividad, cristiana y occidental.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad