Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La histeria colectiva, qué es y qué casos se han documentado

El trastorno de conversión presenta una serie de síntomas físicos que no se relacionan con una afección neurológica conocida
histeria colectiva
misterio trastorno conversion mass hysteria mass psychogenic histeria colectiva

Cuando 12 estudiantes mujeres de una preparatoria en Nueva York desarrollaron extraños síntomas como tartamudez, movimientos incontrolables y arrebatos verbales, la comunidad se preocupó.

¿Había algo en el ambiente?, ¿era algún tipo de virus que se propagaba peligrosamente? Desde entonces, otros tres estudiantes y un adulto presentaron los mismos síntomas. Algunos mencionaron la histeria psicogénica masiva , otros la histeria colectiva, y ahora los médicos del Instituto de Neurología DENT de Estados Unidos diagnosticaron a algunas chicas con un "trastorno de conversión", dejando a la gente más confundida .

¿Qué es el trastorno de conversión?

Una persona con trastorno de conversión tiene síntomas neurológicos que no se relacionan con ninguna afección neurológica conocida, de acuerdo con la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Pueden aparecer síntomas como movimientos sin control o arrebatos verbales, como los que presentaron los estudiantes de Nueva York, o problemas que van desde la debilidad o la parálisis hasta la pérdida de la visión o del oído.

Cuando se diagnostica un trastorno de conversión, los médicos deben descartar primero otras enfermedades neurológicas y determinar que los síntomas no sean simulados intencionalmente. A menudo los síntomas no concuerdan con las señales típicas de una enfermedad neurológica, ya sean señales físicas o las que podrían aparecer en una prueba de diagnóstico.

¿Qué causa el trastorno de conversión?

Publicidad

El estrés es la principal causa subyacente del trastorno de conversión, dice el médico Jay Salpekar, director del Programa Neuroconductual del Children's National Medical Center en Washington. El estrés puede ser físico o psicológico, y la cantidad que podría causar el trastorno varía en cada persona.

"La conclusión es que el estrés de alguna manera se transforma en un síntoma físico", dice Salpekar. "Todo el mundo tiene un punto de quiebre".

El estrés también puede agravar otro padecimiento médico subyacente que no fue diagnosticado previamente, y tal vez nunca sea diagnosticado. "Tenemos demasiadas herramientas disponibles en la medicina moderna, pero nunca sabemos todo".

¿Cuál es la diferencia entre el trastorno de conversión, la histeria psicogénica masiva y la histeria colectiva?

El nombre oficial de este trastorno todavía está en debate. En el manual de diagnóstico y estadísticas actual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría —o DSM-IV— lo llaman "trastorno de conversión".

En la nueva versión, DSM-5 , que se publicará en mayo de 2013, se propone un cambio para llamarlo trastorno neurológico funcional. En el pasado, el trastorno se llamaba enfermedad psicogénica masiva, o de manera más simple, histeria colectiva. Todos esos nombres describen al mismo trastorno.

Es importante señalar que el trastorno de conversión no es un diagnóstico de grupo, sino individual. "Es muy raro tener síntomas de conversión que sean 'contagiosos'", dice Salpekar.

Los psiquiatras a menudo se refieren a casos como el de Nueva York como una 'reacción de conversión', o la reacción de un grupo al trastorno de conversión.

¿Ya sucedió antes?

El trastorno de conversión de manera individual es común, dice Salpekar. La reacción de conversión no se ha documentado bien. La mayoría de las personas que participan en un incidente en grupo no buscan ayuda de salud mental y nunca se diagnostica oficialmente como un trastorno de conversión.

La reacción de conversión puede ser cultural, como sucedió en Trinidad en 2010, cuando los estudiantes de una escuela secundaria empezaron a gritar y a desmayarse. El fenómeno se le atribuyó a una posesión demoniaca, de acuerdo con un periódico local , que probablemente ayudó a que se propagara.

En 2007, nueve estudiantes y un profesor de la escuela preparatoria William Byrd en Roanoke, Virginia, se quejaron de "movimientos involuntarios en las extremidades", de acuerdo con el periódico The Roanoke Times. Las pruebas medioambientales que se realizaron en la escuela indicaron que estaba limpio. Mientras el director de la escuela dijo a CNN que se determinó que seis estudiantes simularon, el Departamento de Salud de Virginia hizo una investigación y concluyó que los síntomas iban en consonancia con la "histeria psicogénica en masa".

En 2004, 31 miembros de un coro de la escuela preparatoria Startpoint en Lockport, Nueva York, se enfermaron en el transcurso de una hora. Las pruebas realizadas a los estudiantes y al edificio no pudo determinar una causa, y todos se recuperaron rápidamente, de acuerdo con el informe del periódico local.

La lista continúa: en 2007, 14 jóvenes mujeres estudiantes de preparatoria en Florida desarrollaron repentinos problemas fuertes de respiración; en 1982, 100 personas en Los Ángeles pensaron que se habían intoxicado con alimentos , pero no fue así; en 1977, trabajadores de una fábrica en Virginia Occidental se desmayaron por docenas .

¿Siempre son mujeres?

En muchos de estos ejemplos participa un grupo de jóvenes mujeres estudiantes. Pero Salpekar advierte que no debe tomarse como una señal de que un trastorno de conversión o reacción sólo le sucede a las mujeres. Simplemente es más probable que busquen ayuda o llamen la atención por sus síntomas, dice.

¿Estamos seguros que no es un engaño?

Algunas personas obviamente fingen los síntomas, los psiquiatras los llaman hacerse el enfermo. Estas personas siempre tienen algo que ganar al hacerlo, ya sea dinero por una demanda legal o un largo periodo sin tener que trabajar. Pero pocas personas inventan intencionalmente síntomas que hacen que sus vidas sean más difíciles sin ninguna razón, dice Salpekar.

"Decir que están fingiendo está fuera de lugar. Las personas no fingen cosas que perjudican su vida de esa manera. (…) (El trastorno de conversión) simplemente es un reflejo de que algo está mal en la mente, en el cerebro y en el cuerpo".

¿Hay tratamiento?

Sí. En primer lugar, los médicos tratan cualquier padecimiento médico o psicológico. Pueden recetarse medicamentos para combatir la ansiedad para ayudar con el estrés, de acuerdo con la Clínica Mayo .

La terapia se usa para calmar los síntomas y enseñar las técnicas de control de estrés. Otros tratamientos incluyen terapia física para ayudar con los movimientos que no pueden controlarse. También se utilizan la hipnosis o estimulación magnética en el cerebro.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad