Publicidad
Publicidad

Criminólogos afirman que los tiroteos masivos no están aumentando

Investigadores afirman que las probabilidades de ser víctima de un tiroteo en las escuelas son escasas
Escenario del tiroteo
Escenario del tiroteo-AFP Escenario del tiroteo

Oakland se tambalea después de un tiroteo en un pequeño colegio religioso que dejó siete muertos. Seis meses atrás, ocho personas murieron en un tiroteo en Seal Beach, California. Y hace un año, un ataque que apuntaba a la congresista republicana Gabrielle Giffords en Arizona, dejó seis muertos y 13 heridos.

Cada asesinato en masa provoca una oleada de conmoción pública y un frenesí de atención de los medios  y, con frecuencia, un examen de conciencia sobre si representan un descenso más amplio hacia la violencia aumentada por las armas.

Pero, ¿estos ataques están aumentando en Estados Unidos?

No es así, de acuerdo con el profesor James Alan Fox, un criminólogo en la Universidad del Noreste de Boston, quien ha estado estudiando los asesinatos masivos en las últimas tres décadas.

Publicidad

(Lee: Qué hacer en caso de tiroteo o explosión )

A pesar de la enorme cobertura mediática que se les dedica, las estadísticas criminológicas muestran que no hay una tendencia a la alza en los asesinatos masivos, que se definen así cuando hay cuatro víctimas o más, sin contar ataques terroristas, desde la década de los 70, dijo.

Tiroteos en campus, como la masacre de Virginia Tech en 2007, o la serie de tiroteos en escuelas en los 90, que incluye Columbine , a veces atraen más atención que asesinatos múltiples en otros ámbitos.

En Virginia Tech, el estudiante de 23 años Seung- Hui Cho arrebató la vida de 32 personas en un tiroteo donde actuó solo en el campus Blacksburg antes de suicidarse.

Publicidad

En 1999 en la Preparatoria Columbine en Littleton, Colorado, Eric Harris, de 18 años, y Dylan Klebold, de 17, asesinaron a 12 de sus compañeros y una maestra antes de suicidarse en la biblioteca de la escuela.

Pero a pesar de estos casos de alto perfil, las probabilidades de ser víctima de un tiroteo en una escuela o campus son increíblemente escasas, dijo Fox.

“En general en este país, hay un promedio de 10 a 20 muertes dentro de los campus en cualquier año”, dijo. “Compara eso con más de 1,000 suicidios y cerca de 1,500 muertes por consumo excesivo de alcohol y sobredosis de drogas”.

Aunque son tristes cuando ocurren, los tiroteos en las escuelas son “muy pocos y distantes entre sí, y muy impredecibles”, dijo Fox. Esto sugiere que las autoridades podrían hacer un mayor bien enfocándose en la prevención del suicidio y el abuso de sustancias en lugar de tratar de proteger contra un asesino en el campus.

Publicidad

Viéndolo en un panorama general, mientras los asesinatos masivos son más comunes ahora que en los 60, también lo son las muertes en general, dijo Fox.

Y aunque no hay un patrón en términos de la forma en que los asesinatos ocurren, se puede trazar algunas tendencias de quienes los cometen , dijo Fox.

Su investigación indica que de 1976 a 2008 hubo 852 masacres, involucrando a 4,131 víctimas y 1,176 perpetradores.

Los perpetradores tendían a ser mayores que aquellos que cometían asesinatos en general, dijo Fox, con más de una cuarta parte de los responsables por asesinatos masivos con más de 40 años, según su investigación, y la edad promedio de los involucrados en tiroteos en el campus es de 36 años.

Publicidad

Mientras tanto, el 60% de los que cometieron asesinatos masivos son blancos, comparados con el 47% de asesinos en general, dijo Fox, y el 94% de los perpetradores son hombres, comparados con el 88% de asesinos en general.

Fox sugiere que cualquier sensación de que los asesinatos masivos son una espiral a la alza tiene que ver más con los caprichos de la memoria humana que con los hechos reales.

“Dado que tendemos a recordar aquellos sucesos que pasaron más recientemente, que aquellos que ocurrieron antes, a menudo tenemos la sensación de que tres cosas se pueden convertir en una epidemia”, dijo.

“Son acontecimientos raros, y todo lo que es raro es difícil de predecir”.

Publicidad

Kelly McBride, profesora universitaria del Instituto Poynter, dijo que aunque los cambios en los medios de noticias significan que los asesinatos masivos probablemente tienen más cobertura ahora que en décadas pasadas, no cree que la percepción del público sobre su frecuencia ha sido sesgada como resultado.

Esto es debido a la forma cambiante en que la audiencia consume la información, dijo McBride, quien también trabaja en el Proyecto de Creación de Sentido de Poynter, que ve cómo el público maneja la información.

“Aunque hay más noticias sobre tiroteos masivos, la gente está consumiendo menos de esto porque hay más noticias sobre todo”, dijo McBride.

“Sospecho que si ves la dieta promedio de los consumidores cuando hay un tiroteo masivo, no va a ser muy diferente de lo que era en el sistema antiguo cuando había menos organizaciones de noticias cubriendo un acontecimiento masivo”.

Publicidad

Una razón para el incremento de la cobertura de masacres es que el ambiente de las noticias de última hora se ha vuelto tan competitivo, impulsando que muchos medios de comunicación busquen las líneas más sensacionalistas, dijo.

Los proveedores de noticias nacionales e internacionales también fuerzan historias que previamente se habían dejado a los medios locales, dijo, y tienden a echar mano de las líneas más dramáticas.

La preocupación a veces se plantea en una cobertura completa, especialmente en los canales de noticias de cable, que pueden inducir ataques de imitación.

Sin embargo, de acuerdo con McBride, no hay investigación científica sólida que demuestre un efecto de contagio resultante de la cobertura de medios de asesinatos masivos.

Publicidad

El resultado debe ser que las autoridades luchen por adivinar los actos impredecibles de asesinos solitarios, con factores en juego que van desde el sentido de alienación del individuo o el agravio personal hasta los problemas de salud mental o la disponibilidad de armas.

Pero mientras que cada masacre sin sentido deja a una comunidad en estado de shock y trágicamente toma muchas vidas, la gran mayoría de los estadounidenses permanecerán intactos, más allá de los titulares sensacionalistas.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad