Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La cirugía plástica, una opción para reducir el pecho a los hombres

Un niño de 14 años con más de 3 kilogramos de pecho pregunta a un cirujano plástico: "¿Puedes ayudarme?"
mar 17 abril 2012 04:49 PM
La comunicación ayuda a salvar vidas en el quirófano
CNN. Cirugía La comunicación ayuda a salvar vidas en el quirófano

Nota del editorAnthony Youn, es cirujano plástico y autor de  In Stitches (En puntadas) , una memoria humorística sobre cómo se volvió médico.

(CNN) — El par de senos de talla doble D que sobresalen frente a mí lucen como si fueran de Pamela Anderson. Pero son de un niño de 14 años.

Saco un marcador negro y comienzo a dibujar sobre Phil, mi primer paciente de cirugía del día. Phil tiene ginecomastia, o engrandecimiento de glándulas mamarias en varones.

A Phil lo trajo su abuela, quien lo crió desde que tenía 10 años. Aparentemente era un niño bien portado y buen estudiante hasta que llegó a la pubertad. Como muchos niños que van madurando, su voz se hizo más grave e incrementó su altura. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los otros niños,  comenzó a desarrollar senos .

Sus mamas crecieron y crecieron hasta que llegaron hasta la mitad de su abdomen.

La abuela de Phil se dio cuenta de que se volvía más y más aislado. Sus amigos lo abandonaron. Los niños se burlaban de él. Sus calificaciones bajaron. Incluso reprobó educación física, tras negarse a quitarse la playera. 

Publicidad

En mi consultorio, Phil estuvo callado la mayoría del tiempo. Dejó que su abuela hablara. A final de la consulta, sus ojos tristes se fijaron en los míos. Con una voz temblorosa preguntó: “¿Puedes ayudarme?”.

“Sí”, contesté, con la mayor confianza que pude.

Tres semanas después, aquí estamos:

Phil es parte de una nueva tendencia de hombres registrándose para someterse a cirugía plástica en Estados Unidos. En 2011 más de 800,000 hombres se sometieron a procedimientos estéticos, un incremento del 121% desde 1997, según la  Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética .

La reducción de ginecomastia, una de las cirugías más populares fue realizada en casi 18,000 hombres. El bótox fue el procedimiento más común de todos con más de 260,000 hombres sometiéndose a inyecciones en 2011.

Posiblemente el factor más influyente en el  aumento de cirugía plástica en los hombres  es la mejora en las técnicas, dispositivos y productos. Verse frescos y rejuvenecidos nunca ha sido fácil. Pero atrás quedaron los días en los que los pacientes tenían que lidiar con cicatrices largas y una apariencia de ‘un túnel de viento’.

Las bolsas debajo de los ojos y bultos en la nariz ahora pueden ser removidos sin que queden cicatrices visibles. Sustancias inyectables como el bótox y el Restylane puede reducir arrugas evitando el bisturí. Y nuevos tratamientos láser pueden suavizar la piel sin ningún tiempo de inactividad en lo absoluto.

Aun así, siguen existiendo historias con moraleja. Debido a que la mayoría de los procedimientos de cirugías plásticas fueron  desarrollados con el rostro y la figura femenina en mente , los pacientes masculinos pueden quedar viéndose feminizados y poco naturales. 

Pero la cirugía de Phil va bien. Le retiré los senos con un bisturí,  recorté los pezones y los suturé de nuevo como injertos  de piel sobre su pecho ya plano. Todo el procedimiento tomó 90 minutos.

Fueron 3.6 kilogramos de tejido mamario. Su pecho cambió de masivo y caído a plano y firme. Sus areolas disminuyeron en diámetro, que eran del tamaño de platos pasteleros, a ser un cuarto de éstos.  

Tres meses después, Phil y su abuela me vieron para su visita final después de la operación. Su comportamiento ha cambiado de ser triste a aislado a energético y amigable. Es como si una nube sobre su mundo se hubiera esfumado. En su camino de salida del consultorio médico, se detiene y me da una gran sonrisa diabólica.

Después dice algo que hace mi día: “Doctor Young, adivine qué. Tengo una cita esta noche”.

No pude evitar sonreír de regreso.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad