Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Paciente con brazos trasplantados espera volver pronto a trabajar

Los médicos eligieron al paciente con base en su estabilidad psicológica, un requisito para enfrentar una recuperación de hasta dos años
vie 08 junio 2012 05:41 PM

Gabriel Granados Vergara perdió ambos brazos en enero del 2011. Ese día subió a la azotea de un terreno propio para supervisar un trabajo de albañilería. Ahí tomó una varilla metálica que alcanzó el campo magnético de un cable de alta tensión, y sufrió una descarga eléctrica. A poco más de un año del accidente, Gabriel tiene un par de brazos nuevos.

“No me ha entrado ninguna depresión”, dice el propio Gabriel al comentar vía telefónica con CNNMéxico cómo se sinte a tres semanas de la cirugía.

El pasado 18 de mayo fue sometido a una operación de 17 horas en la que participaron una veintena de especialistas, entre cirujanos, residentes, anestesiólogos y enfermeras, según un comunicado del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, con sede en la Ciudad de México.

Al final de esa jornada Gabriel se había convertido en el primer latinoamericano en recibir un trasplante de brazos. El donante era un hombre de 35 años con muerte cerebral que compartía su complexión y color de piel.

"Todavía estoy con muchas ganas de trabajar, muchas ganas de estudiar", dice Gabriel al explicar qué planes tiene ahora que recuperó los brazos.

Está casado, y tiene dos hijos, un hombre de 18 años que está por ingresar a la universidad y una mujer de 22 que estudia Ciencias. Él es contador y al momento del accidente estaba de vacaciones en su empleo como supervisor en materia de contabilidad en la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México. 

Publicidad

También estaba por comenzar a estudiar la carrera de Derecho. Al despertar en el hospital después del accidente vio sus brazos quemados. Los tendones y los nervios estaban expuestos, y notó poco a poco le fue imposible mover los dedos. Primero le amputaron el brazo izquierdo y días después el derecho.

Entonces consideró abandonar su proyecto de estudiar, pero su familia lo convenció de que siguiera adelante.

“Le agradezco mucho a mi esposa y mis hijos, me dijeron ‘nos nos interesa cómo vas a salir (del hospital) nosotros te queremos’”, recuerda.

Ya en la escuela, su hijo le ayudaba a tomar notas, pero rápidamente él desarrolló la habilidad de leer libros, tomar apuntes y escribir en computadora por sí mismo. En casa empezó a ayudar con labores domésticas, cuenta.

“Yo siempre he querido hacer cosas, ayudaba en lo que podía; no podía levantar una cubeta de agua cuando antes levantes 50 kilos, pero fui aceptando eso”, recuerda Gabriel, quien es originario de Michoacán.

Ahora usa férulas que le ayudan a mantener una posición adecuada en las manos. Todavía no tiene movimiento en las muñecas y en los dedos porque aún debe mejorar la conducción nerviosa, dice en entrevista telefónica con CNNMéxico, Patricia Butrón, cirujana plástica y reconstructiva, miembro del Tlalpan Team, que realizó el trasplante bajo el mando el cirujano Martín Iglesias Morales.

Gabriel estará en rehabilitación de uno a dos años. Tendrá que mantenerse en condiciones de higiene extrema, recibir sólo a visitas sanas para que no le contagien enfermedades, practicarse exámenes de laboratorio, y tomar medicamentos inmunosupresores para evitar el rechazo de las extremidades.

Antes del trasplante tuvo que pasar por un largo proceso de exámenes médicos y psicológicos para ser considerado un candidato ideal para la operación “de alta especialidad y compleja” que le devolvería los brazos, recuerda Butrón.

“Es una persona con un buen razonamiento, con buen juicio, muy estable psicológicamente y con un apoyo de la familia muy bueno, esto hace que el candidato sea un paciente ideal”, detalla.

El ánimo del paciente tras la cirugía, dice Butrón, era la de un hombre "contentísimo, impresionado, agradecido, conmovido".

En México hay una lista de espera de cerca de 23 personas que solicitan un trasplante de brazos, aunque tras hacerse público el éxito de la cirugía de Gabriel, también se han comunicado con el Tlalpan Team personas con amputaciones de Costa Rica, Colombia y el interior de México, quienes están interesados en participar en el programa, según Butrón.

Gabriel no ha sufrido hemorragias ni infecciones por lo que el trasplante se puede considerar un éxito.

“No pasan de siete (trasplantes de brazos) en el mundo”, dice Butrón al dimensionar cuál es la relevancia de esta cirugía.

El primer trasplante exitoso de brazos se realizó en julio del 2008 en Alemania, según información publicada en la página de internet del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán. El instituto menciona una decena de países y casos de este tipo de trasplantes, aunque no da una cifra exacta de los mismos.

Gabriel dice que no ha reparado demasiado en el hecho de que tiene unos brazos distintos a los suyos, en parte, por un consejo que le dio su hijo: “Me ha dicho, 'grábate muy bien en tu cabeza que son tuyos'”.

Ahora que se está adaptando de nuevo a la sensación de tener brazos dice que le pesan un poco pero que no ha tenido dolor ni incomodidades.

En cuando a sus planes, insiste en que son seguir adelante con su rehabilitación y con su vida. "Era feliz trabajando", recuerda. Por eso, cuando tuvo que dejar su empleo, le advirtió a sus compañeros: “No me despido, no me olviden, yo voy a regresar”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad