Publicidad
Publicidad

Los desmayos podrían estar determinados por tus genes

Un estudio de gemelos encontró una propensión a los desmayos similar entre las personas que comparten más material genérico
desmayo desmayarse narcolepsia dormir caida
desmayo desmayarse narcolepsia dormir caida desmayo desmayarse narcolepsia dormir caida

Aproximadamente el 25% de las personas se desmaya alguna vez en la vida. El término técnico para desmayo, cuando se debe a un desencadenante en el medio ambiente, es síncope vasovagal. El proceso involucra una caída en la presión sanguínea.

Tal vez sea por ver sangre o por estar parado durante mucho tiempo, dolor, o pensamientos aterradores. En cualquiera de estos casos, puede que estés  alerta en un momento y al siguiente te hayas desvanecido .

Un  nuevo estudio  publicado en el diario Neurology sugiere que los desmayos tienen un componente genético. Anteriormente había evidencia contradictoria acerca del  papel de la genética  en la tendencia al desmayo. Una revisión reciente a varios estudios mostró que cualquier correlación se debe a la casualidad.

Pero este estudio considera a unos gemelos, quienes comparten más material genético que cualquier otro par de personas. Los investigadores estudiaron a 51 pares de gemelos del mismo sexo en los que al menos alguno de ellos se hubiera desmayado. Este grupo incluyó una mezcla de gemelos monocigóticos (provenientes de un mismo óvulo, que se dividió) y dicigóticos (provenientes de dos óvulos distintos). Los gemelos monocigóticos presentan mayores similitudes  genéticas, e incluso se les conoce como gemelos idénticos, mientras que los gemelos dicigóticos son conocidos como fraternos.

Publicidad

Los investigadores entrevistaron a los gemelos vía telefónica, utilizando un cuestionario estandarizado. Los resultados mostraron que en el caso de los gemelos idénticos, era más probable que ambos hubieran presentado desmayos, en comparación con los pares de gemelos fraternos.

“Los estudios con gemelos nos proveen de evidencia muy fuerte sobre los componentes genéticos y son un método clínico clásico para la búsqueda de evidencia de efectos relacionados con la genética. Esto es respaldado por la información de nuestro estudio que no incluía gemelos en la familia”, dijo uno de los autores del estudio en un correo electrónico, el médico Sam Berkovic, neurólogo de la Universidad de Melbourne, Australia.

La investigación sugiere que  existe una fuerte influencia genética  en los desmayos “haciendo a estos sujetos más vulnerables a los desencadenantes medioambientales que darán como resultado un desmayo en un momento particular, tales como eventos cargados de emociones, estrés, el ver sangre, etc.”, dijo Berkovic.

No existió evidencia de que los participantes padecieran problemas cardiacos o fallas autonómicas, un trastorno del sistema nervioso, que pudieran también provocar los desmayos, y ningún par de gemelos presentó un historial familiar de muerte súbita por motivos cardiacos.

Publicidad

Existe un gran espectro de causas de desmayos, según se concluyó en el estudio. Por un lado, están los factores genéticos, particularmente cuando son recurrentes y se asocian a desencadenantes típicos. Del otro lado están los factores medioambientales, especialmente los que son "infrecuentes y no se asocian a los desencadenantes típicos”.

Esto significa que las personas que están estrechamente relacionadas pueden tener una propensión similar a los desmayos, dijo Berkovic.

Pero este estudio presenta ciertas debilidades. Se trató de un estudio pequeño, y los investigadores no realizaron exámenes de diagnóstico para excluir otras posibles causas de desmayos, como problemas cardiacos o fallas autonómicas.

El estudio puede ayudar a los científicos a identificar en qué tipo de genes reside la tendencia al desmayo, dijo Berkovic.

Publicidad

Para explorar más a detalle este tema, deben de llevarse a cabo estudios genéticos en familias más grandes y estudiar la tendencia al desmayo existente, dijo.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad