Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Aprender a dormir ayuda a ganar carreras contra el 'jet lag' como piloto de F1

Los científicos ya saben mucho acerca de los "trasnochadores", pero apenas están comenzando a entender mejor los efectos de la pérdida crónica del sueño.
sáb 14 octubre 2017 07:25 AM
La fórmula del éxito
La fórmula del éxito "Siempre batallé mucho con el sueño cuando iba a diferentes zonas horarias... me consumía tanta energía", explicó Nico Rosberg, campeón de la F1 en 2016. (Foto: Etherington/LAT/REX/Shutterstock/Etherington/LAT/REX/Shutterstock)

Los pilotos de la Fórmula 1 son famosos por su ostentoso estilo de vida, pero los constantes viajes pueden pasarles factura si no tienen cuidado.

La F1 cubre unos 161,000 kilómetros en el transcurso de la temporada y la manera en que un piloto se prepara para todo ese tiempo en la pista puede jugar un papel crucial en el resultado de las carreras.

Cinco grandes premios en seis semanas desde mediados de septiembre: tres en Asia seguidos de dos carreras en Norteamérica, el Gran Premio de Estados Unidos se disputará el 22 de octubre y una semana después el Gran Premio de México, es un período particularmente agotador para los equipos.

Lee: 8 consejos para sobrevivir vuelos largos

En un intento de ayudar a sus pilotos a descansar, los equipos han recurrido a científicos del sueño como Steven Lockley, para asegurarse de que sus estrellas estén en la cima de su potencial mental al momento de ir a la cama.

"Si estás sano, no hay tal cosa como dormir demasiado, y cuanto más duermes, mejor te desempeñas", dijo a CNN Lockley, profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard.

Publicidad

"Los pilotos de la F1 buscan cualquier ventaja, y el sueño es una de las herramientas que pueden usar para asegurarse de estar en un óptimo rendimiento".

Reloj circadiano

En Singapur, mantener a raya el jet lag o desfase horario no es demasiado problemático, la carrera por la noche permite a los pilotos seguir en horario europeo.

"Terminan yendo a la cama a las 3 o 4 a.m. hora de Singapur y se levantan al mediodía de allí", dice Lockley.

Pero para las carreras que siguen en Malasia y Japón, se requieren planes más largos y complejos.

"Empezamos a cambiarlos a la nueva zona horaria antes de que partan, de suerte que tengan una ventaja y luego manejamos sus ciclos de luz/oscuridad, que es un sincronizador clave del reloj circadiano", agregó Lockley.

Lee: Un antídoto contra el ‘jet lag’ comienza a dar “destellos”

"Cuándo ver luz, pero también cuándo evitarla, y para ello las gafas de sol son un elemento importante".

"También usamos melatonina, que sirve para ayudar a cambiar el reloj y controlamos el uso de cafeína, para que se use de manera óptima para que contribuya al estado de alerta, pero minimizando los impactos negativos en el sueño".

Lockley comparte sus conocimientos con la F1 a través de Hintsa Performance, una consultora que trabaja con varios pilotos, atendiendo todos los aspectos de su salud, desde el bienestar mental y físico hasta la nutrición y la recuperación.

Su equipo de entrenadores aplica la filosofía de su fallecido fundador y exmédico del equipo de McLaren, el finlandés Aki Hintsa, quien fue una figura muy respetada y querida en la F1.

Lewis Hamilton, quien trabajó con Hintsa en McLaren, ha hablado en términos elogiosos de la influencia positiva del finlandés. Y el actual campeón del mundo, Nico Rosberg, también reconoce que la orientación de Lockley lo ayudó a conquistar el título en 2016.

"Siempre batallé mucho con el sueño cuando iba a diferentes zonas horarias... me consumía tanta energía", explicó Rosberg a principios de este año.

Pero siguiendo el consejo de Lockley de hacer pequeños ajustes antes de las carreras, la suerte del piloto alemán cambió.

"Tuve un poco más de capacidad y poder cerebral, ya sabes, y me quedaba energía para los momentos cruciales. Cualquier cosita adicional que puedas traer a la mesa va a ayudarte en ese momento y eso es parte de por qué gané el campeonato mundial".

Pilotos y astronautas

Lockley ha pasado casi 25 años estudiando el sueño y además de la élite de la Fórmula 1 tiene a astronautas entre sus clientes.

"Gracias a nuestro trabajo, la NASA está poniendo nuevas luces multi LED en la Estación Espacial Internacional para cambiar la intensidad y el color de la luz para ayudar con el estado de alerta cuando queremos que se desempeñen bien o para calmar el cerebro antes de dormir".

Lee: El problema de los astronautas al dormir... su reloj biológico

Otras profesiones más ordinarias también están empezando a beneficiarse de su experiencia, en particular la policía, los bomberos, los médicos y enfermeros cuyos relojes biológicos están rutinariamente bajo el asedio de turnos nocturnos y largas jornadas de trabajo.

Los científicos ya saben mucho acerca de estos "trasnochadores", como Lockley los llama, pero apenas están comenzando a entender mejor los efectos de la pérdida crónica del sueño.

"Hasta hace poco nos dimos cuenta de que esta pérdida crónica del sueño progresa muy de prisa y eso es un problema para la mayoría de nosotros, eso -y los impactos en la salud a largo plazo, aumentando el riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y cáncer- es clave", dijo Lockley.

"Puedes acumular muy rápidamente lo que se denomina una deuda crónica de sueño. Incluso si por un par de semanas duermes solo seis horas por noche puedes estar tan mal como alguien que ha estado despierto durante 24 horas seguidas”.

"Sabemos que incluso ocho horas por noche no es suficiente para mantener el rendimiento día a día... nadie anda bien después de cinco o seis horas de sueño, aunque digan que están bien. Cuando los mides objetivamente descubres que tienen un pobre rendimiento".

Dormir profundamente

Con los planes de sueño de Lockley, pocos pilotos tendrán problemas para conseguir sus ocho horas este fin de semana. Algunos pasan aún más tiempo en la cama, la estrella en ascenso de Force India, Esteban Ocon, dice que duerme 12 horas.

"Lo que he notado, incluso antes de asesorar a los pilotos, es que el sueño se priorizaba. Los pilotos duermen mucho tiempo", dijo Lockley.

"Ellos saben que necesitan dormir bien... los pilotos quieren dormir ocho, nueve, diez horas por noche porque saben que marca una gran diferencia. Son, por decirlo de alguna forma, buenos promotores del sueño. Entienden su importancia y lo priorizan en su planificación".

La planificación es la palabra clave aquí, ya seas un piloto de F1, un astronauta o incluso un vacacionista en un vuelo de larga distancia.

"La dirección del viaje -y lo bien que te adaptes- depende de tu reloj interno. Tres cuartas partes de nosotros tenemos un reloj de más de 24 horas, lo que significa que nos resulta más fácil viajar al oeste, mientras que a una cuarta parte de las personas les resulta más fácil viajar hacia el este", explica Lockley, cuyos consejos para el jet lag pronto estarán disponibles en una aplicación llamada Timeshifter.

"Saber si funcionas mejor por la mañana o por la noche es un buen comienzo. Piensa en la dirección de tu viaje y planifícalo en consecuencia. Comienza a cambiar de horario antes de partir. Si vas al oeste, ve a la cama un poco más tarde un par de días antes. Si vas al este, vete a dormir más temprano”.

¿Y el propio Lockley? ¿Alguna vez sufrió jet lag?

"El especialista en jet lag no puede tener jet lag, así que planeo y sigo el programa cuando viajo. Mi esposa y yo viajamos a Australia por primera vez hace unos 10 años y esa fue la primera vez que ella realmente creyó que yo sabía de lo que hablaba", cuenta.

“Esa fue la prueba de fuego”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad