Dionisio Garza Sada: El empresario que quiere dejar huella en la educación

Garza Sada busca desarrollar con la Universidad Regiomontana una educación que desarrolle en los alumnos las habilidades que demanda la industria y la sociedad con un modelo educativo innovador.
Dionisio Garza Sada  quiere renovar el modelo educativo con la U-ERRE  (Foto: Gladys Serrano)
Por: Puri Lucena
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Dionisio Garza Sada fundó en 2011 junto a su padre, Dionisio Garza (ex presidente de Grupo Alfa) Topaz, donde es managing director, con tres unidades de negocios: exploración y extracción de hidrocarburos, un fondo de inversión en tecnología y emprendedores y bienes raíces. Pero además, tiene una iniciativa de emprendurismo social, en el que se incluyen proyectos educativos como la Universidad Regiomontana (U-ERRE) o la Unid, con la que suman 40,000 alumnos en 48 ciudades y 55 campus.

Pregunta: ¿Qué cambios han llevado a la U-ERRE?

Respuesta: Empezamos en 2012 y nos dimos cuenta de que su modelo educativo estaba vencido y comenzamos con un proceso para tener una educación que desarrolle habilidades del siglo XXI: todo un sistema nuevo curricular, que estuviera alienado con las necesidades de la industria y la sociedad.

Que el fin no fuera estar en un salón escuchando a un maestro, sino que el alumno fuera activo en el aprendizaje, que construyera su aprendizaje.

Empezamos a pilotear este proceso en la U-ERRE, en Monterrey, porque es un campus con 8,000 alumnos. Realizamos un onfocus Group con más de 3,000 personas en las que básicamente preguntamos: sueña con la universidad del futuro. El resultado es esta universidad, muy vinculada con la industria.

Lee: Edupreneurs mexicanos ¿al rescate de la educación?

¿Cómo es el modelo educativo?

Tenemos colaboración con empresas y tiene que ver también con un maestro que más que dictar conocimiento, es un coach que guía a los alumnos a descubrir su propio conocimiento, que incentiva la discusión. Para todo esto tuvimos que cambiar toda la infraestructura de la universidad, meter tecnología avanzada y cambiar los salones, porque un salón en el que ves la nuca del compañero de enfrente no invita a la discusión. Necesitas un salón donde puedes rayar las paredes, donde se puedan mover sillas y todo esta conectado. Seguimos trabajando para complementarlo y la idea es llevar este tipo de aprendizaje a los diferentes campus que existen en el país. Es un proyecto que lleva ya cuatro años y va exitoso.

¿Qué otros proyectos tienen?

Hemos hecho alianzas exitosas que tienen que ver con llevar más allá la excelencia académica: con la unidad infantil de Harvard y, para el Lab-Ciudad, que busca construir mejores ciudades para sus habitantes, que iniciamos con Graduated School of Design de Harvard, para analizar cómo debe interactuar un campus con la ciudad. Los alumnos que han participado en este proyecto y otros agentes del ecosistema de Nuevo León han tratado de dar soluciones al centro de la ciudad.

¿Por qué enfocarse en la educación?

Teníamos ganas de dar algo a la comunidad. Más del 85% de los alumnos de la U-ERRE y alrededor de 70% de la Unid cuentan con algún tipo de beca. Nuestro patrimonio familiar viene de otros negocios, esto es emprendedurismo social y queríamos dejar una huella en la comunidad. La educación es lo que va a llevar al país adelante.

Edad: 33
Estudios: Management Science Ingeneering en Stanford y MBA en Harvard

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×