México en el mundo, ¿cómo está en derechos laborales de maternidad?

El país no cumple con el mínimo de semanas de incapacidad, que la OIT establece en 14.
Madres trabajadoras.  En México, el 35% labora en el sector informal.
Yanin Alfaro
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En México sólo del 10 al 32% de las mujeres trabajadoras cuenta con algún tipo de protección social durante la maternidad, una cifra que contrasta frente a lo que ocurre en otros países de América Latina como Brasil, Colombia, Venezuela y Perú que cubren de 33 a 65%, o Chile que cuenta con una cobertura del 66 al 89%, con base en el estudio La maternidad y paternidad en el trabajo, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2015, en el cual se examina la legislación en esta materia en 185 países.

Pese a lo establecido en el artículo 123, fracción V, de la Constitución Política Mexicana, sobre los derechos de las madres trabajadoras, aún existen mujeres que no cuentan con las prestaciones de ley que les permitan ejercer su maternidad sin preocupaciones.

En el país, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 35% de las madres trabajadoras labora en el sector informal, por lo que no cuenta con los beneficios de ley como la incapacidad por maternidad con salario íntegro, un periodo de lactancia y derecho a guarderías como quienes cotizan, ya sea el IMSS o el ISSSTE, principalmente.

“Falta generar ciertos incentivos que permitan a las empleadas independientes tener seguridad social durante la maternidad”, comenta Martha Barroso, directora de Business Units Support en ManpowerGroup.

En esta situación las madres más afectadas son quienes trabajan en la informalidad y en PyMES,“sobre todo aquellos emprendedores que comienzan con un negocio familiar”, indica Salvador De Antuñano, director de recursos humanos de Adecco.

De acuerdo con el reporte de la OIT, México no forma parte del 53% de las naciones que respetan el mínimo de semanas de incapacidad, que se establece en 14, con base en los lineamientos planteados en el Convenio sobre protección de la maternidad, en el año 2000.

En el país, las madres trabajadoras tienen derecho a 42 días en el periodo prenatal y 42 en el postnatal, pero “de acuerdo a las empresas y a sus políticas puede haber más semanas con gozo de sueldo que permita disfrutar a la trabajadora de su maternidad y recientemente también se establecen cinco días de periodo de paternidad”, explica Barroso.

Esta prestación ya existía previamente en Argentina, donde los hombres disfrutan de dos días libres pagados, cinco en Chile y cuatro en Colombia.

Según la OIT existe gran diferencia en cuanto a los periodos por licencia de maternidad en los 185 países que analizó, pues mientras que en México se ofrecen 84 días, en otros países de América Latina el lapso es mayor, por ejemplo, en Chile es de 156. En Europa este periodo se extiende a 365 días de descanso en Reino Unido, Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Albania y en Croacia se alcanza un máximo de 410 días.

¿Cómo estar a la vanguardia?

México es el país 53 en bienestar para las madres, de 179, superado por Argentina, Cuba, Costa Rica y Chile, mientras que Noruega ofrece las mejores condiciones, de acuerdo con el estudio El estado mundial de las madres 2015: la desventaja urbana, elaborado por Save the Children.

Para que el país se encuentre en un nivel superior de circunstancias De Antuñano considera que “se deben ofrecer licencias de maternidad más amplias, más flexibilidad de horarios y más salas de lactancia, con las que cuentan especialmente las empresas con el distintivo de Empresa Socialmente Responsable, ya que es un requisito”.

Algunas empresas como Google, Microsoft y Manpower, ya cuentan con salas de lactancia para las trabajadoras, “un lugar no visible en donde las madres se sienten cómodas de hacer la extracción de la leche para llevarla a casa”, comparte Barroso.

Hace falta romper paradigmas y apostar por el home office u horarios flexibles para no perder al talento femenino que se encuentra en periodo de maternidad.


Un ejemplo de lo anterior es la empresa Jafra, que recientemente fue reconocida como una de las mejores empresas para trabajar por el Great Place to Work Institute. Juan Carlos Llanes, su gerente de recursos humanos, comparte que a sus empleadas se les brinda flexibilidad de horarios “que les permite tener un balance con su vida personal. Asimismo, en verano también se pueden empatar las vacaciones con las de los niños y otorgarles permisos para asistir a citas médicas o reuniones escolares durante el año”.

Estas medidas se deben a que en Jafra es importante el factor femenino, pues 61% de su personal está compuesto por mujeres, además, ostentan 70% de las posiciones de liderazgo.

Recomendamos: Conciliar para ganar

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

La flexibilidad de horario es una de las condiciones laborales que más valoran las madres trabajadoras y que impactan de manera positiva en su desempeño. Según Martha Barroso, este aspecto influye en “el grado de satisfacción, por lo que la productividad y la motivación se elevan en relación con este tipo de beneficios y el impacto puede ser mayor a un aumento salarial”.

Además de las prestaciones básicas, otros países en el mundo ofrecen a las madres un subsidio en pago de guarderías cercanas al lugar de trabajo, servicio para localizar niñeras y asistencia para la planificación de la educación de los niños.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×