México, el país donde los empleados se vuelven activistas de marca

El 75% de los empleados mexicanos recomendaría la empresa en la que trabaja y 45% ha compartido elogios o comentarios positivos a cerca de su empleador.
Trabajadores mexicanos.  El 67% se siente entusiasmado por la labor que realiza en la compañía en la que trabaja.
Yanin Alfaro
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La satisfacción laboral es clave para que los empleados se conviertan en embajadores de la marca para la que trabajan, una tendencia llamada Employee Rising, que ya es utilizada por grandes firmas que aprovechan el activismo del personal para hacer crecer su negocio y mejorar su reputación.

En México, 56% de los trabajadores se siente profundamente comprometido con su empleador frente a un 30% global, reveló el estudio internacional Capitalizando el Activismo de los empleados para reforzar nuestra marca, realizado por Weber Shandwick, firma de relaciones públicas, y DHR International, empresa especializada en la búsqueda de ejecutivos y consultoría estratégica, en conjunto con KRC Research.

Este alto porcentaje en México puede deberse a que en los países latinoamericanos hay una menor crítica al trabajo de los jefes, aseguró en entrevista Kate Bullinger, vicepresidenta ejecutiva y líder global para involucramiento de empleados y manejo de procesos de cambio organizacional en Weber Shandwick.

En el país, 67% de los encuestados se siente satisfecho con el trabajo que realiza, mientras que en el mundo sólo 33% contestó positivamente.

El estudio, que abarcó un universo de 2,400 empleados de 16 mercados internacionales, también reveló que 9 de cada 10 trabajadores mexicanos hace comentarios positivos sobre su empleador a familiares y amigos y 7 de cada 10 los alientan a comprar productos o contratar servicios de las compañías en las que trabajan.

Pese a que sólo 31% de los mexicanos se siente valorado por su empresa, 59% la defendería de las críticas y 75% la recomendaría como un buen lugar para trabajar.

El liderazgo es el factor más importante para potenciar este activismo de los empleados, le siguen las estrategias de comunicación interna, las políticas de recursos humanos y la responsabilidad social corporativa.

Recomendamos: La alta dirección debate cómo ser más flexible y dejar la gestión tradicional.


Redes sociales, pieza clave

Las redes sociales juegan un papel importante al momento de ejercer el activismo de marca y defender a los empleadores de la crítica. Con base en el estudio de Weber Shandwick, en México 97% de los entrevistados usa al menos una red social; de estos, 50% comparte en sus redes sociales mensajes, fotos o videos de su trabajo; 45% han compartido elogios o comentarios positivos a cerca de su empleador, 6% críticas o comentarios negativos y 5% han publicado mensajes sobre su empleador de los que se arrepienten.

“El hallazgo más importante de este reporte es que los empleados a nivel mundial están utilizando redes sociales en su trabajo como Facebook o LinkedIn y los empleadores los están promoviendo, pues es una oportunidad para las compañías para difundir información de la marca”, apuntó Bullinger.

Alrededor de 60% de las empresas en México permiten que sus colaboradores consulten sus redes sociales. “Aquellos empleados que trabajan en una de estas compañías que fomentan la comunicación en social media tienen una opinión positiva y eso se transmite al exterior”, afirmó Bullinger. Es en este punto en el que se convierten en activistas en pro de la marca.

A pesar de que en el mundo hay algunas compañías que no permiten el acceso a redes sociales en horario laboral, con el uso de los dispositivos móviles no es posible impedir que los trabajadores se conecten.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Según el estudio, en el mundo 50% ofrece a sus empleados mensajes de marca para compartir, mientras que en México sólo 37% lo hacen. Asimismo, 37% a escala global ofrece capacitación al respecto, frente a un 28% en el país. “Los empleados mexicanos tienen más propensión a compartir información de la compañía, pero reciben menos capacitación y menos herramientas que el resto del mundo”, señaló Bullinger.

“En Latinoamérica el uso de redes sociales es muy alto. Es común que en México la gente publique en sus perfiles algo acerca de su vida privada, pero también sobre su trabajo”, concluyó Bullinger, quien aconseja aprovechar estas plataformas como un canal corporativo que incentive al activismo de marca.

Ahora ve
Venezuela celebra elecciones regionales en medio de una grave crisis
No te pierdas
×