Vicepresidente de Facebook quiere replantear la educación de la Ciencia

El ejecutivo menciona que forma en la que se imparte las materias y carreras de ciencia, tecnología, matemáticas e ingeniería debe adoptar un enfoque más práctico que facilite la interacción social.
vicepresidente de Publicidad y Páginas de Facebook.
Andrew Bosworth,  vicepresidente de Publicidad y Páginas de Facebook.  (Foto: CNNMoney)
Por: PARIJA KAVILANZ
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Andrew Bosworth, mejor conocido como 'Boz', es el cerebro detrás de News Feed de Facebook. Este apasionado tecnólogo tuvo un encuentro afortunado cuando era estudiante en Harvard: era ayudante de profesor en una clase de Inteligencia Artificial y Mark Zuckerberg era uno de los alumnos.

Dos años después de graduarse, el licenciado en Ciencias Computacionales se unió a su antiguo alumno en Facebook. Hoy, es vicepresidente de Publicidad y Páginas de la red social.

Pero cuando Bosworth, ahora de 34 años, cuenta la historia de su éxito, siempre se remonta a su infancia. En esa etapa jugó un importante papel el programa 4-H, una iniciativa dirigida a jóvenes en la que participó desde los 9 a los 19 años. "Mi familia se ha dedicado a la agricultura desde hace mucho tiempo", dijo Bosworth, quien creció en el condado de Santa Clara, California.

El programa 4-H, que data desde principios de 1900, es tradicionalmente conocido por sus raíces en la agricultura y la ganadería. Bosworth se involucró en ambas. "Participaba en proyectos de cocina y crié ovejas, cerdos, conejos y cobayas", afirmó. "Yo llevaba mi uniforme 4-H y exhibía mis animales en la feria rural".

El programa fue decisivo para él de otras maneras. "Fue un mentor de 4-H quien me enseñó por primera vez cómo programar una computadora cuando tenía 10 u 11 años", contó.

4-H es un semillero de celebridades, entre ellas la astronauta de la NASA Peggy Whitson, que viajará a la Estación Espacial Internacional a fines de este año; el presidente de la Universidad de Harvard, Drew Faust, y la cantante Jennifer Nettles.

"Todos los condados de Estados Unidos tienen un programa 4-H", apuntó Jennifer Sirangelo, presidenta del National 4-H Council.

El programa ofrece cientos de clases, desde yoga y cocina hasta oratoria y ciencias ambientales. Hoy, 4-H se está redefiniendo con un enfoque en los campos CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, STEM por sus siglas en inglés) a través de clases como robótica y cohetes.

El objetivo es doble: romper su molde tradicionalmente rural y aumentar el número de miembros, especialmente entre los jóvenes urbanos.

"Ya no queremos ser el secreto mejor guardado de Estados Unidos. Queremos llegar a 10 millones de jóvenes en 2025, un aumento de casi el 67%", dijo Sirangelo, añadiendo que gran parte del crecimiento "se verá impulsado por los programas CTIM.

Bosworth cree que la iniciativa de 4-H es un vehículo importante para llevar estas disciplinas a más niños.

"Tuve la suerte de crecer en Silicon Valley. Y mis padres reconocieron desde muy pronto el valor de las computadoras", refirió. Tuvo una Apple IIE en casa siendo niño. "Pero conozco a decenas que estuvieron conmigo en 4-H, que tenían que conducir 45 minutos para tener acceso a cualquier clase de tecnología".

Y aunque cree que programas como 4-H y Code.org están contribuyendo a reducir la brecha de accesibilidad, "vamos a la zaga de donde debemos estar". Atribuye la culpa al actual enfoque de la enseñanza de las ciencias CTIM.

"Es sorprendente, pero nos las hemos ingeniado para hacerlas poco interesantes y poco atractivas", admite Bosworth. "No puedes decirle a un niño de 12 años, ‘Oye, esto es muy importante para tu futuro crecimiento laboral’, y con ello entusiasmarlo y motivarlo".

La educación CTIM debe adoptar un enfoque más práctico que también facilite la interacción social, señaló Bosworth, que fue miembro fundador del programa de tecnología de 4-H.

"Si miro hacia atrás a mi experiencia con 4-H, lo que era genial era que realizábamos actividades y desarrollábamos una habilidad social. Era muy divertido. Lo hacías con tus amigos, y lo hacías como parte de la comunidad."

Esas "habilidades sociales" o “soft skills” le dieron una ventaja en Facebook.

"Fue una tremenda ventaja haber trabajado en equipos en el programa 4-H," advirtió.

Me dio la confianza para acercarme a una nueva disciplina y la confianza para asumir metas más ambiciosas orientadas a la comunidad.


4-H era, para Bosworth, un asunto de familia. Su madre Vicky y sus dos hermanas también fueron miembros de 4-H. Y Vicky todavía se mantiene activa en la organización de California.

Bosworth también se mantiene vinculado. "Voy a la feria rural de Santa Clara cada año", cuenta. "Los niños de 4-H crían animales y los llevan a la feria. Compro un cerdo cada año. Compré una vaca y la dividí con mis compañeros de trabajo".

Espera involucrarse más cuando su hijo de 16 meses crezca un poco. "En este momento trabaja en aprender a caminar. Todavía no entra en las CTIM", bromeó.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×