5 consejos para negociar un sueldo más alto

Los jóvenes que se aventuran a la búsqueda de un empleo tienden a aceptar la primera oferta que se les pone enfrente debido a la complicada situación laboral, pero hay posibilidad de mejorarla.
Hay un tiempo y un lugar para los sentimientos y la mesa de negociación no es uno de ellos.
Programa una reunión  Hay un tiempo y un lugar para los sentimientos y la mesa de negociación no es uno de ellos.  (Foto: Shutterstock)
ESTADOS UNIDOS (CNNMoney) -

¡Conseguiste el trabajo! Pero el sueldo apesta. ¿Te suena familiar?

Negociar tu sueldo puede ser un reto, pero es especialmente importante para los profesionales jóvenes. Sus primeros 10 años en la fuerza laboral probablemente determinarán sus ganancias para toda su vida, según un informe del Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Dado lo anterior, aquí van unos consejos para negociar un salario justo a un potencial empleador:

Lee: Estas son las consecuencias de no tomarte vacaciones

1. Deja de preocuparte

Hablar de dinero con un futuro jefe puede ser estresante, muestra de ello es que casi la mitad de los estadounidenses no negocian sus salarios, esto de acuerdo con una encuesta realizada por Career Builder.

"Muchas personas están contentas de tener una oferta laboral en un mercado incierto y prefieren no ‘agitar las aguas’", explica Angela Smith, fundadora de la firma de carreras Loft Consulting.

Sin embargo, poner la conversación en perspectiva puede ayudar.

"Nunca he oído hablar de un reclutador que se haya retractado de una oferta porque algún candidato quisiera negociar su salario", dice Smith.

Muchos empleadores ofrecen un poco menos de lo que pueden pagar porque esperan que los candidatos negocien, agrega Maggie Mistal.

Recomendamos: Google quiere ayudarte a encontrar empleo

2. Programa una reunión

Los expertos suelen recomendar discutir el sueldo luego de haber recibido una oferta por escrito.

"Después de que te ofrecen el trabajo, no están pensando en nadie más que en ti", explica el coach de carrera Robert Hellmann, de Robert Hellmann Career Consulting. "De repente tú llevas toda la ventaja", indica.

Hellmann sugiere revisar la oferta con el posible jefe unos días después de recibirla. De esta manera, existe la posibilidad de diseñar un plan de juego.

3. Investiga

Hay un tiempo y un lugar para los sentimientos y la mesa de negociación no es uno de ellos.

“Antes de reunirte con tu posible empleador investiga de qué va la vacante y determina su valor con base en hechos”, recomienda Hellmann.

Lee: 6 características que la generación Z busca en un trabajo

Investigar en distintas bolsas de trabajo cuál es el salario promedio para la posición a la que aspiras basándote en el tipo de industria y localización geográfica. Del mismo modo, tu nivel de estudios y experiencia determinan el sueldo y posición deseados.

La empresaria Molly Hayward una vez le preguntó a un potencial empleador por un 50% más de lo que le ofrecían… y lo consiguió.

"No hay una respuesta en blanco y negro cuando se trata de cuánto más se debe pedir”, dice Hayward, quien ahora es fundadora y CEO de la compañía de tampones orgánicos Cora. Sin embargo, Hayward dice que los jóvenes profesionales sólo deben pedir lo que es razonable.

“Una vez que conozcas tu valor de mercado, puedes decidir si el salario que te han ofrecido es justo. Asegúrate de examinar toda la oferta, incluyendo cualquier bonificación y beneficios”, dice Hellmann.

Si no estás seguro de que el paquete de beneficios que ofrecen es justo, la coach de carrera, Maggie Mistal, recomienda hablar con algunos empleados de la empresa para obtener detalles sobre las prestaciones comunes.

Lee: Qué piden los mexicanos antes de dar el ‘sí’ a una empresa

4. Sé un jugador en equipo

Cuando plantees un salario más alto, recuerda ser sensible y agradecer al empleador por ofrecerle el puesto.

"No querrás dar la impresión de que tienes derecho a él", explica Mistal. También puedes plantear la conversación como si se tratara de un trabajo en equipo.

“Trata de hacerlo sobre lo que quieren como equipo, no sobre lo que tú quieres”, dice Hellman. Pregunta: "¿Qué podemos hacer para reducir esta brecha?"

Si un reclutador pregunta cuánto ganabas en tu trabajo anterior, tal vez no sea obligatorio responder.

Nueva York, Massachusetts y Filadelfia han aprobado leyes que prohíben que los empleadores pregunten por el historial salarial de un solicitante. Más de 20 estados están considerando una legislación similar.

Estas leyes están diseñadas para ayudar a combatir la brecha salarial de género, dando a los solicitantes la oportunidad de reajustar sus salarios en un nuevo trabajo.

Los expertos también recomiendan negociar los términos, además del salario, tales como la compra de acciones de la compañía si es el caso o la capacidad de trabajar desde casa.

Recomendamos: Cómo reclutar al mejor personal

"De esta manera, si no consigues una cosa, hay otras posibilidades que puedes aprovechar para mejorar la oferta", explica Smith.

5. Prepárate para retroceder

Hiciste una negociación basada en hechos, pero la perspectiva del posible empleador no se mueve ¿Ahora qué?

"Si te ofrecen una cantidad muy debajo por los estándares de la industria, considera si estás dispuesto a tomar un recorte en el sueldo que esperabas a cambio de experiencia laboral”, dice Smith.

“Posteriormente podrías pedir una revisión del salario en seis meses”, dice Mistal.

Si bien decides no tomar la oferta, ten cuidado de no cerrar las puertas con ese empleador, es posible que posteriormente te pueda ayudar en el camino”, dice Hellmann.

Los ocho hábitos que todo buen ‘godínez’ debe evitar en la oficina
Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×