5 maneras inteligentes de invertir 1,000 dólares ahora mismo

Invertir el dinero en un fondo, ahorrar para la universidad o prepararte para tener un hijo son algunas de las opciones en las que puedes ocupar ese guardadito.
Inversión  Ahorrar el dinero no es suficiente. Utilizarlo para cosas que en un futuro te darán ingresos o solventarán gastos, es lo ideal.  (Foto: iStock)
MAURIE BACKMAN para The Motley Fool
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Ya sea un bono laboral, una herencia o un regalo inesperado 1,000 dólares pueden resultar muy útiles para ayudarte a alcanzar algunos objetivos financieros. Antes de gastarte el dinero en unas vacaciones o en un divertido pero innecesario gadget, considera las siguientes maneras inteligentes en las que podrías utilizar ese dinero para mejorar tu perspectiva financiera.

1. Crea o aumenta tu fondo de emergencia


Se nos dice que deberíamos tener suficiente dinero ahorrado para cubrir de tres a seis meses de gastos, pero muchos de nosotros ni siquiera nos acercamos a lo mínimo de ese consejo.

Un estudio de la Junta de la Reserva Federal revela que casi la mitad de los estadounidenses no tienen dinero a mano para cubrir una emergencia de 400 dólares. Tendrían que vender algo o pedir prestado para contar con ese dinero en efectivo al momento.

Si tu colchón de emergencia es muy pequeño o ni siquiera tienes uno, lo mejor que puedes hacer con ese dinero es guardarlo en una cuenta bancaria. De lo contrario, cuando tengas un gasto inesperado te arriesgas a incurrir en deuda, reducir tu puntaje de crédito y desperdiciar dinero en intereses.

Ejemplo: Pedir un préstamo de 1,000 dólares a un interés del 18% terminará costándote 1,200 dólares si tardas dos años en pagarlo, y eso contando con que puedas conseguir un préstamo inmediato para la emergencia. Es mejor tener el dinero a mano para que esté allí cuando lo necesites.

2. Prepárate para un nuevo bebé


Según un informe de USDA, la familia clasemediera promedio de EU puede esperar desembolsar unos 12,000 dólares en gastos relacionados con el niño durante el primer año de vida del nuevo bebé. Si esperas un nuevo retoño, 1,000 dls pueden ayudar a cubrir algunos de esos costos.

Además, si uno de ustedes está planeando dejar su trabajo una vez que nazca el bebé o tomar unos meses de licencia sin goce de sueldo, verán una caída en los ingresos en un momento en que sus gastos sólo suben. Esos 1,000 dls podría aliviar la carga financiera que se les venga cuando el bebé llegue.

3. Ahorra para la jubilación


Nunca es demasiado pronto para empezar a pensar en la jubilación, y cuanto antes lo hagas, más tiempo tendrá tu dinero para crecer. O, por decirlo de otra manera, si esperas demasiado para comenzar a ahorrar para el retiro, corres el riesgo de no tener seguridad financiera cuando seas mayor.

Se estima que un tercio de los estadounidenses no tienen ahorros para la jubilación, muchos de ellos tienen 55 años o más.

Si pusieras esos 1,000 dls en una cuenta para el retiro y la inviertes en acciones que generan una rentabilidad media anual del 8%, después de 40 años puedes aumentarla hasta casi 22,000 dls. Incluso si la jubilación está a pocos años de distancia, cualquier aportación que hagas de última hora será muy útil una vez que ya no estés trabajando.

4. Inicia un fondo para la universidad


Todos sabemos que la universidad es cara, pero para que lo tengas claro aquí van estas cifras del costo de la matrícula para el año escolar 2015-2016:

  • 9,410 dls en una universidad pública local de cuatro años
  • 23,893 dls en una universidad pública de otro estado de cuatro años
  • 32,405 dls en una universidad privada sin fines de lucro de cuatro años


Y recuerda, estas cifras sólo contemplan la matrícula; el alojamiento probablemente te cueste otros 10,000 más por año. Aunque te parezca que 1,000 dls no sirven de mucho para cubrir el costo de un título universitario, todo granito ayuda. Además, ese dinero puede crecer más de lo que crees si tu hijo todavía no está en edad universitaria.

Si inviertes 1,000 dls y obtienes un rendimiento medio anual del 6% (un retorno razonable para un plan 529 de ahorro educativo), puedes duplicarlo en el transcurso de 12 años, lo que, como mínimo, comprará al futuro estudiante muchos libros.

5. Comparte

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.


Si tu posición financiera es decente y ya estás ahorrando para emergencias, la jubilación, la universidad, y cosas por el estilo, puedes considerar donar ese dinero a tu organización benéfica favorita. No sólo ayudarás a otros, también podrás deducir esa cantidad en tus impuestos siempre que sea una institución donataria autorizada, te entreguen un recibo, y lo deduzcas en la declaración anual.

Aunque te sientas tentado a gastar ese dinero en algo divertido, es mucho mejor usarlo responsablemente. Abstenerse de una gratificación momentánea vale la tranquilidad mental que da hacer lo correcto para tus finanzas.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×